Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Govern reduce las bonificaciones para coches ecológicos en los peajes

Un nuevo decreto de la Generalitat excluye de los descuentos a los vehículos híbridos más antiguos y los peajes dejarán de ser gratis para los eléctricos

Peatge de l'autopista C-32 a Vilassar de Mar.
Peatge de l'autopista C-32 a Vilassar de Mar.

En un momento en que los expertos y las administraciones apuestan por la fiscalidad verde —dar más beneficios al que menos contamina—, la Generalitat ha decidido reducir las bonificaciones para coches híbridos y eléctricos en los peajes. En el nuevo decreto, publicado el jueves en el Diario Oficial de la Generalitat, el Govern excluye de los descuentos a los híbridos más antiguos y los peajes dejarán de ser gratis para los eléctricos. El Departamento de Territorio justifica que es necesario actualizar las tarifas y “definir unos criterios más estrictos” en virtud de la política de “quien usa, paga”.

El nuevo decreto introduce cambios que se aplicarán a partir del próximo 1 de enero. Una de las principales novedades es que solo podrán disfrutar de los descuentos los híbridos (enchufables o no) que cumplan la normativa Euro 6 o superior; esto es, los coches posteriores a septiembre de 2014. Además, según la nueva norma, los vehículos eléctricos y los de hidrógeno ya no contarán con un 100% de descuento, sino con un 75%. Del mismo modo, los coches de gasolina o bioetanol con la Euro 6 dejan de estar bonificados.

El Departamento de Territorio sostiene que ha excluido de las bonificaciones a los híbridos más antiguos porque “contaminan más que los actuales”. Sobre los eléctricos, apunta que “el mercado ha crecido y ya no necesita tanta ayuda porque ya está más consolidado”. Además, el Govern defiende no solo el pago en función de cuánto contamina el vehículo, sino también el abono de una contraprestación por el simple uso de la infraestructura. “En este sentido, con independencia de las emisiones, todo vehículo contribuye al desgaste de la infraestructura y otras externalidades, como la seguridad viaria o la congestión”, asegura el texto de la norma.

Hasta ahora, existía la posibilidad de acumular bonificaciones según la recurrencia o frecuencia de uso (un 30%), la alta ocupación (un 40% a partir de tres pasajeros) y las emisiones del vehículo (30%). Si se cumplían todos los requisitos, el peaje podía llegar a salir gratis. Con la nueva normativa, solo se podrá acumular una bonificación global de hasta el 75%.

La Generalitat ha impuesto, además, dos nuevas barreras a los coches ecológicos para acceder a estas reducciones. La primera es que los vehículos que se den de alta en el portal EcoviaT —trámite imprescindible para acceder al descuento— a partir del próximo 1 de enero, deberán acreditar que se ha desguazado previamente un coche de más de 10 años y tener la ITV al día. Territorio defiende que, de esta forma, se aseguran que los coches más contaminantes se van retirando de la circulación, “en lugar de ser vendidos en el mercado de segunda mano”.

La segunda barrera impuesta por el Govern para poder disponer de descuentos es que el vehículo no tenga un precio superior a 40.000 euros (IVA no incluido). Territorio asegura que quiere introducir, así, un elemento de “equidad y justicia social”, ya que quedarán excluidos los modelos de alta gama. Así, por ejemplo, el Tesla Modelo 3, el eléctrico más vendido en lo que va de 2019, que ronda los 50.000 euros, quedaría excluido, mientras que su competidor directo, el Nissan Leaf (unos 30.000 euros) sí podría acceder a las bonificaciones. También quedarían dentro los SUV híbridos más vendidos, según datos de la Asociación española de fabricantes de vehículos y camiones (Anfac), como el Mitsubishi Outlander (35.000 euros) o el Toyota C-HR (26.000).

Según explica la Generalitat en la nueva normativa, el sistema de bonificaciones tiene un triple objetivo: fomentar la renovación del parque de vehículos (muy envejecido y marcado por los diésel, especialmente contaminantes), compensar parcialmente el coste adicional que supone la compra de coches con bajas o nulas emisiones y “estimular la industria del automóvil” para que desarrolle vehículos más ecológicos.

Más beneficiarios

Los descuentos son aplicables a las autopistas de la Generalitat (C16, C32 y C33) en días laborables entre semana, a partir de 2020 y durante dos años. Para beneficiarse de ellos, además de inscribirse en el portal EcoviaT, es necesario contar con un sistema como el Teletac. Territorio calcula que, con la nueva normativa, el número de beneficiarios crecerá un 24% en dos años, pasando de los 23.000 actuales a 28.500, pero no cifra los vehículos de gasolina e híbridos que quedarán fuera de los descuentos.

Los cambios no convencen a la Anfac, que recuerda que los coches híbridos y eléctricos cuentan con las etiquetas Eco y Zero de la Dirección General de Tráfico, así que todos deberían ser tratados igual. “Un ciudadano con un vehículo con etiqueta Eco no entiende por qué no se beneficia de la bonificación y otro con la misma etiqueta sí. Hacer discriminaciones en estas etiquetas genera incertidumbre y todo lo que genera incertidumbre paraliza el mercado. Debería haber un marco legal homogéneo en todo el territorio”, reclama la entidad.

Los nuevos descuentos

Vehículos eléctricos y de hidrógeno: 75%
Vehículos híbridos (enchufables o no) y de gas natural con Euro 6 o superior: 30%
Descuento por recurrencia (más de 16 viajes al mes, para todo tipo de vehículos): 30%
Descuento VAO (a partir de tres ocupantes, todos los vehículos): 40%
Los tres últimos (híbridos, recurrencia y VAO) pueden sumar hasta un máximo del 75% de descuento.
Nuevos requisitos para los coches ecológicos: haber desguazado un coche de más de 10 años y que el precio del nuevo vehículo no supere los 40.000 euros.
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información