Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP acelera la negociación del pacto con Vox para gobernar Madrid con Cs

Díaz Ayuso apura los tiempos para intentar la investidura antes de que acabe julio

Isabel Díaz Ayuso, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Isabel Díaz Ayuso, en una imagen de archivo.

El PP acelera para convencer a Cs y Vox de que la fórmula de explicitar su compromiso en un pleno de investidura —sin un documento compartido, pero con el aval de que su coincidencia quede registrada en el diario de sesiones— es suficiente para desbloquear antes de que acabe julio la formación de un gobierno de derechas en la Comunidad de Madrid. Un proyecto que se enfrenta a varias dificultades.

Para que el pleno de investidura fuera la próxima semana, la formación conservadora tendría que asegurarse el lunes como tarde el decisivo apoyo de los 12 diputados de Vox al acuerdo de coalición de PP y Cs. ¿La razón? Según el reglamento de la Cámara, tienen que pasar entre tres y siete días entre el anuncio de una candidatura por parte del presidente de la Asamblea y la celebración del pleno. Por ello, Juan Trinidad, que ocupa la presidencia del parlamento madrileño, tendría que convocar a toda prisa una ronda de consultas con los portavoces parlamentarios entre el lunes y el martes. Solo en ese caso sería posible votar a Díaz Ayuso ya el viernes o el sábado, respectivamente, con el problema añadido de que si una segunda votación fuera necesaria habría que celebrarla un domingo o ya el lunes.

El margen aumenta de cara a la semana del 22 de julio, en la que el problema sería de impacto político. De elegirse esas fechas, la investidura de Díaz Ayuso coincidiría con la votación para hacer presidente de España a Pedro Sánchez, programada para el 23 y el 25.

Los tres últimos días de julio, finalmente, son hábiles, y permitirían, en caso de acuerdo, que los tres partidos evitaran una investidura en agosto.

Nada garantiza que los planes del PP lleguen a buen puerto. El tono de la negociación, no obstante, ha cambiado en Madrid, donde el inicio del plazo de dos meses tras el que será obligatorio convocar elecciones ha espoleado hacia el entendimiento a los tres partidos de derechas.

Hasta ahora, Cs ha vetado cualquier negociación directa y cualquier acuerdo compartido con Vox. Al tiempo, Vox ha exigido precisamente la firma de un pacto a tres para dar sus 12 votos decisivos. El PP trabaja en fórmulas alternativas desde el martes, y cree haber encontrado una viable en la propuesta de que los tres portavoces evidencien sus coincidencias en el pleno de investidura.

"La situación es bastante positiva", ha dicho este viernes Díaz Ayuso en una entrevista en Telemadrid. "Creo que el debate de investidura, y sobre todo el diario de sesiones, es un sitio que está muy bien para que la gente vea qué nos une y a qué nos podemos comprometer", ha argumentado sobre la alianza de los tres partidos de derechas. "No hay mucha diferencia entre un documento con logos y con firmas a la palabra dada en un parlamento con transparencia", ha asegurado. "Eso es lo importante", ha subrayado. Y ha rematado: "Comprometernos a que esas políticas las vamos a cumplir cada uno desde su ámbito y con eso poder avanzar y desbloquear la situación".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información