Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Tres Chimeneas albergarán cultura e investigación

Las administraciones implicadas rechazan darles un uso vinculado al ocio nocturno, por las molestias vecinales que pudiera ocasionar

Les tres xemeneies de Sant Adrià.
Les tres xemeneies de Sant Adrià.

El futuro del ámbito de las Tres Chimeneas de Sant Adrià del Besòs toma, ahora sí, forma. Tras cuatro meses de proceso participativo, las administraciones respondieron ayer a las aportaciones recibidas y explicaron las bases del planeamiento. La principal: las tres torres y la sala de turbinas albergarán actividades principalmente dedicadas a la cultura y a la investigación.

Las bases del futuro Plan Director Urbanístico (PDU) también precisan que las administraciones (Generalitat, los ayuntamientos de Sant Adrià y Badalona, y el Consorcio del Besòs) se comprometen a “captar inversores en la futura ocupación de los edificios” de la antigua central térmica y rechaza de forma expresa darles un uso vinculado al ocio nocturno, por las molestias vecinales que pudiera ocasionar.

Con todo, y pese a dejar claro que el principal uso será cultural y vinculado a la investigación, las propuestas del proceso participativo admiten que las Tres Chimeneas y la sala de turbinas tengan también uso comercial, hotelero, de oficinas y productivo. El espacio de la antigua térmica (solo en cada una de las tres torres hay espacio para 13 plantas de 800 metros) permite esa mixtura.

Respecto a las futuras edificaciones, la hoja de ruta reduce la previsión del primer borrador del Plan Director Urbanístico, que contemplaba constuir hasta 330.000 metros cuadrados, con mayoría de actividad económica (el 53%) y el resto residencial. Las alturas se rebajan y no podrán superar los 32 metros que mide la sala de turbinas.

Sobre la conectividad de la zona, y pese a las demandas de soterrar la línea de tren, las propuestas dejan claro que esta posibilidad queda fuera del futuro Plan Director. “El PDU no resolverá el traslado del tren. Podemos empujar, pero no resolverlo”, manifestó la gerente del consorcio, Carme Ribas. En cambio, se optará por aprovechar el trazado del tranvía y su futura prolongación hasta Badalona para la movilidad de peatones y bicicletas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >