Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Por qué el estiércol se puede convertir en una bomba incendiaria?

Las investigaciones apuntan a una autocombustión en los excrementos de una granja como la causa del incendio de Tarragona

Granja en la Torre del Español.
Granja en la Torre del Español.

Las primeras investigaciones del incendio de la provincia de Tarragona, que ya ha arrasado más de 5.500 hectáreas, apuntan a que el origen del mismo podría estar en una autocombustión en un estercolero de una granja en La Torre del Espanyol, en la comarca de la Ribera d'Ebre. Según la investigación llevada a cabo por el Cuerpo de Agentes Rurales, la explotación cumplía con los requisitos establecidos por la normativa, pero todo apunta a que el titular había hecho una “gestión incorrecta” de las deyecciones ganaderas al acumularlas en una zona inadecuada.

Desde Agentes Rurales sostienen que habría sido esta gestión deficiente sumada a unas condiciones meteorológicas extremas las causantes del incendio. Desde el cuerpo informan de que la gallinaza, el excremento de las gallinas, está cargada de materia orgánica que al apilarse produce una fermentación que incrementa la temperatura interior, produce metano, un gas altamente inflamable, y en condiciones de calor extremo puede llegar a autocombustionar. El inspector jefe de Agents Rurals, Josep Antoni Mur, ha explicado que el viento que soplaba el miércoles habría sido el último ingrediente que desató el fuego.

El director de los Agents Rurals, Marc Costa, declaraba esta mañana que levantarán un acta administrativa por una posible gestión deficiente y que se dirigirá al Departament d'Agricultura para que determine si efectivamente existió una mala gestión. Según Costa, estos purines llevaban varios días en el mismo lugar, lo que habría favorecido la combustión.

El incendio que podría llegar a alcanzar las 20.000 hectáreas ya es el incendio más importante en Cataluña desde el de 1998 que arrasó 27.000 hectáreas. Desde Greenpeace España alertan de una nueva era de incendios de alta intensidad. La ingeniera forestal y responsable de la campaña de incendios de Greenpeace, Mónica Parrilla, ha señalado que el actual paisaje es un “polvorín” como consecuencia del abandono del medio rural y del aprovechamiento de los recursos forestales. Parrilla reclama que se introduzcan medidas como el pastoreo forestal que elimine la materia seca de matorrales, y la dinamización de pueblos para que no se produzca un abandono rural. Parrilla también ha señalado que el abandono del campo, la ampliación del verano y la sequía conforman los ingredientes perfectos para tener un “año muy malo” en lo que a incendios se refiere.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información