Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valls promete acabar con el ‘top manta’ en Barcelona en 90 días

El alcaldable apoyado por Ciudadanos propone trasladar el Parlament a Les Glòries

En foto: el candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls. En vídeo: declaraciones de Manuel Valls. EFE

Manuel Valls, alcaldable por Barcelona apoyado por Ciudadanos, se ha propuesto si gana las elecciones municipales de este 26 de mayo acabar con el top manta en la ciudad en 90 días y crear 1.500 nuevas plazas en la Guardia Urbana para atajar los índices de inseguridad de la ciudad. Tras recordar que en 2018 uno de cada cuatro barceloneses ha sido víctima de un delito, Valls considera que ese es un polo esencial para frenar la “degradación” de Barcelona. El capítulo de la seguridad encabeza la relación de los 12 compromisos electorales que Valls ha presentado esta tarde en Barcelona y que han contribuido a elaborar un equipo de una treintena de profesionales de diferentes sectores.

El programa contempla también numerosas actuaciones en urbanismo. Valls no quiere esperar y desea afrontar ya la reforma de La Rambla para que las obras empiecen en 2020. Otro de los planes es trasladar la sede del Parlament al parque de las Glòries con un edificio "emblemático, moderno y polivalente" que mire al futuro y complete "la personalidad de la plaza con el monumento que la ciudad le debe a Ildefons Cerdà". El alcaldable quiere que el Aeropuerto de El Prat esté abierto y haya vuelos las 24 horas.

Arropado por los miembros de su candidatura -entre ellos, el exministro socialista Celestino Corbacho- y ante un centenar de personas, Valls ha expuesto en un acto de una hora su programa electoral para Barcelona. A la cita han acudido un centenar de personas que tanto al inicio como al final del acto alzaron cartulinas azules y rojas con las palabras Manuel y Valls. El candidato ha advertido, en un breve discurso, de que no se podían extrapolar los resultados de las elecciones generales del 28-A —Ciudadanos fue en Barcelona el cuarto partido— y ha expuesto la filosofía de su proyecto: liderar el cambio en la ciudad y elegir entre “la democracia y el estado de Derecho” o los “populismos y nacionalismos”, en alusión directa a la alcaldesa Ada Colau, y a Ernest Maragall, cabeza de lista de Esquerra y favorito en las encuestas. “Dos fuerzas que están preparándose para pactar”, avisó.

El populismo y el separatismo se están preparando para pactar", avisa en alusión a un supuesto acuerdo entre Ada Colau y Ernest Maragall

Bajo el epígrafe Una ciudad segura. Tolerancia cero, el primer compromiso alude a elaborar un plan de choque que implicará crear 1.500 plazas de urbanos: 600 en el primer año de mandato y 300 cada uno de los tres siguientes. El proyecto contempla rescatar la unidad de antidisturbios —la alcaldesa les suprimió la función de orden público_ y, además, alcanzar un pacto en la junta de seguridad para acabar con “las mafias, las drogas, la inmigración ilegal, los narcopisos, la prostitución y el fenómeno del top manta”.

El programa plantea acabar con “las mafias, las drogas, la inmigración ilegal, los narcopisos, la prostitución y el el top manta”.

El segundo punto se centra en combatir las desigualdades y la pobreza y plantea medidas para evitar que el 19% de los barceloneses dejen de vivir en el umbral de la pobreza. En el capítulo de medio ambiente, Valls se propone que Barcelona se convierta en la primera ciudad ecológica de Europa y recuerda que la concentración de óxidos se mantiene por encima de los 40 miligramos por metro cúbico y su idea principal es que los días con episodios de alta contaminación el transporte público sea gratuito.

Firme opositor del procés, Valls advirtió de que el tradicional “europeísmo” de los barceloneses se ha enfriado por culpa de la indiferencia de las autoridades municipales. Su plan es reforzar los lazos con Europa dando ayudas a jóvenes con menor renta familiar para participar en programas de intercambio; la creación de una Oficina Brexit para asesorar a los ciudadanos británicos residentes en Barcelona y además de reforzar la figura del alcalde como embajador de la ciudad. Su objetivo es que Barcelona sea cocapital de España, una idea que ha defendido a menudo el PSC, con “los recursos y proyectos necesarios para alcanzar esa condición”.

La candidatura quiere que Barcelona sea cocopital e invertir recursos para lograr ese objetivo

Los siete compromisos restantes hacen referencia a una vivienda más asequible, la movilidad sostenible, la recuperación del liderazgo económico y la vuelta de las 4.000 empresas que han trasladado su sede social, la democracia participativa, la capital cultural, ciudad educadora y deportiva. Colau ha hecho de la política de la vivienda bandera y Valls le recrimina que en su mandato los alquileres han aumentado el 40%. Por ello se compromete a crear 10.000 viviendas con “algún régimen de protección oficial” en el plazo de ocho años siendo el 75% de alquiler asequible.

 

 

 

 

 

Los siete compromisos restantes hacen referencia a una vivienda más asequible, la movilidad sostenible, la recuperación del liderazgo económico, la democracia participativa, la capital cultural, la ciudad educadora y la deportiva. Colau ha hecho de la política de la vivienda bandera de su mandato y Valls le recrimina que en su mandato los alquileres han aumentado el 40%. Por ello se compromete a crear 10.000 viviendas con “algún régimen de protección oficial” en el plazo de ocho años siendo el 75% de alquiler asequible además de impulsar otros tantos pisos en el área metropolitana.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información