Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Resultados en Madrid: la debacle del PP alimenta el liderazgo de Cs en la derecha

El PSOE obtiene su primera victoria en Madrid en unas generales desde 1986

En casi todos los municipios importantes —con la excepción de Madrid, Majadahonda y Pozuelo— Cs adelanta al PP

La candidata del PP a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, votando en el IES Lope de Vega en Madrid. En vídeo, el secretario general de Vox, Ortega Smith, promete "echar" a Carmena del Ayuntamiento. Vídeo: EPV

Las elecciones generales de este domingo propiciaron la primera victoria del PSOE en la Comunidad desde 1986, el peor resultado de siempre del PP en la región y un aviso de proporciones históricas: el 26 de mayo, los socialistas aspirarán a ganar unos comicios autonómicos por primera vez desde 1987, cuando ni siquiera existía el partido de Pablo Casado. No obstante, la debacle del PP alimentó el sorpasso de Ciudadanos —segunda fuerza, por delante de los populares— y la irrupción de Vox en el Congreso, por lo que el bloque conservador optará a mantener el Gobierno regional. En la capital también se impusieron los socialistas. [Consulta todos los resultados de las elecciones generales]

El último gran bastión electoral del PP, la Comunidad de Madrid, está más que en peligro. Los resultados de las elecciones generales de este domingo avanzan que la formación conservadora se enfrenta a una tormenta perfecta que puede desplazarle del poder por primera vez desde 1995. El PSOE está al alza. La candidata regional del PP, Isabel Díaz Ayuso, no despega. Y el auge de Ciudadanos —que amenaza con sustituirle como referente de la derecha—, unido a la irrupción de Vox, no ha ensanchado el espacio electoral de la derecha, sino que se alimentan de votantes populares desencantados. En esas circunstancias, el PP se arriesga a perder el Ejecutivo en una región en la que ha ganado todas las elecciones desde 1991, y que convirtió en su santo y seña en España. Una sensación de crisis sistémica acrecentada por la fuga a Ciudadanos de Ángel Garrido, expresidente popular de la Comunidad de Madrid.

“¡Ahora vamos a por Madrid!”, bramó el líder de la formación naranja, Albert Rivera, pasada la medianoche, cuando cientos de seguidores de su partido jaleaban a Ignacio Aguado — “¡presidente! ¡presidente!”— y a Begoña Villacís — “¡alcaldesa! ¡alcaldesa!”— sus candidatos madrileños. Una celebración basada en datos.

El PSOE logró 11 diputados nacionales en la Comunidad. Ciudadanos, 8. El PP, 7. Podemos 6. Y Vox, 5. Un auténtico terremoto: los populares se dejaron más de 600.000 votos respecto a las elecciones generales de 2016, más de 350.000 solo en la capital. Y en casi todos los municipios importantes —con la excepción de Madrid, Majadahonda y Pozuelo— Ciudadanos quedó por delante del PP. Un sorpasso en la derecha impensable solo hace unas semanas, y que afectará decisivamente a las elecciones autonómicas y municipales de mayo.

Ayuntamiento de Madrid

Queda menos de un mes para esa votación. La cita marcará las negociaciones para formar el Gobierno nacional —los posibles socios de Pedro Sánchez calcularán cómo puede afectar ese hipotético pacto a sus expectativas regionales—, que a su vez influirán decisivamente en la campaña autonómica. Y ningún partido se verá más afectado por esa circunstancia que Ciudadanos.

Los resultados de este domingo enfrentan directamente a Ignacio Aguado con Díaz Ayuso por el dominio de la derecha, una batalla en la que Vox también jugará sus cartas. Como el bloque conservador mantiene su hegemonía en número de votos en la región —donde ha ganado todas las generales desde 2000, con la excepción de las de 2004—, tanto Rivera como Aguado se sentirán inclinados a mantener sus respectivos vetos a gobernar con Sánchez y Ángel Gabilondo. En consecuencia, el líder de los socialistas en Madrid, que lidera las encuestas regionales, dependerá de los resultados de Más Madrid —la plataforma de Íñigo Errejón— y de Unidas Podemos IU Madrid en Pie —que lidera Isabel Serra— para formar un Gobierno de izquierdas por primera vez en casi un cuarto de siglo. Según los resultados de este domingo, el bloque conservador parte con ventaja frente al progresista: sumó el 53,4% de los votos por el 43,5%, respectivamente.

“Cuando se tiene moderación, se llega más lejos que cuando uno se pone estupendo y extremista”, propuso Gabilondo.

Las opciones del candidato socialista también beberán de los votos de la capital, donde el PSOE ganó este domingo las elecciones, logrando ocho puntos más de porcentaje de voto que en 2016. Ese resultado refuerza a José Vicente Pepu Hernández, el candidato capitalino de los socialistas, que asumió el número uno de la lista cuando su partido era el último en las encuestas. E impulsa la apuesta de Manuela Carmena por intentar revalidar el gobierno con un pacto de izquierdas. Sin embargo, el declive capitalino del PP es compensado por el auge de Ciudadanos y Vox, que convierte en mayoritario al bloque conservador.

PACMA, más votos sin ningún premio

Aunque Pacma mejoró ayer en más de 10.000 votos su resultado con respecto al de 2016 en la Comunidad de Madrid, repitió el mismo resultado que tuvo entonces: pese a que en la región mejoró la media de sufragios nacional, no obtuvo representación en el Congreso de los diputados, como tampoco lo logró en ninguna otra circunscripción.

El salto más espectacular con respecto al resultado en las últimas elecciones generales lo protagonizó Vox, que en 2016 solo sumó 16.803 votos, por los más de 505.000 de ahora.

Eso supone que la formación de Santiago Abascal pase del 0,48% de los votos al 13,86%, y de no obtener representación a lograr cinco diputados nacionales por la Comunidad de Madrid.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información