Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos investigan el asesinato de una joven de 17 años en Barcelona

La policía catalana ha detenido a un hombre por el homicidio e investiga su relación con la víctima

Los Mossos en el lugar donde ha sido hallada la víctima, en un bar de la avenida de Mistral.
Los Mossos en el lugar donde ha sido hallada la víctima, en un bar de la avenida de Mistral.

Los Mossos investigan la muerte de una joven de 17 años en el barrio del Eixample de Barcelona en circunstancias extrañas. La víctima ha sido hallada en el interior de un bar, con heridas de arma blanca. Los agentes han detenido a un hombre de 30 años, como presunto autor, y todavía investiga qué relación tenía con la joven y si la conocía con anterioridad o no. 

La policía catalana ha recibido el aviso pasadas las tres y media de la tarde, a través del 112. Un joven, de 20 años, ha llamado muy nervioso al teléfono de emergencias asegurando que algo le había ocurrido a su pareja dentro de un bar. "Estaba como con un ataque de ansiedad", explica una de las trabajadoras de la panadería a la que ha entrado corriendo el joven, repitiendo "algo le han hecho, algo le han hecho", en referencia a la joven muerta. 

En ese momento, la avenida de Mistral, en el barrio del Eixample, estaba prácticamente vacía, recuerdan las empleadas del local, que inicialmente han pensado que el joven quizá sufría algún tipo de desequilibrio. "Estoy muy preocupado, muy preocupado, he visto sangre", repetía. "Hay un hombre y me ha mirado mal", añadía, sobre el local donde alguien había atacado su pareja. Finalmente, el joven ha llamado desde su propio teléfono móvil al 112 y ha repetido lo mismo a la policía. "No quería salir de la panadería, como si tuviese miedo", cuentan las mujeres. 

Al poco, una patrulla de los Mossos ha llegado al lugar, ha entrado al bar del número 69 de la avenida de Mistral y ha encontrado a la joven española muerta, con heridas de arma blanca, sin nadie más en su interior. Inicialmente, se han llevado al joven que ha dado el aviso al 112 y que ha contado que poco antes de todo lo ocurrido había discutido con la víctima. Tras interrogarle, los Mossos no le han detenido.

Paralelamente, una patrulla de la Guardia Urbana ha topado con un hombre en la calle de Hospital, ya en el Raval. Tenía una actitud extraña e iba manchado de sangre. Los agentes le han retenido, a la espera de hablar con los Mossos. Finalmente, tras diversas comprobaciones, ha sido detenido por su vinculación con la muerte de la mujer. Los Mossos investigan todavía si existe alguna relación entre la víctima y el presunto autor, un hombre marroquí de unos 30 años, que regentaba el local donde ha sido hallada la mujer muerta. 

"Hacía más de una semana y media que no respondía a mis mensajes", explica una mujer que trabajaba como camarera en el bar donde ha ocurrido todo sobre su jefe, ahora detenido. Ella no conocía a la víctima y asegura que el hombre arrestado tiene una pareja, de origen holandés, que hace semanas que está fuera de España. Los vecinos del barrio señalan que hacía solo dos meses que el bar estaba abierto, aunque desde el jueves pasado estaba a medio gas, cerrado algunos días, e incluso había retirado el rótulo del local.  

Con la de hoy, son tres las muertes violentas que se han producido en la ciudad de Barcelona en lo que va de año. La primera fue en febrero, en la que un hombre falleció fruto de los golpes tras una pelea en el distrito de Sant Martí. Hace cuatro días, un hombre murió tiroteado en un piso el Eixample, fruto de un posible caso de tráfico de drogas.  

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >