Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lavapiés, un pueblo dentro de una ciudad

El documental 'Compramos tu barrio' recoge las denuncias y las luchas para mantener su esencia

Los directores del documental Paola Rey y David Losada en una calle del barrio madrileño de Lavapiés.
Los directores del documental Paola Rey y David Losada en una calle del barrio madrileño de Lavapiés.

Este es un proyecto del barrio. Delante y detrás de la cámara todos son vecinos de Lavapiés. Paola Rey, la directora, y David Losada, el guionista y productor, (ambos de 43 años) lo han financiado con los 15.000 euros que han puesto de su bolsillo los más de 200 mecenas que se han sentido identificados con el problema que retratan: la gentrificación de esta zona del centro madrileño.

Rey y Losada no son de Madrid, tampoco nacieron ni se criaron en España, pero les pasó algo en este barrio que antes no habían experimentado. “Jamás me había sentido como en Lavapiés. Aquí he pertenecido, he creado vínculos, me he sentido parte de este lugar”, explica Rey, natural de Bogotá (Colombia). Losada, parisino, opina lo mismo: “En Madrid la gente se conecta. En París, de donde vengo, no es así. Aquí todavía quedan pueblos dentro de la ciudad, pero están en peligro”. Y esto es justamente lo que han querido retratar en su documental Compramos tu barrio: cómo lo que ellos consideran un pueblo dentro de la capital se destruye por el turismo descontrolado y la especulación inmobiliaria.

En 2017 y después de tres años en su piso alquilado en la calle del Olmo, Rey recibió un aviso de su casera. “Nos subía el alquiler de 700 a 1.200 euros, fue un verdadero drama. Que me sacaran de aquí me produjo mucho desarraigo”, cuenta. Losada le animó a documentar su propia experiencia y, hablando con sus vecinos, entendieron que no se trataba de un hecho aislado. Grabaron a la gente para humanizar las consecuencias que tiene convertir un vecindario en una plataforma de ocio, tal y como explican los directores del documental en el bar del Teatro del Barrio, el lugar elegido este lunes para proyectar su trabajo por primera vez a sus mecenas. Acudieron unos 120.

“Una de las recompensas para los que han participado en la financiación ha sido venir a ver el estreno”, afirma Losada. Por eso se encontraban en familia. Las entradas se agotaron para este pase privado y todo eran besos, abrazos y aplausos. “Quiero daros las gracias porque nos habéis escuchado, y si Lavapiés pervive será gracias a vosotros”, comentó este lunes una mujer emocionada entre el público. Tras esta primera toma de contacto, Rey y Losada planean presentarlo en festivales de cine documental y en televisiones. “También lo moveremos por otros barrios de Madrid, ya que los problemas que retratamos no solo los sufre Lavapiés”, explican.

“¿A dónde me quieres mandar si llevo aquí viviendo más de 20 años?”, se pregunta en el documental Teresa, vecina jubilada que todavía no se ha marchado de su piso a pesar de las presiones que afirma recibir del fondo buitre al que pertenece su inmueble. “Esto es humillante, quién me iba a decir a mí que también me iba a tocar”, comenta Piluka Terremoto, la mítica cantante de boleros del bar Bodegas Lo Máximo, cuyo futuro está amenazado por la compra del edificio por otro de los llamados fondos buitre. “Al turista le da igual las tiendas de toda la vida, lo que quiere son souvenirs, por eso Lavapiés se está llenando de locales que podrían estar en cualquier otro sitio del mundo”, se queja Mayo, otro vecino de toda la vida.

“La gente ha querido contar su historia y explicar cómo se defiende”, argumenta la directora. Porque sí que hay luz al final de túnel. “Es una bola de nieve: desde que empezamos a grabar, cada vez hay más desahucios, más hoteles, más Airbnbs, pero también hay más organización”, dice Losada. Los bloques en lucha no solo son vecinos de edificios que se unen para paralizar desahucios o para negarse a pagar un aumento de alquiler injusto o desproporcionado. Según Rey y Losada, “estos vecinos generan tejido social y despiertan la consciencia de personas que ni siquiera han sido afectadas por estos dramas”. El objetivo de los vecinos de Lavapiés a través del documental es denunciar que el barrio, tal y como lo conocen, está cambiando. “Y que si nos tienen que echar a patadas, que sea gritando”, añade Losada.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información