Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

MulaFest: motor, tatuajes y ‘voguing’

El festival celebra este fin de semana en el Ifema su octava edición con

conciertos y tendencias urbanas

Un hombre realiza un tautaje en el festival MulaFest de Madrid. Ver fotogalería
Un hombre realiza un tautaje en el festival MulaFest de Madrid.

En España se celebran unos 850 festivales al año. Una media de 18 semanales, según la Asociación de Promotores Musicales (APM). Aunque la burbuja parece que va a explotar, todavía hay un gran abanico de fechas fuera del período estival. En Madrid, el MulaFest, organizado por el colectivo Mula e Ifema, cumple ocho ediciones y se encarga este fin de semana de abrir la temporada en los pabellones uno y tres del recinto ferial. El evento, de tendencias urbanas, se asocia este año con el certamen Garage Sound, para ofrecer su versión más roquera. Mägo de Oz, Sober y The Professionals, encabezan el cartel de un festival que reúne a talentos de mundo del tatuaje, el motor, el circo urbano o el voguing, estilo de baile procedente de Nueva York. Las entradas de día cuestan 30 euros y el abono 40.

Coches y motos expuestos son el primer reclamo visual del recinto. El festival homenajea a siete de los pioneros de la modificación de motos en España con una exposición de sus vehículos y fotos del fotógrafo Alberto García-Alix. Uno de los motoristas honrados es el catalán Ferry Clot, campeón del mundo en su categoría en 2007 y 2009 en Estados Unidos en esta materia y fallecido en 2018. “Es como si un guiri viene aquí y gana un campeonato de tortilla de patata”, resume Adolfo Calles, coordinador del homenaje. “La customización en España surge en los 70 y 80. Uno de esos héroes anónimos, fue el madrileño Matías Morales, que en el año 72 viajó a Inglaterra para modificar su moto. Cuando entraron en vigor nuevas normas de circulación la retiró a de la calle.

“Lleva 35 años en su casa. Es la primera vez que se expone”, apunta Calles. “El concepto que tenía de montar en moto no era ir vestido de astronauta. La moto es es la antítesis, es la libertad”, añade Morales. También luce la moto de Enrique Pérez, más conocido como Mao, un español afincado en Suiza, que conoció en los 70 la cultura de las choppers y el tatuaje, o la moto destartalada del holandés Gerard Van Nierop que viajó con su novia desde su país hasta España en el año 82 y decidió quedarse. “Fue un pionero y de los primeros que abrió una vía de negocio de importación de piezas y de Harlyes. ¿Cómo está el asunto de la modificación de motos?: “Nos enfrentamos a las leyes más restrictivas de Europa. Pedimos más flexibilidad y sentido común. Modificas un tornillo de la moto y te funden”, afirma Calles.

Una actividad en el festival MulaFest. ver fotogalería
Una actividad en el festival MulaFest.

Una de las novedades de esta edición es el voguing, baile de la cultura LGTB que nace en los clubs neoyorkinos de Harlem en los 80 y que popularizó Madonna con su tema Vogue. El espectáculo, contará con una clase magistral de la bailarina y profesora de danza madrileña Silvi Mannequuen y una exhibición con nueve bailarines. “Viajé a Nueva York en 2009 y me enganché. Descubrí que nadie me estaba mirando ni juzgando, y que el mundo del baile es muy competitivo. En el voguing es una liberación”, explica Mannequuen. En 2014 organizó el primer espectáculo en Madrid y desde entonces no ha parado ningún año. “Muchas personas han encontrado un espacio seguro donde expresarse libremente sin sentirse juzgados. Aquí encuentran un refugio. Hay muy pocos chicos heteros”, concluye.

El festival ofrece talleres de la Escuela de Circo Diverso, de peluquería o para renovar el aspecto de la ropa para alumnos de Formación Profesional a los que se puede acudir como modelo y presenta Creative Communion Cube, una estructura inédita en España en la que varios artistas desarrollarán sus obras utilizando tecnología 3D y gafas de realidad virtual. Otro de los grandes reclamos es la Madrid Tattoo Convention, en la que participarán más de sesenta tatuadores a los que el público puede acudir bajo previa. Mik Garreta, organizador de la convención, abrió su primer estudio de tatuaje en el 84 en Barcelona: “Hace 20 o 30 años tenía peor imagen.

A partir de los 80 y 90 se empezó a tatuar más gente y en cuanto empezaron los artistas y los futbolistas se abrió más”, señala. De hecho, el 12 % de los europeos está tatuado, según un informe de la Unión Europea”. “Ahora muchos tatuadores provienen de Bellas Artes. Ya no se ve la daga con el corazón o la hawaiana bailando junto a una palmera…eso sí, yo creo

Burbuja festivalera

Por el MulaFest esperan que se pasen unas 20.000 personas. Asier Labarga, director del festival, reconoce que “hay cierta burbuja de festivales”. “Se dice que va a ser el año histórico de la cantidad de festivales de música que va haber. Pero Mula no es un festival 100 % musiquero; se integra con otros contenidos y, aunque cada certamen necesita su propio ADN, la tendencia será incrementar la actividad y la atracción alrededor de la música. El festival siempre se ha celebrado ha finales de junio: “Hace ocho años a penas había oferta cultural en esas fechas. No es un evento estacional, no estamos pendientes de las giras de los artistas ni del clima, porque se celebra a cubierto”, aclara Labarga. Es festival cuenta con un presupuesto de “cerca” de 1.000.000 de euros y entre el 12 y 14 de julio celebra su primer edición internacional en Acapulco (México).

que nadie se debería de tatuar hasta los veintipico”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información