Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno valenciano anuncia la creación del Observatorio del Trabajo Decente

La Generalitat se plantea como objetivo vigilar y perseguir la precarización de sectores como el de las 'kellys', las aparadoras y el de la economía del cuidado

Ximo Puig, preside la sesión plenaria del viernes en Burriana.
Ximo Puig, preside la sesión plenaria del viernes en Burriana. EFE

La Generalitat valenciana ha anunciado la creación de un Observatorio del Trabajo Decente con la finalidad de hacer un seguimiento continuo del mercado del trabajo para detectar “las necesidades, vigilar la feminización de la pobreza, la economía sumergida y la precarización laboral” en sectores como el de las kellys (camareras de piso en hotel) o el de las aparadoras (trabajadoras subcontratadas del zapato).

Este uno de los 60 objetivos prioritarios marcados por el nuevo Gobierno tripartito valenciano, Botànic II, en el seminario que ha reunido a sus componentes del PSOE, Compromís y Unides Podem en la población termal castellonense de Montanejos. El Observatorio se encargará de vigilar y también de aplicar políticas activas de fomento del empleo en los mercados emergentes de la economía circular, la transición energética o la economía del cuidado (de niños y mayores), además de los sectores mencionados. La economía sumergida en la Comunidad Valenciana ocupa el quinto lugar en España con un 24,8% del PIB, según el informe Economía sumergida y fraude fiscal en España, elaborado por Funcas en 2018.

Además, el presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, insistió ayer en que el Consell dará un nuevo impulso al diálogo social con el fin de “aunar todos los esfuerzos para generar empleo, bienestar y seguridad económica”, y anunció que antes de que acabe el mes convocará la Mesa de Diálogo Social. La estructura habitual se modificará para incluir una cuarta mesa sectorial sobre medioambiente y emergencia climática, señaló.

En la Consejería de Igualdad, Oltra ha destacado como uno de los objetivos principales el impulso de la figura del asistente personal para que posibilite una vida autónoma, con especial dedicación a la población infantil. Se creará un grupo de trabajo que defina las necesidades terapéuticas de los niños.

En Hacienda, se pretende elaborar un Plan de Acción de la Administación Electrónica de la Generalitat y Entidades Locales, así como la creación del Observatori Fiscal, para "cambiar la mentalidad alrededor del fisco", luchar contra el fraude y contribuir a la mejora de la aplicación del sistema tributario.

Otro de los objetivos, en Justicia, es un protocolo para garantizar la gratuidad de los traslados de las víctimas de la violencia de género. Se pretende acompañar a estas mujeres hasta las instalaciones judiciales para las diligencias que deban ser tramitadas en el marco del proceso en caso de que no puedan desplazarse por medios propios. Esta Conselleria también pondrá en marcha un plan de eficiencia energética en dependencias judiciales.

En la Consejería de Cultura y Educación, destaca un protocolo contra el absentismo escolar, enfocado a actuación preventiva y situacioes no deseables, así como una nueva orden de ayudas para las artes escéncas valencianas.

En cuanto a la Conselleria de Agricultura, se pretende tramitar la Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica y el desarrollo de la Ley de Infraestructuras Agrarias con ayudas a los planes de reconversión y reestructuración de colectivos.

Finalmente, la Consejería de Transparencia se ha comprometido este semestre a establecer los mecanismos que permitan el inicio de las exhumaciones de fosas comunes de la Comunitat, así como un buscador que facilitará toda la información de las campañas de publicidad y promoción institucional que incluya el coste de las mismas.

La vicesecretaria general del PPCV, Elena Bastidas, ha descalificado el seminario y a Ximo Puig por reírse de "los valencianos desde su retiro veraniego pagado por los ciudadanos". Le reprocha que se haya quedado mudo "cuando se trata de explicar su posible participación en la operación de un grupo mediático donde tenía 177.000 euros en acciones [en el diario Mediterráneo adquirido por el Grupo Moll], o las dudas que pesan sobre la subvenciones que la Generalitat que él dirige ha dado a las productoras de su hermano o el caos en Sanidad, la quiebra de A Punt o los retrasos en la Dependencia".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >