Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Reyero, nuevo director del Bellas Artes, quiere relanzar el museo en el contexto europeo

El responsable, catedrático de la Autónoma de Madrid, reconoce la falta de plantilla como uno de los "puntos débiles" del centro artístico

carlos reyero
El nuevo director del Museo de Bellas Artes, Carlos Reyero, en una de sus salas. EFE

El nuevo director del Museu de Bellas Artes de València, Carlos Reyero Hermosilla, ha manifestado su intención de convertir este centro cultural en un "punto de referencia de la pintura valenciana en un contexto europeo e internacional", así como adaptarlo "al siglo XXI".

Así lo ha explicado en la rueda de prensa de presentación de su proyecto, en la que ha estado acompañado por la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, a la vez que ha declarado que su hoja de ruta para dirigir la pinacoteca "piensa en la historia y en los grandes elementos que han construido el museo", a la vez que se ha mostrado "muy consciente" de la "singularidad" de sus colecciones.

Carlos Reyero Hermosilla (Santander, 1957) es catedrático de Historia del Arte y subdirector del Departamento de Historia y Teoría del Arte en la Universidad Autónoma de Madrid. Con anterioridad ha sido profesor en la Universidad de Cantabria (1981-82) y catedrático en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona (2010-2015).

Es especialista en artes visuales desde el siglo XVIII a las primeras décadas del siglo XX e hizo su tesis doctoral sobre la pintura de historia en España (1985). Ha realizado estancias de investigación en el Museo de Orsay (1989) y en la Universidad de la Sorbona-Nouvelle, París III (2018).

Su propuesta trata de reivindicar el prestigio profesional del museo con el objetivo de convertirlo "en un punto de referencia de la pintura valenciana en un contexto europeo e internacional para adaptar los museos históricos al siglo XXI".

Otro de los objetivos del nuevo director --seleccionado después de un proceso de concurso-- es el establecimiento de una relación "fluida" con otros centros artísticos nacionales e internacionales "para ganarse la confianza de la ciudadanía valenciana".

En esta línea, Reyero ha apostado por la "continuidad" en la política de exposiciones, aunque ha abierto la puerta a plantear "de un modo distinto" las muestras para que el centro sea "un espacio de reflexión sobre la cultura" con iniciativas como la celebración de ciclos, conferencias, mesas redondas o la creación de circuitos propios.

Sobre las nuevas líneas de actuación, ha apostado por utilizar los fondos "para obligar al público a pensar como un artista contemporáneo cuando crea sus obras", con la exploración de temas relacionados con problemas del mundo contemporáneo "como la violencia o cuestiones de identidad sexual o cultural".

Reyero ha remarcado la importancia de la labor educativa y de difusión "para hacer comprender al público que ver un cuadro en un museo no es lo mismo que verlo a través de la pantalla de un móvil". En este sentido, ha anunciado como una de sus primeras medidas la mejora de la página web "ya que es el portal de conocimiento del museo".

Otro de los objetivos que se ha marcado la nueva dirección es atraer "al ciudadano de València" y al colectivo joven y universitario. Al respecto, Reyero ha asegurado que al público de la ciudad "solo se le puede traer a través de las exposiciones" y ha apuntado a la concienciación en la educación.

En este ámbito, Reyero ha apuntado a la creación de convenios con las universidades para crear "una base de datos de artistas valencianos junto con los estudiantes".

El nuevo director del Museu de Belles Arts ha reivindicado ante la responsable de Cultura y Patrimonio de la Generalitat una mayor inversión en el ámbito cultural. "La investigación en humanidades no es costosa", ha manifestado.

En este sentido, la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, ha recordado la "creciente" inversión que ha experimentado el presupuesto del museo. "En 2015 el Museu de Belles Arts tenía un presupuesto de cero euros y ahora cuenta con 5,2 millones de euros", un presupuesto que "puede seguir aumentando" en los próximos años debido al repunte de visitantes, ya que según ha informado la responsable del Cultura en lo que llevamos de año han visitado el museo 20.000 personas más que en 2018.

Sobre la fórmula de gestión de la arquitectura interna del museo --de titularidad estatal y gestión autonómica--, ha asegurado, a preguntas de los periodistas, que el proceso de desconcentración "sigue adelante". "Se continúa trabajando en el marco jurídico del museo de la mano del Ministerio de Cultura, ya que la actual situación administrativa del museo no es la que queremos, pero en cuanto se aclare la situación política en Madrid se retomarán las conversaciones", ha aseverado.

Sobre el nuevo Plan Museológico, que pretende materializar un nuevo discurso expositivo, Reyero ha asegurado que no le va "a coartar" mientras mantenga "una coherencia y sensibilidad estética".

También ha sido inquerido sobre el apoyo de la Generalitat para suplir las carencias de personal que sufre el museo, el nuevo director ha reconocido la falta de plantilla como uno de los "puntos débiles" del centro artístico, a la vez que ha recordado que "los museos provinciales tienen un déficit", por lo ha recordado que "es necesario atraer al público para poder invertir en cultura".

Amoraga ha explicado que en la convocatoria de las oposiciones de la oferta pública de empleo correspondiente a 2018 "hemos conseguido que tres de las seis plazas para optar a gestor cultural estén reservadas para la conservación del Museo de Bellas Artes", un hecho que generó controversia después de que se contratara para estos puestos a gestores culturales.

Reyero es autor de casi trescientos trabajos de investigación publicados en revistas, libros, actas de congresos y catálogos, ha sido comisario y asesor científico de varias exposiciones y ha impartido numerosos cursos especializados y conferencias en instituciones educativas, centros culturales y museos.

También es académico de la Real Academia Catalana de Bellas Artes de Sant Jordi de Barcelona (2011) y de la Academia de la Historia de Madrid (2012).

Según informa la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, una comisión de expertos ha evaluado los proyectos presentados, ha entrevistado a los candidatos y ha elevado un informe valorativo para su elección. Reyero ha destacado por su "dilatada trayectoria y prestigio profesional" y ha presentado un proyecto "con un conjunto de ideas que constituyen una base objetiva para iniciar un proceso de renovación del Museo de Bellas Artes de València".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >