Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maragall insiste en gobernar en solitario pero abre la mano a Colau y a Forn

El ganador de las municipales en Barcelona ve "inverosímil" un pacto entre perdedores que incluya a Valls

Ernest Maragall, el pasado domingo, celebrando su triunfo electoral.
Ernest Maragall, el pasado domingo, celebrando su triunfo electoral.

El resultado apretado de las elecciones municipales en Barcelona no ha hecho que el ganador, el republicano Ernest Maragall, haya cambiado su guion sobre cómo piensa gobernar. En una rueda de prensa en la sede de Esquerra, en la capital catalana, Maragall ha asegurado que le gustaría llegar a un acuerdo de "alto espectro" con los comunes (segunda fuerza) y Junts per Catalunya (quinta), pero que ante la mutua exclusión de ambas formaciones no descarta gobernar en solitario. "Nuestra responsabilidad no es estar a la espera, resignados, a que ese bloqueo cambie. Nuestra responsabilidad es que el Gobierno vire desde ya", ha asegurado el candidato de ERC a la alcaldía. Maragall también ha tildado de "inverosímiles" pactos alternativos para que no llegue a gobernar.

"Estamos orgullosamente decididos a gobernar esta ciudad y hacer honor a la confianza que los barceloneses han puesto en nuestra propuesta", ha dicho Maragall. El nuevo líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona ha explicado que piensa ir "pronto" a la prisión de Soto del Real para visitar a Oriol Junqueras y Quim Forn, dos de los políticos en prisión preventiva y que están siendo juzgados por un presunto delito de rebelión. "Con Quim tenemos que hablar sobre el futuro del Ayuntamiento y de la ciudad. Igual que con Colau, con quien sin duda tendremos que dialogar a ver si estamos en condiciones para trabajar por los objetivos que compartimos", ha añadido.

De acuerdo con la legislación vigente, en el caso de que no haya un acuerdo que sume mayoría absoluta, en el caso de Barcelona 21 regidores, se elige en segunda votación a la candidatura más votada. En las últimas horas desde las candidaturas de Collboni y Valls han abierto la puerta a darle su apoyo a Colau para que revalide la alcaldía. Maragall ha calificado el pacto de "inverosímil". "Es una artimética que en números da pero en políticas no. Es inimaginable en términos de ciudad y país". 

Maragall, además, ha descartado de plano cualquier acuerdo de mandato con el PSC, una fuerza a la que ve "subordinada a la del socialismo español, que está anclada en la represión y en la negación de nuestros derechos". El líder de los republicanos en Barcelona ha insistido mucho en "los grandes objetivos" que comparte con los comunes. Incluso en el tema de defensa de los "presos políticos". "Es un ámbito en el que ellos se han mostrado favorables", ha recordado Maragall.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información