Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez rechaza investigar los vínculos del imán de Ripoll con el CNI

La Audiencia Nacional descarta citar a responsables de Prisiones y pedir papeles al centro de inteligencia

Homenaje días después del atentado en la Rambla.
Homenaje días después del atentado en la Rambla.

La Audiencia Nacional no va a profundizar en la investigación sobre los supuestos vínculos entre el cerebro de los atentados de Barcelona de 2017 y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). El juez ha rechazado la petición del abogado Jaume Alonso-Cuevillas de solicitar documentos al CNI y de tomar declaración a responsables de Prisiones y guardias civiles para aclarar sus tratos con el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty. El magistrado considera que esas diligencias no son necesarias y asume "íntegramente" la posición de la Fiscalía, que defiende el "rigor y esfuerzo" de la investigación "para averiguar la responsabilidad criminal de los procesados y de terceras personas que hubieran podido colaborar en la comisión de los graves atentados terroristas".

Cuevillas, diputado de Junts per Catalunya, es también el abogado de Javier Martínez, una de las víctimas del atentado. Xavi, su hijo de tres años, murió el 17 de agosto de 2017 tras ser atropellado en La Rambla por la furgoneta que conducía Younes Abouyaaqoub, uno de los miembros de la célula terrorista de Ripoll. El pasado julio, el digital Público difundió una serie de artículos que señalaban que el CNI tuvo conocimiento previo de los ataques y que, por tanto, pudieron haberse evitado. Esas informaciones obtuvieron un enorme eco en el entorno independentista. También entre víctimas como Martínez, que a través de Cuevillas envió un escrito a la Audiencia Nacional solicitando una serie de pruebas. Ahora, en un auto al que ha accedido EL PAÍS, todas ellas han sido denegadas.

El padre había solicitado que el CNI remitiera cualquier informe en su poder sobre los vínculos con Es Satty. Pero esa petición "excede del ámbito de investigación" sobre los atentados, dice la Fiscalía. El ministerio público añade que "en la causa no se ha puesto de manifiesto indicio alguno relativo a ello". Y aprovecha para desmontar algunas de las afirmaciones hechas públicas. Niega, por ejemplo, que el Estado tuviera conocimiento previo de los planes del imán y de los chicos de Ripoll a los que adoctrinó. "Los movimientos de la célula y comunicaciones entre sus integrantes se han podido ir recomponiendo con la información obtenida de la cooperación internacional y con el análisis pericial de los numerosos dispositivos electrónicos intervenidos", afirma.

"Rigor" en la investigación

El escrito también solicitaba analizar una cuenta de correo electrónico de Gmail con el nombre de AdamPerez que, según Público, estuvo activa hasta el verano de 2017 y sirvió como vía de comunicación entre el controlador del CNI y el imán. La Fiscalía recuerda que tanto la cuenta como la contraseña se encontraron "en una nota hallada en la casa de Alcanar", que saltó por los aires un día antes del atentado de forma fortuita. La fiscalía admite -tal como señalan los informes de los Mossos que obran en el sumario- que existe un acceso al correo el 18 de agosto de 2017. Pero señala que Google ya contestó al requerimiento y dijo que "no disponía de datos" sobre ese acceso porque solo guardaban los datos 180 días. "Todo ello", concluye el fiscal, "pone de manifiesto el rigor y esfuerzo" de las pesquisas.

La Fiscalía se opone también a la petición de testigos. Sobre el subdirector general de Instituciones Penitenciarias, dice que ya "consta la respuesta" sobre las entrevistas realizadas por miembros de las fuerzas de seguridad a Es Satty, en prisión, entre 2012 y 2014. Recuerda que fueron "cuatro" entrevistas. El padre de Xavi también había solicitado tomar declaración a cinco agentes que participaron en esas visitas, pero el fiscal lo rechaza porque entraban "dentro de la labor de investigación (...) en la prevención de delitos graves que afectan a la seguridad pública". Además, se dieron en un periodo temporal en el que "ni siquiera existe constancia de la formación del grupo terrorista que nos ocupa".

El juez señala que asume "íntegramente" las "alegaciones y argumentaciones" de la Fiscalía y deniega todas las peticiones, aunque abre la puerta a que el abogado de Martínez pueda solicitarlas de nuevo una vez se abra la fase de juicio oral.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >