Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CULTURA

Levy apuesta por mantener el Consejo de la Cultura y reformularlo

La delegada de cultura ha defendido que apuesta por el "consenso total" para cambiar el organismo que, aunque fue presentado por el anterior equipo municipal hace siete meses, estaba paralizado

Andrea Levy
La delegada del área de Cultura, Turismo y Deporte Andrea Levy, en una foto de archivo. EFE

“Queremos que el Ayuntamiento tenga su Consejo de la Cultura”. La delegada de Cultura, Turismo y Deportes, Andrea Levy, ha anunciado su compromiso para que se consolide el Consejo de la Cultura. Este organismo se creó con la intención de establecer una colaboración “plural e independiente” entre el sector y los políticos. Pero cuando lo presentó el Gobierno de Carmena recibió las críticas de PP, Cs y Vox. El partido de extrema derecha abogaba -y lo sigue haciendo- por la eliminación del organismo.

“Su Consejo nacía muerto”, ha dicho Levy en la comisión de cultura celebrada este martes. También ha descrito como “insustanciales” las reuniones mantenidas por las mesas sectoriales del organismo. En contra de lo que sospechaba la oposición, la delegada ha anunciado que mantendrá el organismo y que lo reformulará buscando el “consenso total”. “El sector nos ha pedido unanimidad. Porque si no es así, las soluciones serían incompletas. Ahora tienen una buena oportunidad”, ha agregado la política del PP. “El Consejo se creó a través de un proceso abierto, transparente y participado”, han respondido Pilar Perea del grupo municipal Más Madrid. “Se implicaron decenas de asociaciones; entre otras, Noche en Vivo, Mujeres de la música, Plataforma en Defensa de la Cultura”, ha agregado Perea.

“Hemos hecho un esfuerzo titánico para poner de acuerdo a mucha gente: las mesas sectoriales son diversas y aseguran la representatividad”, valora Javier Campillo, presidente de la Plataforma en Defensa de la Cultura. “Vamos a reunirnos [con Levy] para intentar aprovechar lo que ya tenemos y transformarlo. Queremos un consejo independiente y con capacidad ejecutiva. Y pensamos que podemos cambiarlo desde el interior. Si lo disuelven para crear uno nuevo, se retrasaría y se tiraría por tierra todo el trabajo ya realizado”, ha continuado Campillo. Aunque a algunos representantes del mundo de la cultura no ha gustado el “tono despectivo de Levy con respecto a las asociaciones que han formado parte del proceso, valoran que el PP quiera mantener el organismo.

Desde Cultura han planteado que la Ejecutiva del Consejo esté formada por 25 puestos: una decena de representantes del ramo (siete elegidos por el Pleno y tres directamente por el Área que dirige Levy); cinco de las Juntas de Distrito; dos del sector empresarial del ramo y otros dos de los sindicatos mayoritarios en el mundo cultural; uno por cada grupo político municipal; otro del Ministerio de Cultura y uno más de la Comunidad. Aunque los representantes culturales que acudieron a la comisión consideran que esa composición es “un poco a dedo”, han celebrado que se mantenga el organismo. “Los partidos tienen que ponerse de acuerdo”, dicen desde Plataforma en Defensa de la Cultura: “Ahora se están tirando los trastos unos a otros porque todos quieren rentabilizar el Consejo, pero es un organismo muy necesario y presente en multitud de ciudades que son una referencia cultural”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información