Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un kamikaze muere en un accidente con cuatro heridos en la A-6

El hombre recorrió más de cuatro kilómetros en sentido contrario en su Mercedes hasta chocar con el coche de una familia con dos adultos y dos niños de cuatro años a bordo

Estado en el que quedó el Mercedes-Benz que conducía el fallecido.
Estado en el que quedó el Mercedes-Benz que conducía el fallecido.
Santiago de Compostela

Un varón de unos 60 años de edad que conducía de forma kamikaze por la autovía A-6 murió ayer por la noche a la altura del término municipal de Oza-Cesuras después de provocar un choque frontal con otro vehículo en el que viajaba una familia. El hombre entró en sentido contrario en los carriles que llevan a Madrid a la altura del punto kilométrico 564,1 y llegó a recorrer 4,1 kilómetros antes de colisionar, en una curva a la derecha, con el Mercedes-Benz que conducía contra el Opel Astra de las otras víctimas. El kamikaze huía del lugar en el que anteriormente había causado otro choque, el aparcamiento de una vinoteca junto a la A-6.

En el Opel Astra viajaban dos adultos y dos hermanos mellizos de cuatro años. Según la Guardia Civil, los cuatro "hacían uso de sus correspondientes sistemas de seguridad". La mujer que conducía y los dos pequeños resultaron heridos leves, pero el hombre que ocupaba la posición del copiloto tuvo que ser excarcelado por los bomberos y se encuentra en estado grave. El kamikaze no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

Según informa Europa Press, los servicios de emergencia tuvieron constancia de los hechos minutos antes de las 23 horas del sábado, cuando un particular informó de un accidente entre dos coches en la A-6, después del desvío de Oza. En su relato, indicaba, además, que los vehículos obstaculizaban la carretera, ya que uno de ellos había quedado atravesado y el otro volcado tras el impacto.

La Guardia Civil sitúa la hora del accidente mortal en las 22.50 horas, solo 15 minutos después de su colisión ante la vinoteca, desde donde emprendió la huída porque "no se quiso hacer responsable" ante el propietario del auto dañado. Una portavoz oficial aclara que el conductor del Mercedes en ningún momento llegó a ser perseguido por agentes del Instituto Armado, que fue alertado del choque mortal y de la secuencia de los hechos a posteriori.

Al lugar del siniestro acudieron después equipos del 061-Urxencias Sanitarias, los Bomberos de Betanzos, la Guardia Civil de Tráfico y el servicio de mantenimiento de la carretera. Fue necesario cerrar el tramo de autovía en sentido Madrid para gestionar el traslado de los cuatro heridos al hospital y del cadáver, y retirar del firme los automóviles accidentados. El tráfico no se restableció hasta hoy, aproximadamente a las tres de la madrugada.

Un segundo kamikaze en Baralla

También en la A-6, pero a la altura del ayuntamiento lucense de Baralla, esta mañana ha tenido lugar un accidente provocado por otro kamikaze. El conductor chocó contra otro turismo antes de las ocho y media, cuando varias personas que circulaban por la autovía alertaron al 112 Galicia. Esta vez el siniestro tuvo lugar en los carriles que van en sentido A Coruña. El kamikaze viajaba en dirección contraria, impactó contra el otro auto a la altura del punto 470 y prosiguió su marcha. La víctima del coche siniestrado necesitó asistencia médica y fue trasladada por los servicios de urgencias. Desde el 112 Galicia, se alertó a los Bomberos de Sarria, a la Guardia Civil de Tráfico, al GES de Becerreá y al servicio de mantenimiento de la vía.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >