Fallece Miquel Valls, expresidente de la Cámara de Comercio de Barcelona

Abandonó la entidad hace tres meses, tras las últimas elecciones en las que se impuso la candidatura de Joan Canadell

Miquel Valls, en primer plano, en una imagen de archivo.
Miquel Valls, en primer plano, en una imagen de archivo.

El empresario Miquel Valls (Barcelona, 76 años) ha fallecido este domingo por la mañana como consecuencia de una enfermedad diagnosticada recientemente, apenas tres meses después de que abandonara la presidencia de la Cámara de Comercio de Barcelona. Desde ese cargo, que ostentó durante 17 años, Valls se erigió en una de las figuras más representativas de la economía institucional barcelonesa, con peso también en la Cámara de Comercio de España, de la que fue vicepresidente. Durante su mandato mostró una fuerte sintonía con otra de las grandes organizaciones empresariales catalanas, Fomento del Trabajo, con la que hizo causa común en materias diversas y en algunos posicionamientos para discutir con las administraciones, con una especial sensibilidad por la inversión en infraestructuras en Cataluña y una gestión del aeropuerto de Barcelona en la que estuviera implicada la Generalitat, el Ayuntamiento y la propia Cámara de Comercio.

Valls se licenció en Ciencias Económicas por la Universidad de Barcelona, y realizó un máster en gestión gerencial en EADA, a lo que le sumó una diplomatura en dirección de empresas en IESE. Fue directivo del grupo empresarial familiar, del sector de la metalurgia, entre 1970 y 1984, para pasar luego a dirigir Comercial DVP. En 1996 se convirtió en el presidente de Grupo Fichet. En 2002 se convirtió en el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, por cuya trayectoria recibió en 2017 la Creu de Sant Jordi, el mayor galardón de la Generalitat, con la que había mantenido tiranteces en los últimos años a causa del proceso independentista. Con el Gobierno del Estado había mantenido choques habituales, ya que la Cámara de Comercio fue el principal organismo que denunció el denominado “déficit de inversiones del Estado en Cataluña”, con informes continuados. La entidad, una de las entidades fundadoras de Fira de Barcelona y de Turismo de Barcelona (coparticipadas por las administraciones), fue también un importante durante su época un importante actor para que el Mobile World Congress recalara y se mantuviera en la capital catalana.

En junio pasado abandonó la entidad, después de haber contribuido a la internacionalización de la empresa catalana desde la institución y tras haber afrontado una dramática reducción de los ingresos de la Cámara, a causa del final de las cuotas obligatorias que tenían que pagar las empresas. Acusado en los últimos tiempos de haber adoptado una dirección presidencialista de la entidad, sufrió algunos desplantes por parte de algunos dirigentes empresariales. El último lo sufrió en noviembre pasado, cuando un grupo de empresarios lo plantó tras acusarle de estar bloqueando la renovación de la presidencia de Fira de Barcelona al evitar ofrecer un nombre de consenso. Aquella fue una de las muestras de su capacidad para enfrentarse a las instituciones, en aquel momento en oposición a las pretensiones de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y del Gobierno catalán presidido por Quim Torra.

Su retirada de la entidad fue silenciosa. Tras las elecciones cedió las riendas al que es ahora su sucesor, Joan Canadell, impulsor de una plataforma independentista, Eines de País, que Valls no apoyó. En un comunicado, la entidad ha expresado hoy su pésame por el fallecimiento y Canadell ha defendido en un comunicado el “esfuerzo” que realizó para “dejar una institución saneada y patrimonialmente sólida” y en unas declaraciones en TV3 ha dicho: "Quería a la Cambra, al entorno empresarial del país y, a su manera, luchó siempre por sacar adelante lo mejor posible la economía y el tejido empresarial". Torra ha mostrado su “pésame” a la familia desde su cuenta de Twitter y su consejera de Empresa, Àngels Chacón, ha reconocido, desde la "discrepancias" que mantenía con Miquel Valls, "la entrega y sinceridad". Desde el Ayuntamiento de Barcelona, el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, lo ha recordado como “un hombre de consenso”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS