Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sin noticias de Naviluz

El Ayuntamiento no tiene claro cómo va a dar el servicio de visita al alumbrado navideño que el año pasado atrajo a 100.000 personas y que tiene previsto arrancar el 22 de noviembre

Encendido de las luces de Navidad en la Gran Vía de la capital.
Encendido de las luces de Navidad en la Gran Vía de la capital.

Si las luces navideñas son uno de los principales reclamos de Madrid estas fechas, el autobús que recorre el centro de la capital para apreciarlas ocupa el segundo puesto. El Ayuntamiento ha anunciado que Naviluz funcionará entre el 22 de noviembre —día que se enciende el alumbrado— y el 6 de enero, según constaba en una web oficial municipal, pero aún no ha sacado las entradas a la venta. “En breve daremos información”, apuntan desde el Área de Medioambiente y Movilidad de quien depende EMT. El año pasado, las casi 100.000 entradas puestos a la venta se agotaron en solo 48 horas.

“Normalmente, por esta época del año, la EMT ya ha hecho la puesta a punto de los autobuses y preparado el servicio de conductores, la venta de entradas…”, explica Jaime García Merinero, de la Plataforma Sindical de EMT. Esta temporada no ha sido así. García Merinero recuerda que hubo un año que no se prestó el servicio y teme que ahora pueda pasar lo mismo: “No nos han asegurado que vayamos a hacerlo nosotros”, lamenta. "Las opciones que debe valorar el Ayuntamiento son o no ponerlo en marcha o encargarle de urgencia la gestión a una empresa privada”, agrega. Es decir, externalizarlo. Pero esa externalización, también debería haber arrancado. “Vamos muy justos de tiempo”, lamentan desde el sindicato, que también avisa de la falta de previsión para los refuerzos navideños de las líneas de buses que pasan por el centro: "No están planificando; no nos han dicho nada".

El servicio, prestado por la Empresa Municipal de Transporte, atrajo el año pasado a casi 100.000 viajeros que en 48 horas agotaron los billetes disponibles para toda la Navidad. “Naviluz da muy buena imagen de EMT”, agrega el representante de los trabajadores. También ingresos: en 2018, EMT obtuvo más de 255.000 euros (255.476,36) por la venta de entradas del servicio especial. A eso hay que sumarle 30.000 euros de un patrocinador; este último contrato de patrocinio no se ha sacado este año ante la falta de definición del servicio.

"Habrá Naviluz", dicen desde el Área dirigida por Borja Carabante que confirma que se está estudiando el modo de ponerlo en marcha. La razón: la flota. Naviluz funciona con 10 ó 12 autobuses de dos plantas descapotables que son antiguos: se abastecen con diésel y carecen de etiqueta ambiental. Por este motivo, desde el año pasado había sobre la mesa un plan de renovación para cumplir con la zona de bajas emisiones Madrid Central, que sigue en activo. Iban a ser sustituidos por vehículos de gas con un precio de más o menos medio millón de euros por unidad y que podrían ser utilizados el resto del año en otras líneas.

Aunque EMT dio beneficios el último eje (cerró con más de 50 millones de beneficios), finalmente, la partida para renovar la flota de Naviluz no se ha aprobado en los presupuestos actuales. Desde EMT reconocen que estos autobuses son más contaminantes que el resto de la flota —cuya renovación casi total dejó cerrada la exalcaldesa Manuela Carmena—, pero también aducen que estos buses operan un tiempo limitado: cuatro horas diarias durante 16 días. Desde el Ayuntamiento justifican no haber renovado la flota en que el contrato "debería de haberlo dejado licitado" el anterior Gobierno municipal.

Naviluz es un servicio público que arrancó en 2006. La entrada general es de 4 euros mientras que los niños pagan la mitas; hasta 7 años es gratis. Hay otra opción privada, operada por Jiménez Dorado Viajes, pero el precio del billete más barato es de 12 euros (niños a partir de 2 años, desde 6 euros). El pasado diciembre, la empesa Jiménez Dorado Viajes denunció a la EMT al considerar que Naviluz incumplía las normas de competencia así como las de emisiones. También acusaba al Ayuntamiento de intenar meter a otra empresa a realizar el servicio. La demanda fue desestimada el pasado marzo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información