Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Super3 busca estrategias para paliar la falta de presupuesto

La audiencia del canal catalán se ha hundido en los últimos años hasta representar el 0,8%, por debajo de Clan, Boing y Disney

El canal infantil de TV3, Super3, es el menos visto en Cataluña. El descenso de las audiencias infantiles es generalizado y responde a la irrupción de potentes plataformas: Clan, el canal infantil de TVE, sigue líder en Cataluña, pero Boing, Disney Channel y, sobre todo, Super3, han bajado considerablemente. Los recortes presupuestarios de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), que se empezaron a aplicar en 2010, son la principal causa de la caída de la audiencia en el canal catalán. Las estrategias para paliar esta situación pasan por potenciar programas propios que creen comunidad.

La Fiesta de los Súpers, que organiza el Club Super3, en una imagen de archivo.
La Fiesta de los Súpers, que organiza el Club Super3, en una imagen de archivo.

Hay una generación entera de catalanes que no se creen que Doraemon hable castellano. Otros se llevaron un shock cuando vieron que sus hijos veían por la tele Bola de Dragón, así, Dragón, y no Drac. En los años 90 cerca del 90% de los niños veían la tele sobre todo en catalán, pero la irrupción de plataformas y canales digitales alteró el panorama. En 2013, el canal Super3 aún era el segundo más visto de la programación infantil en Cataluña, con un 1,7% de cuota de pantalla (share), poco por debajo de Clan, el canal temático de TVE, que se situaba en un 1,9%. En la actualidad, Clan sigue líder indiscutible de la programación infantil en Cataluña con un 1,8% de audiencia; Boing y Disney Channel han emergido y están empatados con un 1%, por encima del Super3, que se ha hundido con un 0,8%, después de haber llegado a un 0,6%.

“La situación de nuestra televisión convencional es preocupante, no nos engañemos”, reconoce el director del canal Super3, Dani López, que comenta que la gran caída se ha producido a partir de agosto de 2019. “En el primer semestre nos hemos defendido, pero en el segundo semestre ya está siendo más complicado”. A la bajada de la financiación de los últimos años hay que sumar un recorte del 6% dictado el pasado mes de agosto. En octubre, cuando se alertó en el Parlament de la situación que vivía la CCMA, el Govern dijo que aportaría 10,8 de los 16,2 millones de euros solicitados.

Clan mantiene su liderazgo mensual en España desde septiembre de 2014. Su director, Manuel Farelo, considera que sus competidores son dos grandes corporaciones internacionales, Disney y Turner (Boing), por eso opina que el tema presupuestario no es clave: “Clan tiene un presupuesto bajo comparado con el de los canales del entorno, pero nuestro liderazgo nos permite acuerdos en exclusiva”.

El caso del canal catalán es diferente. “Es evidente que el tema presupuestario explica parte del descenso que ha sufrido el Super3”, dice Reinald Besalú, profesor de la Universidad Pompeu Fabra y analista de audiencias. “En unos momentos de fuertes restricciones, la CCMA decidió destinar los pocos recursos que tenía a apuntalar el canal principal, y los otros quedaron más desatendidos. Lo que ha pasado con el Super3 es similar a lo ocurrido con el 33 o Esports3: no había dinero suficiente para invertir en la compra de programas”.

Pero también hay una parte vinculada al cambio de los usos sociales. La presencia de plataformas digitales, como Netflix o HBO, que también tienen importantes apuestas infantiles, ha alterado el panorama audiovisual. En marzo de 2020 está prevista la llegada de Disney+, con un paquete de ofertas “brutal”, según Dani López, en referencia al catálogo que se traerá: Star Wars, Fox, High Musical... Eva Mor, que trabajó en el Super3 y ahora es directora de proyectos de la productora Minoria Absoluta, explica el cambio reciente en la manera de ver la televisión: “Ahora los niños son más autónomos y críticos y, además, hacen su propia selección: saben qué quieren y dónde lo encontrarán”, explica. López coincide: “El niño ahora manda en cualquier soporte, los vemos en los restaurantes con el móvil, en el coche con la tableta o en su cuarto con el ordenador”.

La presidenta de la CCMA, Núria Llorach, ya apuntó por dónde iban los tiros cuando en el Parlament habló del “éxito de la producción propia”. Dani López confirma que las estrategias deben pasar por estos programas que, sin embargo, solo representan el 15% de la programación: “El restante 85% es programación externa, comprada”, admite el director del canal.

Mor habla de crear comunidad. “Programas propios o el más reciente, Manduka, no son tan caros y, a partir de ellos y a través de presentadores jóvenes, con mucho tirón en las redes sociales, el canal puede crear tendencia”. De la misma opinión es Besalú, que considera que la inyección de recursos es fundamental pero junto con una estrategia bien desarrollada en internet: “La marca Super3 es potente, todavía está en el imaginario colectivo y, por lo tanto, es un activo que sigue pesando”.

El digital se salva de la bajada

Los números en el ámbito digital son otra cosa para los programas del Super3. Desde el inicio de la temporada, se han reproducido casi cuatro millones de vídeos de programas infantiles, lo que representa un 14% de las reproducciones de vídeo de los contenidos de TV3. Una media mensual de 144.000 usuarios únicos ha visto vídeos del canal. El programa más visto en lo que llevamos de año es el InfoK, con una media mensual de 44.000 usuarios únicos. Manduka, el nuevo programa sobre gastronomía, es el segundo más visto, con 18.000 usuarios únicos. Por otro lado, Mic, la marioneta que enamora a los más pequeños, junto con El cançoner del Mic, suman en conjunto 1.153.000 reproducciones, lo que significa un 29% del total de visionados de vídeo del canal infantil catalán. En lo que se refiere a soportes, el teléfono móvil es el más utilizado para ver vídeos del Super3, prácticamente igualado con el uso del ordenador. La televisión conectada ya la utilizan el 22% de los usuarios que ven vídeos del canal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >