Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Socios y rivales: Monasterio reclama a Aguado que admita su apoyo a las medidas de Vox

“Estaremos atentos y vigilantes”, advierte la portavoz del partido de Abascal antes de la votación de investidura

Socios y rivales: Monasterio reclama a Aguado que admita su apoyo a las medidas de Vox

En mitad de la Asamblea de Madrid, una escena llena de gestos. Rocío Monasterio, la portavoz de Vox en la Comunidad de Madrid, apunta con su dedo a Ignacio Aguado, su homólogo de Cs. Hablan brevemente. Y cuando se despiden, sin que sus equipos aclaren el contenido de la conversación, la líder del partido de extrema derecha se expresa con toda claridad: para que Isabel Díaz Ayuso (PP) llegue a la presidencia, este miércoles la aspirante y su socio de gobierno (Aguado) deben explicitar antes de la votación que asumen las medidas que ha exigido Vox a cambio de sus 12 votos decisivos.  El compromiso de los tres partidos, recuerda Monasterio, debe ser público y en el pleno, para que al menos quede reflejado en el diario de sesiones de la Cámara.

Monasterio con Aguado después de la sesión de investidura en la Asamblea en Madrid.
Monasterio con Aguado después de la sesión de investidura en la Asamblea en Madrid.

“Hemos escuchado con detenimiento el discurso [pronunciado ayer por Díaz Ayuso para detallar su programa de Gobierno], que nos parece muy bien para sus votantes”, dijo Monasterio. “Esperamos la réplica [hoy] para confirmar su compromiso con los votantes de Vox”, continuó, rodeada por todos los diputados de su grupo. “Queremos escuchar al señor Aguado y a la señora Díaz Ayuso describir los puntos del programa que han firmado con nosotros”, siguió. “Si es así, tendrán nuestros votos. Estaremos atentos y vigilantes”.

Monasterio con Aguado después de la sesión de investidura en la Asamblea en Madrid.
Monasterio con Aguado después de la sesión de investidura en la Asamblea en Madrid.

Insatisfecha con la intervención del martes de la candidata, la líder de Vox habló con una amenaza implícita como telón de fondo. Sin los 12 votos de los diputados del partido de Santiago Abascal, la investidura no puede salir adelante. Al tiempo, su decisión de señalar la importancia de que Aguado asuma en público el compromiso con las medidas de Vox tampoco tuvo nada de casual.

Monasterio con Aguado después de la sesión de investidura en la Asamblea en Madrid.
Monasterio con Aguado después de la sesión de investidura en la Asamblea en Madrid.

Durante más de dos meses, el desencuentro entre Cs y Vox puso en peligro la alianza de las tres derechas. Aguado se negó a negociar directamente con Monasterio, a compartir Gobierno y a estampar su firma en un documento que le comprometiera personalmente con el cumplimiento de las exigencias del partido de extrema derecha. En consecuencia, el acuerdo entre PP, Cs y Vox es verbal. No hay ningún documento con las rúbricas de los representantes de los tres partidos. Y eso aporta una inestabilidad a la fórmula del pacto que ayer llevó a Monasterio a pedir seguridades tras protagonizar una llamativa escena con Aguado en mitad del pleno.

Monasterio con Aguado después de la sesión de investidura en la Asamblea en Madrid.
Monasterio con Aguado después de la sesión de investidura en la Asamblea en Madrid.

Las fotografías ilustran la falta de complicidad entre los dos partidos que investirán a Díaz Ayuso como presidenta. Uno, Cs, formará parte del Ejecutivo. Y el otro, Vox, se quedará en la oposición sabiendo que tiene la llave de todas las votaciones clave del Gobierno: sin sus votos, PP y Cs no podrán aprobar los Presupuestos o impulsar nuevas leyes.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información