Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Govern blinda la Costa Brava y frena 15.000 nuevas viviendas

La Generalitat ha desclasificado 91 sectores que comprendían 981 hectáreas en las que se ha eliminado la posibilidad de construir 12.840 viviendas

Obras de construcción en los jardines de Sa Riera de Begur.
Obras de construcción en los jardines de Sa Riera de Begur.

La Comisión Territorial de Urbanismo aprobó ayer el Plan Director Urbanístico (PDU) de suelos no urbanizables del litoral de Girona. El Plan de Protección de la Costa Brava impedirá la construcción de 15.037 viviendas en espacios de interés natural y paisajístico de las 30.843 potenciales, o sea, que podrían haberse llegado a erigir. Entre las que desaparecen figuran las del polémico sector de Aiguafreda, en Begur: de las 374 casas previstas se quedan en 56, construidas además hace años.

El PDU ha analizado el litoral de Girona donde se podría construir y en concreto ha evaluado 202 suelos de 17 de los 22 municipios de la Costa Brava. No figuran Palamós, Platja d'Aro, Calonge i Sant Antoni, Palafrugell y Castello d'Empúries por tener actualizado su plan urbanístico. El resultado ha sido la desclasificación de 91 sectores que comprendían 981 hectáreas en el que se ha eliminado la posibilidad de construir 12.840 viviendas. Además, se han modificado 50 sectores y se evitará así construir 2.197 casas. En total, son 15.037 las residencias vetadas que liberan de cemento 1.168 hectáreas.

Agustí Serra, Secretario de Hábitat Urbano y Territorio, asegura que han sido “jurídicamente muy cuidadosos” para desclasificar casi un 50% del potencial en sectores y a priori creen que “no será necesario indemnizar en ninguno de los supuestos de la desclasificación”. Serra destaca que es un plan ambicioso hasta el punto de que ni en Cataluña ni en el resto de España ha habido antes una acción de estas proporciones. “Seguramente hemos llegado tarde por un proceso masivo de construcción durante décadas”, dice Serra para explicar que persiguen un nuevo “modelo urbano de Cataluña”. Algunos de los pueblos más afectados por este cambio en el que se ha pasado de “grandes crecimientos de expansión urbana a la propuesta de construir en la periferia de los núcleos urbanos” son Roses, Pals, Begur o Tossa.

El Plan de Protección de la Costa Brava contempla una nueva norma de Integración Paisajística que fija unas directrices más estrictas que deberán cumplirse en los 22 municipios a la hora de construir viviendas aisladas y con pendiente, tanto a primera línea de mar como en el interior. Por ejemplo deberá preservarse la vegetación, los materiales de construcción deberán tener en cuenta el cromatismo del entorno y adaptarse al relieve natural del terreno evitando modificaciones topográficas profundas, como muros y terraplenes de impacto visual.

Una vez aprobado el PDU, la moratoria queda prolongada un año para todos los terrenos donde se propone la desclasificación o alguna modificación. En el resto se levanta. Serra sostiene que este Plan también permitirá dejar de emitir a la atmosfera 619.468 toneladas de CO2, un 61% menos respecto a las previsiones del planeamiento vigente hasta ayer. El PDU saldrá publicado en el Diari Oficial de la Generalitat y estará 45 días en información pública para que se presenten alegaciones y un mes más para que los ayuntamientos hagan las consideraciones oportunas. Tras ese proceso, el consejero de Territori firmará la aprobación definitiva.

Roses, Pals y Begur, entre los afectados

Esta es la relación de las localidades más afectadas por la aprobación del PDU.

Roses Se pasa de 6.624 casas que se podían construir a 948. 

Pals Sólo se permiten 632 de las 2.169 viviendas previstos.

Begur Las 1.207 casas se reducen a 521. Además de desclasificar el sector de Aiguafreda, se modifica el sector Bosc Major, donde se proyectaban 51 chalets en 6,3 hectáreas y se pemiten ahora 10 en 1,2. En cambio, las polémicas urbanizaciones de Sa Riera se mantienen.

Tossa La urbanización de Cala Morisca, criticada por los ecologistas, pasa de 122 a 24 casas.

Cadaqués Se permiten solo 792 de 952 casas. El plan propone para la urbanización de Sa Guarda, con 105 viviendas y un hotel previstos, que no sea visibles desde la costa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >