Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arañando votos hasta el último minuto

Los candidatos a la Comunidad y al Ayuntamiento eligieron diversos puntos de la capital para cerrar los 15 días de campaña electoral

Los candidatos a presidir la Comunidad y el Ayuntamiento apuraron las últimas horas para arrancar un voto y convencer a los indecisos.

INFÓRMATE AL MINUTO DE LAS ELECCIONES

EL PAÍS Madrid ha preparado un seguimiento de la campaña electoral en varios formatos y plataformas: el podcast de campaña Menuda Papeleta, una newsletter diaria (regístrate aquí para recibirla cada mañana hasta el día 27 de mayo) y, si usas Telegram, este canal para seguir la actualidad política del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid.

Más Madrid, en Vallecas. Desde la Plaza Roja de Vallecas, rodeados de un millar de simpatizantes, Manuela Carmena e Íñigo Errejón, candidatos de Más Madrid a la alcaldía y a la Comunidad, respectivamente, pidieron un “último esfuerzo” para que en Madrid se consolide un cambio de progreso. “Manuela se queda. Pero no va a estar sola. Queremos acompañarla desde la Comunidad para tener un gobierno tan ecologista, feminista y justo como el de la capital”, arrancó Íñigo Errejón. “Estamos a punto de revalidar el Ayuntamiento y de ganar la Comunidad”. “Si queremos que gobierne Manuela Carmena, hay que votar Manuela Carmena y no lanzar una moneda al aire”, agregó en referencia a Madrid en Pie Municipalista y pidiendo a los simpatizantes que siguieran haciendo campaña hasta el día de las votaciones. 

“Soy Marisa Paredes. Soy de Madrid”. La actriz e icono, que acompaño a los candidatos en escena, fue el broche que Más Madrid trajo al cierre de su campaña. “Soy hija de una portera, la señora Petra”, dijo la artista que habló de la España gris de Franco; de Pedro Almodóvar; de la evolución de Madrid. También hizo una reivindicación de la cultura y una crítica a los precarios contratos de limpieza “de la Botella”. “Me toca apoyar a Manuela Carmena e Íñigo Errejón porque nos lo merecemos. Porque es la candidatura que más va a hacer por Madrid”, resumió la artista.

"La democracia hay que cuidarla. Si no, se estropea. Hay un partido político que tiene las mismas reivindicaciones que Franco y los falangistas porque no hemos cuidado la democracia. La han corrompido una vergüenza de políticos que aunque ahora están en la cárcel, han hecho mucho daño a la democracia. Por eso, [para cuidarla] mis 75 años están para vosotros".

PP, en Madrid Río. Pablo Casado ha respaldado a sus candidatos a las elecciones municipales y autonómicas de Madrid a lo largo de toda la campaña. En esta región donde los populares han estado gobernando durante 24 años se lo juegan todo. Las encuestas no les dan muy buenos resultados ni tampoco sus actos de campaña han sido seguido por miles de ciudadanos como ocurría antes de las recientes elecciones generales. Aunque confían salir el domingo al balcón de Génova donde han celebrado todas sus victorias electorales.

En Madrid Río, el candidato a la alcaldía de Madrid Martínez Almeida después de afirmar que le quedan dos días a Manuela Carmena como alcaldesa le aseguró a Pablo Casado que ganarán en Madrid porque “desde Madrid se gana la Moncloa”. La candidata del PP a la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, agradeció el trabajo de los expresidentes Alberto Ruiz Gallardón, Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes sin mencionar a Ignacio González y Ángel Garrido. Criticó duramente las políticas de izquierdas pero, al igual que el resto de candidatos populares, no hubo palabras para los otros dos partidos de la derecha, Ciudadanos y Vox. “Nosotros gestionamos presupuestos y no sentimientos”, finalizó la candidata mientras los simpatizantes la vitoreaban “presidenta, presidenta”.

Pepu Hernández, en el mitin de Hortaleza.
Pepu Hernández, en el mitin de Hortaleza.

El presidente del PP, Pablo Casado, hizo referencia en su intervención a la corrupción de exmilitantes del PP a los que llamó “traidores” y reconoció sentirse “avergonzado” por las conductas reprochables de estos para después arremeter contra la izquierda y animar a la unión de todo aquellos que están a la derecha del Partido Socialista. “Volveremos a tener 10 millones de voto”, finalizó un Casado eufórico.

PSOE, en Hortaleza.  Los candidatos del PSOE a la Comunidad y al Ayuntamiento, Ángel Gabilondo y Pepu Hernández, han pedido el voto ante unas 3.500 personas en el auditorio Pilar García Peña de Hortaleza, que lleva el nombre de una diputada socialista fallecida en 2001. Ambos han estado arropados por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y por el candidato al Parlamento Europeo, Josep Borrell. “Tenemos una necesidad de cambio en la Comunidad porque creciendo al 3,5% la tasa de pobreza es del 20%, porque el 43% de los hogares tienen dificultades para llegar a fin de mes, porque alquilar una vivienda es un 60% más caro que en el resto del país”, ha señalado Gabilondo, que ha destacado que “somos una de las comunidades que menos porcentaje del PIB invierte en Sanidad”, es decir, “somos unos ricos un poco raros”. Y se ha referido, sin citarla, a la corrupción del PP: “En el Canal de Isabel II se lo han bebido todo. Hemos sufrido una preocupante inestabilidad con tres presidentes en cuatro años”. 

Ignacio Aguado, aupado por sus simpatizantes.
Ignacio Aguado, aupado por sus simpatizantes.

Mientras, Pepu Hernández ha destacado su compromiso con la ciudad: “Estoy aquí porque me rebelo contra la desigualdad y no quiero que Madrid se pierda en el agujero negro de la ultraderecha. Vamos a pararlo con el poder de los votos. Y vamos a decir sí a un Madrid más limpio y más feminista”. El socialista ha señalado que ha sentido “indignación” por las condiciones en las que viven muchos madrileños en situación de necesidad, por eso ha apostado por “equilibrar Madrid”, que es “una de las ciudades más desiguales de Europa”, con medidas como “escuelas infantiles y un parque público de vivienda en alquiler”.

Ciudadanos, también en Hortaleza. El último mitin de campaña de Ciudadanos congregó ayer a cerca de 500 personas en el parque de Alfredo Kraus, en Hortaleza; distrito en el que la formación que lideran Begoña Villacís e Ignacio Aguado ganó en las generales. La música del grupo Laraland amenizó la espera de quienes se acercaron a escuchar a los candidatos a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento. Villacís le dedicó el acto a su hija Inés, de siete días. “He vivido esta campaña de forma muy intensa”, dijo la aspirante, quien aseguró que la alcaldesa Manuela Carmena “representa a los totalitarios” que le hicieron un escrache. Entre gritos de “vamos, alcaldesa”, la candidata al Palacio de Cibeles arengó a los simpatizantes: “Nosotros sí representamos al Madrid que quiere la libertad”. Ignacio Aguado pidió el voto el domingo porque “todo está muy reñido”.

El candidato Javier Ortega Smith saluda a los seguidores de Vox.
El candidato Javier Ortega Smith saluda a los seguidores de Vox.

El candidato a la Comunidad, consciente de los apretado de las encuestas, subió el tono: “Estamos a un escaño que puede darnos la victoria a nosotros o al PSOE y los dos Podemos”. Aguado remarcó que la diferencia entre Ciudadanos y el PP es que ellos “tienen ilusión”. Los simpatizantes se encendieron con la promesa de no subir los impuestos. Como Rosa Moreno y su marido, Román Albarranz, un matrimonio de 65 y 67 años que no duda: “No nos pueden crujir”. “¿Queremos que la Comunidad recupere los impuestos de patrimonio y sucesiones?”, preguntó Aguado. “¡No!”, le gritaron al unísono. Y Aguado zanjó: “Tenéis la llave el domingo; la papeleta”.

Vox, ante el Supremo. Vox no se parece al partido de hace sólo un mes. A su cierre de campaña en la plaza de la Villa de París asistió algo más de medio millar de simpatizantes. La baja asistencia contrasta con el cierre de campaña de las generales cuando miles de sus votantes llenaron la plaza de Colón, alentados por las apelaciones a la épica de un partido que no tenía un techo claro. Al acto asistió la plana mayor del partido, el presidente Santiago Abascal y los candidatos municipal, autonómico y europeo, Javier Ortega Smith, Rocío Monasterio y Jorge Buxadé. Como queriendo excusarse por la baja asistencia, varios de los líderes recordaron que en plazas y locales de la región había también actos con candidatos. "El domingo vamos a ser determinantes", dijo Monasterio. "vendrán algunos cabizbajos a retroceder en todo lo que han dicho", añadió, prefigurando que la derecha será mayoritaria en la región.

Isabel Serra, en su intervención en el cierre de campaña.
Isabel Serra, en su intervención en el cierre de campaña.

Los encuestadores han detectado que los votantes de Vox fueron los más sorprendidos por el resultado del 28 de abril. Por eso una de las incógnitas de este domingo será saber si el partido perderá a votantes desilusionados. En el mitin algunos votantes expresaban abiertamente sus dudas. Alfonso Fernández Gómez, un policía jubilado de 67 años, decía creer que el 28 de abril hubo un pucherazo. "Nos están poniendo zancadillas". Rosana Hidalgo tampoco se explicaba que el resultado no hubiese sido mejor: "Todo el mundo que conozco va a votar a Vox". Como en Colón el acto acabó con el himno y vivas a España. Pero esta vez no hubo fuegos artificiales.

Unidas Podemos, en Villaverde. Isabel Serra clausuró la campaña revindicando el momento histórico ante el que se encuentra la Comunidad de Madrid. Después de 24 años de gobierno popular, la izquierda tiene en su mano recuperar el poder. A ello llamó la candidata de Unidas Podemos IU Madrid en Pie con un mensaje contundente. Exclamó la "necesidad y obligación de echar al PP" tras "24 años de corrupción y privatización de los servicios públicos" y, además, denunció una campaña contra su formación después de sus recientes críticas a Amancio Ortega.

"Podemos echar al PP de una vez. Tenemos la oportunidad de acabar con un gobierno que ha generado tanto sufrimiento", exclamó Serra, que desafió a una posible alianza de los populares con VOX en el acto celebrado en Villaverde, uno de los principales bastiones de la izquierda madrileña. "Ellos vienen con los caminantes blancos de VOX, pero les vamos a decir: "no, os vamos a echar". El domingo les vamos a ganar nosotros, los de abajo. Tenemos la oportunidad y la necesidad de hacerlo. Nos va la vida en ello", ahondó la madrileña, de 29 años, que abogó por la unidad de la izquierda madrileña. "Podemos hacer un gobierno de izquierdas para la mayoría de la gente de la Comunidad", dijo la líder de una formación a la que el último sondeo del CIS sitúa como tercera fuerza política, por detrás del PSOE y el PP, con una estimación de voto del 13 %.

Carlos Sánchez-Mato y Rommy Arce, en el último mitin.
Carlos Sánchez-Mato y Rommy Arce, en el último mitin.

 "En esta época de escepticismo, las mujeres han sido capaces de ofrecer una salida. La lucha feminista se encarga de defender un mundo para todas y para todos. Es ese espíritu del feminismo el que nos ha traído hasta aquí. Hemos demostrad con el 8-M que no nos derrotan con el miedo. Aunque nos llamen mamarrachas o feas, vamos a seguir luchando y siendo valientes", dijo.

Madrid en Pie, en Carabanchel. Decenas de personas se reúnen en el metro de Oporto con carteles y folletos en la mano de Madrid en Pie Municipalista. Caminan hacia la plaza de los chorros, en el madrileño barrio de Carabanchel, donde se va a celebrar el acto de cierre de campaña del candidato al Ayuntamiento Carlos Sánchez Mato. Mientras que todos se ponen en su lugar en el escenario suena de fondo una canción de Phil Collins que repite en coro la frase: one more night (una noche más).

En efecto, solo queda una noche para las elecciones y los nervios están a flor de piel. Los congregados los calman horchata en mano mientras escuchan los distintos discursos.“Yo pienso y deseo que Madrid en Pie va a superar todas las encuestas” , dice una de las asistentes, Elisa iglesias, de 60 años. Lo mismo espera Rommy Arce que sale al escenario y vaticina que su grupo será un “ caballo de Troya frente a la izquierda adormecida y las derechas”. “¡Alcalde, alcalde!”. Sánchez Mato esboza una sonrisa de oreja a oreja mientras le aclaman y, rápidamente, agradece a Pablo Iglesias el apoyo recibido: sabe que el espaldarazo del secretario general de Podemos tiene mucha culpa de que ahora sus simpatizantes tengan fe en dar un vuelco a las encuestas. Y hacia ellos se dirige para dar una última arenga: “La voz del pueblo no se puede callar, porque estamos defendiendo la voluntad de la clase oprimida y explotada”.

Información realizada por Pablo León, Aurora Intxausti, Miguel Ángel Medina, Javier Portillo, Fernando Peinado, Pablo Pérez y Lucía Franco.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información