Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un policía logra una reducción del 99% sin merma de sueldo para cuidar de su bebé con cáncer

La Dirección General de Policía le había ofrecido media jornada pero el agente recurrió al TSJM

reduccion de jornada
Sede del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

"Oye, que el 7 ya no tienes que ir a trabajar", le comunicó en una explosión de alegría su abogado, Marco Antonio Navarro, nada más descolgar el teléfono. "¿Me lo dices en serio?, ¿es verdad?", contestó incrédulo el trabajador, según relata el letrado. Padre de un bebé de cuatro meses con un cáncer no muy común y grave, a este agente de la Policía Nacional destinado en Madrid que prefiere no dar su nombre ni apenas datos personales se le acababan las vacaciones. Se tenía que reincorporar a su puesto el día después de Reyes, con el niño en quimioterapia y otra hija de tres años ja su mujer, que trabaja en la oficina del Defensor del Pueblo.

Navarro, abogado del sindicato Justicia Policial (Jupol), ha logrado que al agente se le reconozca vía judicial una reducción de la jornada laboral casi completa pero, a diferencia de las reducciones de jornada habituales para el cuidado de hijos, en las que el salario merma en función de las horas que no se trabaja al mes, el agente cobrará "el 100% de su sueldo". Desde 2010, la Seguridad Social paga un salario equivalente a una baja laboral temporal para poder atender a un menor con cáncer o con alguna enfermedad grave que requiera largos ingresos hospitalarios. Está previsto para parejas en las que trabajen ambos y el subsidio, que solo percibe uno de ellos, es proporcional a la reducción de la jornada de trabajo, pero siempre que ese tiempo sea al menos la mitad del horario

Se trata del segundo caso de similares características que Jupol lleva a los tribunales y gana, tras el de otro agente de Zaragoza, según detalla el portavoz de este sindicato, mayoritario en la policía. Ambos procesos los ha llevado el mismo letrado, que destaca que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón tardó "un mes en resolver" el precedente y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha podido resolverlo ahora en "apenas un día". "Es una cuestión de humanidad más que de ley", subraya el abogado. 

En octubre del año pasado, el alto tribunal de Aragón ya consideró "plenamente justificada" la petición planteada por el primer agente de que se le concediese el 99% de la reducción para poder cuidar de su hijo de dos años con una leucemia, y de otro pequeño de cuatro. Este agente, natural de Galicia, había pedido el trasladado a Zaragoza para que a su hijo lo atendieran en el hospital Miguel Servet, de referencia en tratamientos oncológicos infantiles.

En el caso de Madrid, la Dirección General de Policía había ofrecido al agente reducir su horario de trabajo a la mitad pero el policía lo consideró "claramente insuficiente" debido a la "complicada situación" que atraviesa su familia, por lo que habló con los servicios jurídicos de Jupol.

La única vía era el recurso a la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM, el tribunal competente en este caso. Como medida cautelarísima, Navarro pidió que su jornada se redujera al 99% mientras se resuelve el litigio. "Presenté el recurso el día 2 y se lo concedieron el día 3", cuenta el abogado, que precisa que el TSJM tuvo en cuenta la situación de "especial urgencia del agente y dictó el auto inaudita parte", es decir, sin necesidad de oír siquiera a la administración demandada. 

El bebé nació el pasado 6 de septiembre en el hospital Gregorio Marañón y a los tres días de vida se le diagnosticó un "neuroblastoma de origen suprarrenal derecho, estadio M". Traducido: un tumor maligno cuyo origen está en el tejido nervioso. El sitio más frecuente de aparición es en las cápsulas suprarrenales, como en este caso. Estadio M significa que hay metástasis, que está extendido. No es un cáncer muy común y su curación depende del estadio. Si está muy diseminado, tiene mal pronóstico. Con un mes, le operaron en el mismo hospital para eliminar el tejido cancerígeno y lo derivaron a quimioterapia para recibir un mínimo de tres meses de tratamiento, pero es posible que tenga que tenga prolongarse más.

"Una situación que precisa de la atención y cuidado 24 horas al día por parte de sus padres", argumentó en su recurso Jupol, que también hacía hincapié en que la familia sufre una "merma del estado psicológico", es decir, que "no han podido vivir tranquilos" desde que se le detectó el cáncer al recién nacido. Y ahora, ¿cómo están? Aliviados al saber que el padre no tendrá que dejar al niño para irse a trabajar. La madre, de momento, sigue en casa porque está de permiso por lactancia. "Lo que hará será hablar con sus jefes para acumular el 1% de jornada en un día, seis horas o lo que le corresponda", avanza el abogado.

¿Y cómo evoluciona el pequeño? Estuvo casi dos meses ingresado para la operación, que fue "bastante complicada" y ahora, la familia va y vuelve del hospital cuando le toca un ciclo de quimioterapia o si el bebé tiene fiebre o algo fuera de lo común. El niño está "parece que va respondiendo al tratamiento y habrá que esperar a febrero a que le vuelvan a hacer pruebas", responde la madre, para agradecer toda la atención que ha recibido su hijo por parte de los onólogos, cirujanos y anestesistas pediátricos del Gregorio Marañón, ya que gracias a ellos su hijo, poco a poco, está saliendo de esta.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información