Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La ludopatía entre los jóvenes empieza a ser un problema”

El agente tutor de la Policía Local de Coslada imparte cursos a los 8.000 alumnos del municipio

El policía local Tomás Calamardo, en una charla en el instituto Antonio Gaudí de Coslada.
El policía local Tomás Calamardo, en una charla en el instituto Antonio Gaudí de Coslada.

Tomás Calamardo Villamayor (50 años) es policía local de Coslada desde hace 27 años. Desde su creación en 2005 es uno de los tres agentes integrantes de la unidad de los agentes tutores, que se encarga de atender a menores y de dar charlas por colegios e institutos del municipio. Sus clientes son chavales de seis a 16 años (unos 8.000 alumnos). Este dispositivo policial fue pionero en la región al crear talleres para que los adolescentes no cayeran en la ludopatía, sobre todo, al ver cómo se incrementaban de manera exponencial las casas de apuestas y los anuncios para jugar en internet. Junto con su compañero Javier Plaza y el director del instituto Antonio Gaudí, Francisco J. Pastor, acaban de publicar Menores en el laberinto. Casos y cosas del policía tutor y la educación (Ediciones Albores).

¿Cómo surgió el hablar de juego en las aulas?

Nuestro trabajo consiste en ver lo que va surgiendo. Una señora se acercó a dependencias y dijo que quería hablar con nosotros. Su hijo de 17 años se había gastado en locales de apuestas 7.000 euros en efectivo que le había quitado a ella procedentes de una herencia. Se lo había gastado en la ruleta. Empezamos a ver que había un problema y empezamos a investigar. Nos dimos cuenta de que en cada barrio había dos o tres locales de apuestas, incluso en los barrios más humildes.

¿Un factor importante será la publicidad de estos locales y de estas webs?

Cuando nos pusimos en contacto con otra gente que ya trabajaba con estos temas, pudimos comprobar que había bastante publicidad en televisión, pero a todas horas incluso en horarios de máxima audiencia y con famosos, tanto del deporte como del cine.

¿Cuál es el factor desencadenante para caer en el juego y en la ludopatía?

Lo peor que le puede pasar a un chaval es que le toque. Se ha prohibido que se haga publicidad de alcohol y de tabaco en televisión y, sin embargo, las apuestas deportivas se están fomentando a cada momento. No se para de anunciar y ya se apuesta por todo. Desde quien meterá el primer gol a que pasará en el último minuto.

En su opinión, ¿se debería prohibir esa publicidad?

Desde luego. Sería una fórmula de evitar que los chavales unieran las apuestas con los famosos. La ludopatía entre los jóvenes empieza a ser ya un problema.

¿Cómo influyen los famosos?

Nosotros en nuestros talleres damos charlas de cuatro horas y podemos llegar a unos 120 chavales. Si aparece un futbolista famoso, como Cristiano Ronaldo, en esos anuncios en 20 segundos, el impacto es enorme. Salen anunciando personas de máximo poder de convicción. Y lo hacen también en horarios de máxima audiencia para adultos.

Tras el caso de hace tres años, ¿han tenido más jóvenes?

Hemos tenido más consultas de padres que han creído que sus hijos faltaban al colegio por absentismo escolar y realmente se habían ido a apostar. También hemos conocido en otro municipio que a un chaval le habían agredido y resultó ser que era por deudas de juego. Es un problema que está aquí y que se soluciona trabajando en equipo.

¿Los chavales le cuentan dónde apuestan?

Lo pueden hacer en la red o en los propios locales. Muchas veces ocurre como en el botellón. Le dan el dinero a un adulto y este es el que entra en el salón de juegos y apuesta por ellos. Se le pone la wifi muy fuerte para que estén cerca de los locales o se les invita a aperitivos o unos refrescos. Lo importante es captarlos.

¿Cómo cae un chaval en la ludopatía?

El problema es que le toque el premio. En el chaval que perdió los 7.000 euros el problema es que luego empezó a perder y que fue cogiendo más dinero a su madre para intentar recuperar el dinero. Eso no ocurre nunca y cada vez pierdes más. Es como con las drogas, piensan que siempre controlan.

¿Es preocupante la ludopatía entre los jóvenes?

A mí me genera cierta preocupación, sobre todo, si no quitan los anuncios. Te invitan a que consumas y te dan bonos para hacerlo para incitarte. Luego te ponen en letras minúsculas que juegues con responsabilidad o que es solo para mayores de 18 años.

¿Ha cambiado algo en los tres últimos años?

Ahora tenemos más preguntas de los padres. Nos dicen que les falta dinero en casa y puede deberse al juego.

El agradecimiento llegó en la tienda

Tomás Calamardo fue hace unos días a descambiar una camiseta a una tienda. La dependienta le dio las gracias, lo que sorprendió al agente. El policía la ayudó hace años a salir de su ámbito familiar, donde sufría violencia. “Esos son los hechos por los que me encanta ser policía”, dice mientras se le saltan las lágrimas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información