Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La marihuana sale por La Jonquera oculta en maletas de autobuses

El paso fronterizo es uno de los principales canales de distribución del estupefaciente desde España a Europa

Marihuana incautada por la Guardia Civil.
Marihuana incautada por la Guardia Civil.

La marihuana está en auge: crecen las plantaciones y el tráfico. Los narcos, que ya la cultivan en proporciones industriales, saben que La Jonquera (Alt Empordà), uno de los principales pasos fronterizos entre España y Francia, es también uno de los canales más importantes de salida de este estupefaciente rumbo al resto de Europa. Por eso buscan formas cada vez más sofisticadas de eludir a la policía. Ocultan la droga, por ejemplo, en las maletas que viajan en las bodegas de autobuses de línea que unen Barcelona o Girona con destinos como Niza, Génova, París, Venecia o Milán. No hay un perfil claro para detectar a los portadores. “He visto de todo y a cualquier hora”, afirma el teniente de la Guardia Civil Dani Gómez.

Los narcotraficantes intentan sacar la marihuana por La Jonquera en todo tipo de vehículos. Según Gómez, jefe de operaciones de la comandancia de Girona, la han localizado en motos, turismos, furgonetas, camiones, en coches que iban cargados en una grúa, dentro de un ataúd en un coche fúnebre. Y también y especialmente, en autobuses. Este año se han localizado más de una quincena de maletas con marihuana y algunas con cajetillas de tabaco de contrabando. Entre el 10 y el 14 de marzo se localizaron cuatro maletas en autobuses de línea regular que iban a diferentes puntos de Europa; otras cinco entre el 13 y el 20 de octubre. También se localizaron valijas llenas de marihuana en los meses de febrero, abril y julio.

No siempre pueden detener a quien transporta la droga porque, cuando intentan identificar al dueño de la maleta, este no aparece. Sin embargo, las empresas de viajes se han esmerado en hacer cumplir la normativa que establece que todo conductor debe saber a quién pertenece cada valija. Ahora las señalan con unas etiquetas que permiten identificar al propietario. Esta colaboración ha beneficiado tanto a las empresas de viajes, que no sufren horas de retraso en las rutas mientras los agentes identifican a cada pasajero, como a la policía, que consigue apresar al traficante.

Según el teniente Gómez, entre los narcotraficantes no hay una nacionalidad que predomine: han detenido a españoles, chinos, marroquíes, gambianos, italianos, serbios, holandeses, franceses, alemanes y georgianos. “De todos los orígenes y perfil, la marihuana ha roto con todos los estereotipos”, asegura el agente, que concreta que se han detenido adolescentes de 19 años,  ancianos de 70 trajeados, minusválidos, o padres que viajaban con toda la familia.

“Los narcotraficantes se dedican a estudiar cómo trabajamos para hacerlo mejor y conseguir burlar nuestra presencia”, indica Gómez, que detalla cómo localizan droga en parachoques, en el hueco  de las puertas, en los faros, en los suelos, en el depósito, en dobles fondos o modificando los vehículos con escondrijos que son “auténticas virguerías”, señala.

También existe otro tipo de narcotraficante, el “go fast”: no oculta la droga, sino que la lleva a a la vista en el maletero. Suele ser un piloto experimentado que viaja solo en un coche de gama alta de gran potencia y, cuando se le intenta dar el alto en un control, se lo salta. “Incluso han saltado sistemas como las cadenas de pinchos. Aunque tengan las ruedas pinchadas pueden llegar a hacer centenares de kilómetros”, explica el teniente. Existe un protocolo con Francia para perseguir vehículos que se activa en estos casos.

Hasta diciembre de este año, la Unidad Fiscal de la Guardia Civil de La Jonquera ha decomisado 2.329 kilos de marihuana con un valor de venta de 3,2 millones. La cantidad quintuplica los 454 kilos del año anterior. El incremento viene dado, en parte, por el aumento del precio de esta sustancia en la última década: de 892 euros el kilo en 2010 a los actuales 1.393. En este último año también se ha duplicado la cantidad de hachís decomisada por los investigadores. Las incautaciones de marihuana, pero también de cocaína y heroína, han supuesto 124 detenciones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >