El Meeting Point cierra una edición con “numerosas reservas”

Pere Navarro confía en que el salón inmobiliario lidere la innovación del sector

Visitantes recorren el salón inmobiliario Meeting Point.
Visitantes recorren el salón inmobiliario Meeting Point. Susana Sáez / Efe

“Los expositores del Barcelona Meeting Point nos han manifestado que han realizado operaciones de ventas y numerosas reservas”, afirma el presidente del salón, Pere Navarro, tras el cierre de la última edición del salón inmobiliario, que se celebró en una semana complicada en Barcelona, escenario de múltiples manifestaciones, disturbios y una huelga general que le generaron a expositores y visitantes problemas de transporte y movilidad. Pese a ese contexto, los organizadores reivindican que el salón, con 280 empresas participantes de 26 países diferentes, se ha podido celebrar con “total normalidad”, incluido todo su programa de conferencias y actividades.

Navarro, que también ocupa el cargo de delegado especial de la Zona Franca de Barcelona, defiende que esta edición ha servido para aportar “debate para avanzar en el complejo problema de garantizar el derecho de acceso a la vivienda que tenemos todos los ciudadanos, reivindicado la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres”.

El Meeting Point se comprometió en esta edición con los 17 objetivos de desarrollo sostenible (también conocidos como ODS) que Naciones Unidas ha fijado para, en el horizonte de 2030, conseguir una sociedad más equitativa, justa y sostenible. Navarro defiende que, más allá de ese objetivo, el salón “ha puesto las bases para liderar la innovación del inmobiliario en el Mediterráneo, implicando a todos aquellos que tienen la responsabilidad de desarrollar el sector en los próximos años”.

Una cuarentena de startups han participado en esta edición del salón, en la que la organización pretendía conectar el sector inmobiliario con las nuevas tecnologías. “Ya no es una opción, sino una necesidad urgente para conseguir un sector más sostenible”, explicaba Navarro en un comunicado. Entre esas iniciativas había plataformas para encontrar compañeros de pisos, para conseguir hipotecas en línea o que creaban nuevas formas de relación entre inquilinos y propietarios. Las diez mejores iniciativas participarán en la BMP Accelerator, un programa de seis meses que ayuda a identificar, desarrollar y crear oportunidades de mercado y proporcionar métodos que faciliten la internacionalización de los proyectos.

La encuesta realizada entre asistentes —la organización no facilita el número de visitantes— muestra cómo un 16,7% buscaba un piso para comprar y otro 30,3% de alquiler. Un 25% de ellos asistieron para conocer simplemente las novedades del sector. Entre los que pretendían comprar, dos de cada tres personas quieren adquirir un piso de compra y un 12,6% buscaba una segunda residencia. La franja de edad con más presencia en esta edición en los pasillos del BMP ha sido la de quienes están entre los 45 y los 56 años.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50