Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal deja más de un centenar de incidencias, con desbordamiento de ríos y cortes de carretera

La alerta para mañana alcanzará en nivel rojo y se han suspendido las clases en los colegios de la montaña de Lugo y Ourense por la nieve

Temporal en Galicia
Nieve este sábado en la localidad madrileña de Manzanares el Real.

El 112 Galicia ha atendido más de un centenar incidencias relacionadas con el temporal de viento y lluvia que afecta a Galicia este jueves. Así, según informa el 112, la central de emergencias recibió un total de 108 llamadas entre las 8 y las 18 horas de este jueves por causas relacionadas con la meteorología adversa.

Por provincias, Pontevedra ha sido la más afectada con 56 incidencias registradas, seguida por A Coruña con 23, Lugo con 20 y, por último, Ourense con 9 incidencias contabilizadas. La mayoría de llamadas han estado relacionadas con la caída de árboles y ramas en las vías de circulación, así como por la aparición de bolsas de agua. El 112 también ha atendido un total de 22 avisos de conductores que alertaban de la presencia de obstáculos de piedra en las carreteras. Vigo fue el ayuntamiento de Galicia que registró más incidencias, con 16. En Pontevedra se contabilizaron un total de siete, mientras que en Narón y A Coruña se produjeron cuatro y tres, respectivamente.

Precisamente en Narón, el desbordamiento del río Xubia provocó el corte total de la circulación en la carretera que une Doso y Pedroso. La vía permaneció cortada desde las 10,30 horas y fue necesaria la intervención de la Policía Local, la Guardia Civil y los bomberos de la localidad.

Un episodio similar al anterior se vivió en el Ayuntamiento de Ponteareas (Pontevedra), donde, en torno a las 10,45 horas, el desbordamiento de un río provocó una inundación en la carretera que va de Guráns a Salceda.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior ha alertado por la llegada de un nuevo temporal que provocará vientos fuertes tanto en tierra y en mar de más de 100 kilómetros por hora, olas de hasta 9 metros, en la Península y Baleares y por nevadas en el tercio norte, por lo que recomienda adoptar medidas de prevención.

Así, señala que el fuerte oleaje afectará a la mayor parte de las zonas costeras y que será especialmente duro en el litoral de Galicia donde se pueden alcanzar este viernes olas de hasta 9 metros de altura. Además, se esperan fuertes vientos en tierra en la Península, Baleares, Ceuta y Melilla con rachas de viento que podrán llegar a 100 kilómetros por hora en A Coruña.

Del mismo modo, las nevadas también serán intensas y podrán acumularse entre 20 y 30 centímetros de nieve a partir de 700 metros en León, Zamora, Lugo, Ourense y Asturias.

Ante los vientos costeros, Protección Civil recomienda a quien se encuentre en zonas marítimas alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes.

También aconseja no estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje porque en estas situaciones el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrar a los bienes y las personas en las proximidades del mar e insta a no poner en riesgo la vida ante las imágenes espectaculares del fuerte oleaje.

Por otro lado, recomienda que ante el riesgo por fuertes vientos se aseguren las puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse.

Además recuerda que es conveniente no subir a andamios sin las medidas adecuadas de protección y a los conductores les aconseja extremar las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido. Igualmente insiste en que se debe prestar atención a la posible presencia de obstáculos en la carretera.

Ante la previsión de nevadas recomienda viajar por carretera si es imprescindible y, en ese caso, ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo. Del mismo modo recuerda la conveniencia de informarse de la situación meteorológica y del estado de las carreteras, e insiste en que se deben extremar las precauciones, revisar el vehículo y atender las recomendaciones de Tráfico.

Igualmente, aconseja revisar los neumáticos, anticongelante y frenos y tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina y de llevar neumáticos de invierno o cadenas, y recomienda llevar ropa de abrigo, un teléfono móvil con batería de recambio o cargador.

En caso de quedar atrapado en la nieve, aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovar cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.

A quienes se queden aislados y necesiten ayuda, recomienda no tratar de resolver la situación de forma unilateral sino tratar de informar de este hecho y excepto que la situación sea insostenible, esperar asistencia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >