Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los símbolos partidistas empañan la normalidad en varios colegios catalanes

Los candidatos a la alcaldía han votado a primera hora y han llamado a la participación

En foto, incidente en Terrassa entre dos interventores de Vox y uno de ERC. En vídeo, dos apoderados discuten en un colegio electoral de Barcelona.

Incidentes aislados con los símbolos partidistas han empañado una mañana marcada por la normalidad en la inmensa mayoría de colegios electorales catalanes. Si el largo ciclo electoral comenzó con disputas por la ocupación del espacio público con símbolos independentistas, hoy estas trifulcas se han trasladado a algunos colegios. Con todo, la nota dominante ha sido, además de la normalidad, una participación más elevada que en 2015.

La incidencia más destacada ha tenido lugar en el colegio Sant Miquel de Barcelona minutos antes de que votara el ex primer ministro francés y candidato a la alcaldía por Ciudadanos, Manuel Valls. En este centro, un apoderado de Vox ha recriminado a una de ERC que llevara una camiseta en la que se podía leer en inglés: “Libertad presos políticos”. El apoderado del partido ultra ha acusado a la independentista de estar cometiendo un “delito electoral” al llevar la camiseta y la joven se la ha quitado, quedando en sujetador, y dando la vuelta a la camiseta para que no se pudiera leer la inscripción: “Mire, señor, me la quito y no hay ningún delito. Sin ningún problema”, ha concluido la chica. Acto seguido, se la ha vuelto a colocar sin que se pudiera leer el mensaje reclamando la libertad de los líderes independentistas encarcelados.

Además del episodio en la escuela Sant Miquel, los Mossos d’Esquadra han retirado media docena de pancartas situadas a menos de 50 metros de diferentes colegios, en cumplimiento de la ley electoral. En Terrassa ha tenido que intervenir la Policía Municipal en un colegio después de que dos interventores de Vox recriminaran a uno de ERC que luciera un lazo amarillo en la solapa.

En Sabadell, la Policía Municipal ha obligado a dos miembros de una mesa electoral a cambiarse de camiseta. En una de ellas se podía leer el lema “antifascista siempre” y en la otra había un puño y una estrella. Ambas vestimentas han provocado las quejas de la candidata de Vox al Consistorio, Patricia Muñoz, a la Junta Electoral.

El candidato a la alcaldía barcelonesa más madrugador ha sido el socialista Jaume Collboni, que a las 9.30 ha acudido acompañado de sus dos sobrinos, menores de edad, a votar al colegio Mireia de Barcelona. Cuando Collboni ha llegado al centro, los responsables todavía no habían acabado de colocar las papeletas de las elecciones europeas en una de las mesas. Tras votar, el socialista ha asegurado que estas son las elecciones “más abiertas de la historia”.

El líder del PP, Josep Bou, ha votado media hora más tarde, a las 10.00, en el Centro cívico Vila Florida del barrio de Sant Gervasi. Bou ha ido a votar acompañado de su esposa y uno de sus hijos. “Es un día para votar en familia porque las grandes cosas de la vida se hacen en familia, por eso me acompañan mi esposa y uno de mis hijos”, ha explicado. Bou ha asegurado que el Ayuntamiento que salga hoy “será de pactos” y ha mantenido que las encuestas se equivocan y que el PP entrará en el Consistorio. El popular, al acabar su intervención ante los medios, ha ayudado a una periodista a desencallar la maleta en la que llevaba una cámara de televisión, después de que una rueda se quedara atascada en la alcantarilla. Bou ha levantado la rejilla y ha conseguido sacar la maleta sin romper la rueda.

La número dos de Barcelona de JxCAt, Elsa Artadi, ha votado a las 10.00 en el centro cívico Pere Pruna del barrio barcelonés de Sarrià. Artadi ha llamado a votar “de manera masiva” y “seguir haciendo historia”.

A las 10.30 ha votado la alcaldesa de Barcelona y candidata a la reelección, Ada Colau. La líder de Bcomú ha votado en el centro cívico La Sedeta y ha ido acompañada de su pareja, Adrià Alemany, y sus dos hijos junto con el diputado Gerardo Pisarello. La conserje del colegio ya llevaba minutos esperando a la alcaldesa e iba informando a los periodistas por donde aparecería la primera edil. Colau, tras votar, ha añadido: “Barcelona puede enviar un mensaje de esperanza ante un mundo en crisis”. La alcaldesa ha llamado a la participación “para conquistar el futuro”.

El candidato de Ciudadanos, Manuel Valls, ha votado a las 11.00, minutos después del incidente entre el apoderado de Vox y la apoderada de ERC en el colegio Sant Miquel. Valls ha destacado que “estas son las municipales más importantes en la historia democrática de Barcelona”. Valls ha festejado que es la primera vez que se vota a sí mismo en España”.

Anna Saliente, de la Cup-Capgirem, ha votado en el CEIP Mare Nostrum del paseo Valldaura y tras ejercer su derecho ha recordado la consulta ilegal del 1 de octubre. La anticapitalista solo ha votado en las municipales y no para las europeas al considerar que la “Unión Europea no es un ámbito en el cual haya opción para avanzar en el derecho a la autodeterminación ni en la mejora de las condiciones de vida de la clase trabajadora”. Saliente ha lamentado la muerte, la pasada noche, de un ciclista, repartidor de la empresa Glovo, y ha animado a participar en la protesta convocada esta tarde frente a la empresa.

El último candidato que ha votado ha sido Ernest Maragall, de ERC, y lo ha hecho pasadas las 11.00 en la Escuela Infant Jesús del barrio de Sant Gervasi. Maragall, tras votar, ha asegurado que hay que hacerlo por la “dignidad y el futuro colectivo de la ciudad y el país”.

La jornada electoral de las municipales se está caracterizando en Barcelona por una participación superior a la que hubo a las 14.00 en las elecciones de 2015, aunque inferior a los comicios generales del pasado 28A. En Cataluña, 5.646.404 catalanes están llamados a las urnas en las 8.365 mesas electorales repartidas en 2.691 colegidos de los 947 municipios. Las votaciones han comenzado a las 9.00 de la mañana y a las 14.00 la participación era del 35,58%. En los comicios municipales de 2015, a las 14.00 la participación fue de 32,17% -3,41 puntos menos- mientras que en las elecciones generales del pasado 28 de abril la participación a la misma hora en Cataluña era del 43,2%.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información