Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aromas nocturnos, agua en calma y fuego

El Trío Alborada cierra el año de la Sociedad Filarmónica de A Coruña con obras de Turina, Takemitsu y Robert Schumann

La Sociedad Filarmónica de A Coruña ha celebrado en el Teatro Rosalía Castro su último concierto de 2019, que ha sido interpretado por el Trío Alborada. Este conjunto está formado por Macarena Martínez, violín, Aldo Mata, violonchelo, y Patricia Arauzo, piano. Para el concierto del martes pusieron en sus atriles tres obras originales para esa formación: el Trío nº 2, en si menor, op. 76 de Joaquín Turina (1882-1949); Between tides (Entre mareas), de Toru Takemitsu (1939-1996) y el Trío nº 1, en re menor, op. 63 de Robert Schumann (1810-1856).

El Trío Alborada muestra en todo momento un buen entendimiento conjunto, tanto en ajuste rítmico como en dinámicas y fraseo. Esto es, sin duda, fruto de largas horas de trabajo conjunto insertadas entre las múltiples actividades didácticas y concertísticas que desarrollan sus miembros a lo largo de varios continentes. Sus interpretaciones tienen una gran solidez conceptual y estilística, lo que les permitió hacer un viaje sonoro desde el insinuado ambiente de una noche andaluza de Turina hasta el calor de un apasionado Schumann de 24 años. Y entre ambos, una escala en la serenísima sensación de tiempo felizmente detenido del gran Toru Takemitsu.

El Trío Alborada hizo lucir un Turina lleno de sabor en sus diálogos entre piano y cuerdas del primer movimiento. En el segundo destacó el diálogo entre cuerdas del Scherzo y el perfume de nocturno meridional del Lento dolcissimo. El Andante mosso-Allegro vivo final tuvo una hermosa y creciente tensión expresiva apoyada en el precioso fondo, como de pintura, de la amplísima gama de colores del piano de Arauzo.

En Between tides, sobre la armonía y color característicos del japonés, hicieron destacar su magistral capacidad de expresar la quietud y los diferentes ambientes sonoros con los que el autor es capaz de trasladarnos sus sensaciones frente al agua. Las doce horas que median entre dos bajamares son felizmente expresadas por Takemitsu en apenas quince minutos de música.

En ellos, los componentes del Trío Alborada lograron plasmar una acuarela sonora que reflejó la más serena quietud de un mar alejado hasta las olas rompientes de una pleamar cercana pero tranquila. Todo ello, antes de una vuelta a la lejanía de unos brillos como filtrados por esa niebla de en nuestras costas atlánticas en días de mar serena; lo que no deja de ser un deseable recuerdo en tiempos de borrascas encadenadas.

La versatilidad del grupo terminó de manifestarse en la segunda parte, con un Schumann pleno de sentimiento que hicieron aflorar desde la fuerza del Mit energie und Leidenschaft y toda la gracia scherzante del lebhaft, doch nicht su rasch. Los serenos diálogos del piano con cada instrumento de cuerda en el Langsam, mit inniger Empfindung fueron como un cuidado reposo antes del encendido Mit feuer con el que terminaron de caldear el ánimo de los filarmónicos coruñeses. Los aplausos de estos fueron premiados con una hermosa versión para trío del Estudio sinfónico op. 13 núm. 2 del propio Robert Schumann.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >