Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vetos cruzados complican el pacto entre Colau y Maragall

La alcaldesa insiste en un tripartito con PSC y ERC, y el republicano quiere pactar con comunes y Junts per Barcelona

Colau y Maragall, durante un acto de la pasada campaña electoral. En vídeo, la alcaldesa en funciones, reitera su apuesta por un pacto de izquierdas en Barcelona. Vídeo: Atlas

Enrocados. El alcaldable de ERC y ganador de las elecciones del pasado domingo, Ernest Maragall, y la alcaldesa en funciones, Ada Colau (Barcelona en comú) no se mueven de sus propuestas de pactos postelectorales. Pero los vetos cruzados de uno y otro impiden por ahora cualquier acuerdo. Maragall quiere un pacto con Colau y Junts per Barcelona, pero la líder de los comunes dice que con la derecha ni hablar. Y Colau pretende un tripartito con ERC y el PSC, que se autoexcluyen porque les separa su postura sobre el proceso independentista.

Lo paradójico es que Colau y Maragall piden diálogo al tiempo que vetan la propuesta del otro. Ayer, Colau se mostró partidaria en TV3 de “hablar de políticas” antes de cualquier “veto”. Pero segundos antes había dejado claro que “no” piensa “formar parte de un acuerdo con Junts per Catalunya”.

“No creemos que el bloqueo que tenemos en la Generalitat deba cruzar la plaza de Sant Jaume [donde están las sedes de la Generalitat y el consistorio] e instalarse en el Ayuntamiento y porque es una formación que está en contra de conectar el tranvía, de regular el alquiler, el turismo y del modelo de ciudad que nosotros defendemos. Si queremos que Barcelona aborde los retos que tiene y mantener las políticas valientes que hemos iniciado estos cuatro años, es imposible que lo hagamos con ningún tipo de acuerdo con Junts per Catalunya”, dijo la alcaldesa en funciones. Colau defendió el tripartito de izquierdas con el argumento de que comunes, ERC y PSC suman el 60% de los votos y 28 de los 41 concejales salidos de las urnas el pasado 26-M. La edil también recordó que los tres partidos han gobernado durante cuatro años en el Área Metropolitana.

Maragall, por su parte, insistió en que no estará en ningún pacto con el PSC. El alcaldable viajará este viernes a Madrid para reunirse con algunos de los presos que están en prisión preventiva por su participación en el referéndum del 1 de octubre, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional.

Documento marco

A primera hora, el republicano tiene previsto encontrarse con la ex presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y a la ex consejera Dolors Bassa en la cárcel de Alcalá Meco. A mediodía, se reunirá con el líder de ERC, Oriol Junqueras, para abordar la estrategia de negociación a seguir. Y por la tarde, con el ex consejero de Interior y cabeza de lista de Junts per Barcelona, Joaquim Forn, y la número dos de la lista, Elsa Artadi, con quien persigue cerrar el acuerdo en el que también quiere incorporar a Colau.

Mientras, preguntado por la posibilidad de compartir la alcaldía durante el mandato (dos años él y dos años Colau), una idea que sugieren algunas voces entre las bases de Barcelona en comú, Maragall respondió que “es absolutamente prematuro e imprudente” especular sobre la cuestión. En declaraciones en el Parlament, donde ayer había pleno, apostó por llevar las negociaciones con el “máximo respeto, lealtad y discreción”.

Maragall también anunció que anoche tenía previsto remitir a Colau y su equipo negociador un primer documento con los “ejes principales” para un acuerdo de ciudad, una suerte de “declaración de principios”, un marco de acuerdo sobre el que luego habrá que ir concretando propuestas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información