Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boicot independentista al puesto del Ejército en la feria Expojove de Girona

El juez desestima la sanción que la Fira de Girona ha impuesto a los militares por exhibición de elementos bélicos

Grupo de jóvenes protestando delante del puesto del Ejército.
Grupo de jóvenes protestando delante del puesto del Ejército.

Decenas de jóvenes han boicoteado este miércoles durante más de una hora la presencia del Ejército en el salón Expojove en la Fira de Girona, dedicado a estudiantes que desean conocer la oferta formativa y laboral que se les ofrece. Los jóvenes han quemado fotos de las fuerzas armadas y del Rey, vertido pintura amarilla y coreado cánticos antimilitares. La presencia de las Fuerzas Armadas en el salón se encuentra ahora en litigio, ya que la Fira de Girona, acogiéndose a su código ético contrario a la exhibición de elementos bélicos, les ha sancionado con su exclusión durante tres años. Asimismo, la sentencia judicial —que ha sido recurrida por la Fira— ha dado la razón a los militares y ha decretado que están autorizados a vestir su uniforme. 

El salón Expojove ha abierto a las nueve de la mañana. A esa hora, cuatro militares con uniforme y sin armas ya atendían a los jóvenes que se acercaban al puesto. Sobre las diez y media, un grupo de jóvenes convocados por el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans se han presentado en su caseta con una pancarta y megáfonos, lo que ha hecho que los militares lo abandonaran. Han coreado cánticos contra las fuerzas armadas a las que ven como "fuerzas de ocupación", han quemado fotografías del Rey uniformado, vertido pintura amarilla alrededor del puesto y leído un manifiesto. 

Poco antes de mediodía, ha habido una segunda protesta organizada por la Coordinadora de ONG Solidaria, en la que han montado una mesa con varios muñecosde Playmobil vestidos de soldados romanos, egipcios o medievales. El objetivo ha sido ironizar sobre la parte de la sentencia que argumenta que el Ejército puede acudir uniformado al salón porque también en otras ferias aparecen armas y soldados armados, como en la Feria de Playmobil o Girocómic. Los Mossos d'Esquadra han vigilado a los jóvenes durante las protestas. 

Por su parte, la directora de la Fira, Coralí Cunyat, ha sostenido que en esta edición no han tenido más remedio que cumplir la sentencia, pero que no dejarán de impulsar "los valores de la cultura de la paz". Ha avanzado que trasladará la información de estos incidentes "a los órganos competentes" y ha lamentado que esta polémica ensombrezca una cita por la que pasan unos 8.000 jóvenes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >