Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de cada tres barceloneses declara haber sido víctima de un delito en 2018

Una encuesta municipal sobre seguridad ciudadana registra los peores datos desde 1983

barcelona
Una patrulla de la Guardia Urbana en Barcelona.

El 31,8% de los barceloneses fue víctima de uno o más hechos delictivos durante 2018. La encuesta de victimización del Ayuntamiento de Barcelona, hecha pública hoy, muestra los peores resultados desde 1983 cuando la epidemia social de la heroína castigaba la capital catalana. El balance que recoge el estudio es el peor desde el de la encuesta realizada en 1986 cuando el 26,2% de los barceloneses fue víctima de delitos. En 2017 la cifra fue de 25,6%, 6,2 puntos menos que el actual.

El departamento de estudios de opinión del Consistorio entrevistó entre el pasado 3 de junio y el 23 de julio a 1.049 personas. El 32,7% de las mujeres y el 30,8% de los hombres consultados admitió haber sido víctima de uno o más hechos delictivos durante el pasado 2018. La encuesta destaca que cada barcelonés que se declara víctima ha sufrido una ratio de 2,7 hechos delictivos; en 2014 esta ratio de multivictimización era de 1,8. Por cada 100 barceloneses de más de 16 años se han cometido 85,7 hechos delictivos. Una cifra que hace solo cinco años, en 2014, era de 43,5 por cada 100 habitantes en la capital catalana.

Por sexos, el 26,8% de las mujeres fueron víctimas de un delito que afectó a su seguridad personal frente al 20,4% de los hombres. El 11,5% de los varones sufrieron robos en sus vehículos, el 5,1% en su casa y el 1,8% en sus negocios. En el caso de las mujeres, el 7,4% sufrieron robos en sus vehículos, el 4,2 % en sus domicilios y el 0,8% de los negocios.

Dentro de los delitos contra la seguridad personal, el más habitual, 9,9%, es el robo de bolso o cartera. Le sigue la tentativa de robo de bolso o cartera, 9,3%; el intento de robo de teléfono móvil, 4,7%; la intimidación, coacción o amenaza, 4,3%; el robo de teléfono móvil, 4%, y el tirón, con el 3,3%.

¿En qué lugares se cometen los hechos delictivos? Dentro de los delitos que la encuesta clasifica como “contra la seguridad personal”, el 23,8% apunta que se cometieron en calles transitadas; el 14,8% en vías con poca gente; el 3,8% en plazas, el 3,3% en parques o descampados y el 2,3%, en playas. Cuando los delitos se perpetran en establecimientos públicos, el 4,2% fueron cometidos en bares o restaurantes, el 2,7% en centros comerciales o tiendas y el 0,5% en mercadillos.

Otro grupo importante de delitos son los que se cometen en el transporte público, especialmente los robos. Según las respuestas, el 20,1% de ellos se produjeron en los vestíbulos, en los andenes de metro y estaciones de Renfe y FFCC, o en las escaleras. El 12,2% de esos asaltos tuvieron lugar durante el trayecto. Del total de los actos delictivos en transporte público, el 11,3% fueron en líneas de autobús. Y en el caso del metro, las estaciones donde se cometieron más asaltos fueron Lesseps de la L3, Jaume I de la L4 y Collblanc de la L5.

La mayoría de las víctimas, el 81,9%, no conocían a la persona agresora. En el 5,2% el agresor fue su pareja o expareja y en el 9,1% era un vecino o vecina del barrio. Sólo el 18,4% de los hechos delictivos fueron denunciados. Las víctimas que no pusieron los hechos en conocimiento de la justicia alegaron diferentes motivos: El 71,1% no denunció al entender que la “policía puede hacer poca cosa”, el 60,7% “confía poco en la justicia” y el 40,7% “confía poco en la policía”.

La mayoría de entrevistados en la encuesta de victimización, el 46,9%, considera que desde 2015 (cuando Ada Colau fue proclamada alcaldesa) hasta hoy la seguridad en la ciudad ha empeorado. El 34,7% cree que sigue igual y el 8,9% cree que ha mejorado.

A principios de este octubre se publicó la encuesta de servicios municipales 2019 que ya destacaba que la inseguridad se dispara como el problema más grave en Barcelona. El 17% de los ciudadanos respondieron que la falta de seguridad es el mayor problema de la capital catalana. Además, el barómetro trimestral del Consistorio también apuntó la inseguridad como el principal problema.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información