Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cortada la línea 2 de metro de Ópera a Retiro desde este miércoles

OHL sigue sin dar explicaciones y los usuarios critican que los trabajos de la Operación Canalejas obliguen a cerrarla durante meses

Linea 2 Metro Madrid cortada
La parada de metro de Sevilla, en la línea 2, cerrada por las obras de la Operación Canalejas.

El 25 de enero pasado, a media tarde, Metro de Madrid anunció que se cortaba la línea 2 entre Sol y Retiro por problemas en el túnel debido a las obras del Centro Canalejas, un complejo de lujo junto a la Puerta del Sol. En un primer momento explicaron que el cierre de aquellas cuatro estaciones duraría un fin de semana. Más de tres meses después, el túnel sigue cerrado y, desde este miércoles, afecta también a la estación de Sol. El mayúsculo cabreo de los usuarios se percibe de un rápido vistazo en las redes sociales, mientras los comerciantes del centro creen que el cierre perjudica a sus negocios. Unas 240.000 personas al día viajan en esa línea, que además sirve para hacer trasbordo con las principales líneas que pasan por el centro. [Las obras de Canalejas cambian la fisonomía de la Puerta del Sol]

“La gestión de este corte de metro está siendo un desastre absoluto. ¿Por qué no se ha planificado con tiempo? Todos los madrileños estamos sufriendo por las obras de unos pisos de lujo”, explica el diputado regional Alberto Oliver, portavoz de Podemos en materia de transporte. “Desde que se conoció el cierre de la línea, tardaron 20 días en poner en marcha un servicio alternativo de autobuses. Tenían que haberlo estudiado previamente”, añade Oliver, quien también destaca “el deterioro en el servicio del metro, porque no hay trenes ni personal, y eso va a tardar muchos años en poder arreglarse”.

Coincide con el análisis Adrián Fernández, portavoz de Movilidad de Greenpeace: “La afección al transporte público ha sido muy grande, primero porque es una línea central y luego porque se suma al cierre desde hace muchos meses de la estación de Gran Vía. Llama la atención que lo realice una administración [la Comunidad de Madrid] que nos recuerda constantemente los dramáticos efecto de Madrid Central. ¿Qué efecto tiene cortar una línea de metro tan importante?”.

En opinión de Fernández , “el hecho de que la línea 2 se corte ahora desde Ópera supone amputar conexiones vitales para el acceso a la red e impide la posibilidad de trasbordar de una línea a otra en gran parte del centro. Afecta mucho más que a esas cinco paradas, afecta a toda la red de metro”. Además, “nadie da explicaciones de quién va a correr con los gastos que supone el perjuicio para toda la ciudadanía”.

Cuando se puso en marcha el proyecto, Metro anunció que aprovecharía las obras del Centro Canalejas para renovar por completo la estación de Sevilla (que está junto al complejo), en unos trabajos que pagaría la constructora. La cifra que se dio a conocer fue de 8,6 millones de euros, y a cambio el inmueble de lujo obtendría una salida subterránea directa al suburbano, al igual que tiene por ejemplo El Corte Inglés de la Puerta del Sol. Estos trabajos no afectarían al corte de la línea, sino tan solo a esa estación.

Los problemas llegaron cuando las obras del aparcamiento privado bajo el complejo afectaron al túnel de la línea 2, desviando “unos milímetros” la pared del túnel, tal y como reconoce un portavoz de Metro de Madrid. “Es una gran obra de ingeniería que lleva su tiempo y su complicación”, añade. Por eso, se optó por cortar la línea por seguridad, aunque en principio se dijo que sería durante tan solo unos días.

Aunque ni Metro ni Centro Canalejas explican exactamente a qué se debió ese incidente, lo cierto es que pronto se comprobó que no se podría reabrir la línea. Metro exigió a la constructora OHL (propietaria al 50% de Centro Canalejas) que reparara el túnel, en unas obras que también paga la empresa (3,5 millones de euros). Según explican, es necesario cortar el servicio en Sol para terminar el reforzamiento del túnel, en unos trabajo que se extenderán previsiblemente hasta el 14 de mayo. El servicio alternativo de autobuses de la EMT ha costado más de medio millón de euros hasta mediados de abril, por lo que su coste final será superior. La reapertura total de la línea (salvo la estación de Sevilla) se prevé para finales del mismo mes.

Después, aseguran, también le exigirán responsabilidades a Centro Canalejas. “Se les pedirá una cantidad de dinero aún por determinar por los perjuicios causados, que hay que sumar al coste de la obra que ya asumían ellos”, explica un portavoz de Metro de Madrid. Para ello necesitan hacer antes una estimación total de los perjuicios causados, es decir, el número de viajeros afectados, los días que ha estado cerrado, etcétera.

Mientras, los comerciantes se quejan de que los cortes de metro están afectando a sus ventas. “Que estos acontecimientos se solapen con Madrid Central no es positivo para el comercio. Nos sorprende la inacción de las autoridades con la línea 2 que es por una obra privada, y hoy lo amplían a una estación más. Nos preocupa mucho”, explica Pascual Medel, vocal de la Asociación de Comerciantes del Barrio de Las Letras y portavoz de la Plataforma de Afectados por Madrid Central. “La estación de Sol es fundamental en la vertebración del centro, esto no hace más que agravar el problema en cuanto a las deficiencias de transporte público, y tampoco ha habido una mejora en las frecuencias del metro. Y además la reforma de la estación de Gran vía se está alargando en el tiempo”, se queja. La apertura de esta última estación, prevista para abril, se alargará al menos hasta fin de año.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información