Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las mujeres conquistan Swab

Mas de 300 artistas de 75 galerías participan en la feria de arte contemporáneo

Varias de las obras que presenta la galería RocioSantaCruz en la feria Swab de Barcelona.
Varias de las obras que presenta la galería RocioSantaCruz en la feria Swab de Barcelona.

Si el año pasado destacaba la presencia de artistas jóvenes, la 12ª edición de Swab, la feria de arte contemporáneo de Barcelona, es sin duda la de las mujeres, que llegan incluso a superar los hombres, alcanzando el 60% de los más de 300 artistas participantes. Por lo demás la feria, que se celebra desde hoy hasta el domingo en el Pabellón Italiano de Fira de Montjuïc, mantiene las características que le han permitido consolidarse en un panorama tan competitivo: pequeño formato, mucha variedad de propuestas, perfil joven e internacional, una selección muy cuidada de galerías punteras y precios asequibles que van desde los 20 euros de los libros en la galería Paranoia a los 70.000 euros de la escultura hiperrealista de John Davis en 3 Punts.

“Swab se ha convertido en un escaparate importante para las galerías emergentes que están renovando la escena del arte contemporáneo. Muchas de las que han pasado por Swab ahora están en Frieze o Art Basel”, asegura Joaquín Diez-Cascón, fundador y director de la feria junto con su hija Carolina. Según explica, a diferencia de otros certámenes, Swab no busca galerías que repitan año tras año, por el contrario quiere que por lo menos la mitad se presente por primera vez. “Este año hay 16 galerías del continente americano, 12 de las cuales exponen en Europa por primera vez”, indica el director, destacando la sección México en Femenino con una selección de mujeres, representadas por cuatro galerías, que reivindican su posición y papel en el mundo del arte. Entre las propuestas, muy diversas, sobresalen las esculturas de obsidiana de Julieta Gil y las pinturas sobre aluminio de Alida Cervantes. Para ofrecer cada año una selección novedosa Swab cuenta con un comité formado por comisarios, directores artísticos de otras ferias y coleccionistas, en el cual están vetados los galeristas para evitar las polémicas que siempre acompañan sus decisiones, como sucede por ejemplo en ARCO.

En la Mies, un año en una foto

Justo en frente de Swab, en la Fundación Mies van der Rohe se puede ver desde hoy hasta el 13 de octubre el resultado de un experimento inédito del artista alemán Michael Wesely, que fotografió el icónico espacio a lo largo de un año desde septiembre 2017. No se trata de una serie de fotografías, sino de una única imagen captada con un tiempo de exposición de 365 días por una cámara analógica básica, que se colocó en la pared de cristal entre el pabellón y el jardín.

En la misma pared ahora se expone el resultado: una imagen que condensa todo lo que ha pasado en el pabellón a lo largo de un año. Aunque las múltiples actividades que se realizan quedan incluidas en la pieza, ya es imposible identificarlas. “Han sido reducidas a un rastro fantasmal, para recordarnos que tan sólo somos huéspedes temporales de este planeta”, asegura el artista.

Ser arquitecto de profesión ha permitido a Diez-Cascón diseñar un espacio cuadriculado que intenta ofrecer a todas las galerías la misma visibilidad, aunque para la entrada se han elegido dos galerías potentes de Barcelona: RocioSantaCruz y Espai Tactel-Toormix. La primera presenta el impactante ensamblaje de telas en diálogo con pinturas de Sixe Paredes, más conocido por su actividad como muralista, que le llevó a ser el único español en la célebre muestra que la Tate de Londres dedicó en 2008 a los grafiteros. Tactel, que el año pasado ganó el Premio al Mejor Stand, presenta a modo de declaración de intenciones, una recopilación de las muestras presentadas en su nuevo espacio de Barcelona durante la temporada pasada.

A prueba de la cada vez mayor penetración de la feria en el tejido barcelonés, este año por primera vez hay una destacada presencia local, 15 galerías, mientras que sólo cinco llegan del resto de España. Entre las barcelonesas hay neonatas como Chiquita Room con un libro intervenido de Javier Peñafiel y Alalimón con las fotografías de Shnji Nagabe y galerías de referencia como EtHALL con el argentino Martin Vitaliti o ADN con unos hermosos collages de Carlos Pazos de finales de los años ochenta, las cartografías urbanas sobre tela de Alan Carrasco y la revisión del papel de la mujer en la historia de la fotografía en las imágenes de la peruana Maria Acha Kutscher, que tuvo recientemente una muestra personal en La Virreina.

En Swab se podrá, incluso, experimentar la sensación de viajar a Marte o por lo menos esto prometen Ovelmen & West que han convertido el stand de la galería Awol en el planeta rojo, donde el público puede fotografiarse tras enfundarse en un traje de astronauta. Por primera vez este año la feria se puede visitar en tiempo real a través de la plataforma online Artsy, que permite también adquirir las obras. Sin contar los visitantes remotos, Swab espera alcanzar los 15.000 visitantes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >