Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ninguno de los coches de los altos cargos de la Comunidad tiene etiqueta cero

Solo 20 coches de la flota oficial cuentan con la etiqueta ECO

Ignacio Aguado e Isabel Díaz Ayuso, en la Asamblea de Madrid.
Ignacio Aguado e Isabel Díaz Ayuso, en la Asamblea de Madrid. EFE

El coche que tiene asignado Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid es un Range Rover que entró a formar parte de la flota regional en 2018 con etiqueta C. Mientras el Gobierno regional amplía las ayudas a compras de vehículos no contaminantes, los que utilizan los consejeros y el resto de altos cargos gubernamentales se quedan atrás, según información obtenida por EL PAÍS a través del portal de Transparencia. De entre esos 54 vehículos, 28 tienen la etiqueta B (vehículos de gasolina desde el 2000 y diésel de 2006 a 2014); 20 tienen la Eco (híbridos no enchufables.); seis tienen la C (turismos y furgonetas de gasolina matriculadas a partir de 2006 y diésel a partir de 2014) y ninguno la Cero (coches eléctricos e híbridos enchufables).

"Pondremos en marcha un ambicioso Plan de incentivos para adquirir vehículos bajos en emisiones, tanto para los profesionales, fundamentalmente el sector del Taxi y las furgonetas de transporte, como para los particulares, favoreciendo la adquisición de vehículos menos contaminantes (gas, híbridos, eléctricos y eco) y la instalación de puntos de recarga, para potenciar la movilidad sostenible de los madrileños", dice el punto 108 del acuerdo de Gobierno que une al PP y a Cs. El 95, por su parte, apuesta por "la renovación del parque de vehículos y el desarrollo de la movilidad eléctrica".

Tras invertir casi 300.000 euros en construir la flota de vehículos con acuerdos de renting, los datos del Gobierno reflejan que los coches oficiales que emplean los consejeros y el resto de altos cargos están en disposición de incorporarse a esa renovación. Así, la mayoría son de 2014 y son de los más contaminantes: son el 64% (35 de 54) y la mayoría tiene etiqueta B (28 de 35).

Entre los más nuevos predomina abrumadoramente los que tienen etiqueta ECO: trece de los quince comprados en 2018 lograron ese distintivo, como los tres adquiridos en 2019.

"Podemos estar en una cuarta revolución de la movilidad", argumentó a principios de noviembre el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado. "En los años 20, en los años 30, lo que quería el ciudadano era llegar. Y punto. Llegar seguro: en tren, en barco...", siguió. "En los 70 ya aspiraba a llegar rápido, le daba igual si contaminaba mucho o poco", opinó. "En los 2000, la movilidad sufrió una transformación, la gente no solo quería llegar, seguro, y rápido, si no además barato", apuntó. Y remató: "Desde hace unos años vivimos una cuarta etapa: queremos llegar rápido, barato y sin contaminar, de forma sostenible. Sobre esos pilares hay que construir el nuevo modelo".

Muchos de los expertos que acudan a la Cumbre del Clima seguramente coincidan con ese diagnóstico. También, con el de que la flota oficial de vehículos de la Comunidad puede tener coches menos contaminantes.

Más de 1.000 kilómetros “por seguridad”

El pasado septiembre, Isabel Díaz Ayuso acudió a Barcelona para ofrecer a los empresarios catalanes la creación de una plataforma que permita buscar oportunidades de negocio a las dos regiones de forma conjunta. Para desplazare, la presidenta de la Comunidad de Madrid gastó 317 euros, según los datos que publica el Ejecutivo en su portal de transparencia.

Aunque no fue en su coche oficial, este sí se desplazó hasta la capital catalana, cubriendo alrededor de 1.200 kilómetros entre las dos capitales. ¿Por qué se desplazó? "Por seguridad", respondieron desde el gobierno regional.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información