Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los viveros se tiñen de rojo por Navidad

Mercabarna-flor pronostica un aumento del 40% en las ventas de las flores de Pascua

Cultivo de plantas de navidad en un vivero de la empresa Cultius Tolrà en Vilassar de Mar.
Cultivo de plantas de navidad en un vivero de la empresa Cultius Tolrà en Vilassar de Mar.

Flor de Pascua, Nochebuena o Poinsettia son algunos de los nombres con los que se conoce la planta por excelencia de las fiestas navideñas. Sus hojas de color rojo visten estos días los mercados de flores y escaparates de las tiendas. Mercabarna-flor, que abastece a floristas de toda Cataluña, prevé que las ventas aumenten un 40% respecto al año pasado. En total, una cifra que asciende a 100.000 Poinsettias. Su producción en España suma ocho millones de unidades, convirtiéndola en una de las flores más cultivadas de la temporada de otoño-invierno.

El 90% de las Poinsettias que se comercializan en el mercado barcelonés proceden de los viveros del Maresme. El 10% restante llega de Almería. Uno de los principales productores catalanes es Santi Camacho, de Cultivos Las Resclosas. Su empresa, ubicada en Cabrils, se ha convertido en un referente de España y del sur de Europa. Sólo durante la temporada de Navidad cultiva hasta 400.000 unidades, una cifra que representa casi la tercera parte de su producción anual, que se sitúa en un millón y medio.

Santi Camacho asegura que la venta por estas fechas sigue un buen camino. “Esperamos llegar al mismo número de unidades que el año pasado: 350.000 Poinsettias”, añade. Unas previsiones que comparte Cultius Tolrà, otra productora situada en Vilassar de Mar. La empresa comercializa la gran mayoría de las flores de Pascua que cultiva en el Mercado de la Flor y la Planta Ornamental de la misma localidad. “Con la crisis, las producciones retrocedieron, pero ahora tenemos esperanzas de lograr una gran campaña de Navidad”, expone su responsable, Kike Tolrà. Su máximo de ventas se encuentra en las 150.000 unidades y esta temporada confían llegar al mismo número.

Este año las frías temperaturas del mes de octubre y la falta de luz solar han dado lugar a unas flores menos rojas y más largas, de unos 60 centímetros. Pero los productores aseguran que no será un problema y los precios se mantendrán estables, a dos euros y medio o tres la unidad. En cuanto al color, tampoco habrá sorpresas. El rojo continuará acaparando el 95% de las ventas, seguido del color rosa y las tonalidades amarillas o anaranjadas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información