Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un viaje al origen del circo moderno

Emilio Aragón dirige 'Circlassica', un homenaje a uno de los grandes espectáculos audiovisuales del mundo por su 250º aniversario

Dos icarios, durante su actuación en Circlassica, de Emilio Aragón.
Dos icarios, durante su actuación en Circlassica, de Emilio Aragón.

Hace 250 años, a Philip Astley, un antiguo oficial de caballería del Ejército de la reina de Inglaterra, se le ocurrió amenizar las pausas de cualquier tipo de actuación con acróbatas, bailarines, domadores, malabaristas y, por supuesto, payasos. Ese día nació lo que hoy se conoce como el circo moderno. Para celebrar el aniversario de uno de los mayores espectáculos del mundo, el polifacético artista Emilio Aragón ha creado Circlassica, un show que supone su vuelta a las carpas tras 40 años dedicado casi en exclusiva a la televisión y al cine. El espectáculo se podrá ver en Ifema (avenida del Partenón, 5) todos los fines de semana hasta el 27 de enero.

“Yo estaba con otros proyectos y tenía poco tiempo. Y tras tantos años sin pisar una pista de circo, tenía miedo por un montón de cosas. Pero fui a ver una función de Productores de Sonrisas —productora de espectáculos de circo fundada por los hermanos Manuel y Rafael González— y pensé: ‘Esta gente merece que se les apoye. Jóvenes que arriesgan y hacen cosas muy buenas... hay que echarles una mano”, confiesa el actor, productor y director.

Dirigido a toda la familia, Circlassica homenajea a todas las generaciones que han pasado por los circos mundiales a través de la historia de Nim, un payaso ingenuo y bonachón que sueña y suspira por conquistar el corazón de Margot, una bailarina. Ambos personajes están inspirados en los bisabuelos de Emilio Aragón: Gabriel Aragón, más conocido como El Gran Pepino, creador de la escuela de los payasos musicales, y Virginia Foureaux, acróbata ecuestre. “Gracias a ellos estoy yo aquí. Un día me di cuenta de que podía contar estos 250 años de profesionales que han hecho tanto por este espectáculo a través de la historia de mis antepasados”. Entre acrobacias espectaculares, malabares imposibles, bailes y payasadas, los espectadores podrán vivir de primera mano la historia de amor de los creadores de la dinastía Aragón, una de las sagas de artistas más exitosa de la historia.

Un viaje al origen del circo moderno

“Tener a Emilio con nosotros es una responsabilidad tremenda. Después de haberle perseguido durante un año y medio para que trabajara con nosotros, ahora no podemos fallarle. Tiene que salir todo perfecto”, asegura Manuel González, socio fundador de Productores de Sonrisas y uno de los principales valedores de su vuelta a los circos. “Su regreso es una noticia buenísima para el circo, pero por lo que he visto en los ensayos creo que también para él”. Una sensación que confirma el propio Aragón: “El hecho de reencontrarme con tantas emociones, con tantos recuerdos, ha sido increíble. Y he aprendido muchísimo sobre el circo trabajando con un equipo tan bueno. Estoy feliz. Ha sido una decisión acertadísima. Es una experiencia que me gustaría repetir”, asegura.

Hasta 49 artistas de distintas nacionalidades acompañan a Aragón en su nuevo proyecto: “En ningún momento se ha quejado nadie. Siempre pedían ensayarlo todo una vez más. Por ejemplo, a los icarios, que hacen un número extenuante, les tenía que frenar. Siempre me decían: ‘Dame cinco minutos y probamos otra vez’. Me siento un privilegiado de trabajar con gente así, tan dispuesta, tan enamorada de su profesión”, afirma.

Hasta el momento, Circlassica ya ha vendido más de 100.000 entradas. “Esto demuestra que a pesar del paso de los años y de las dificultades, el circo sigue muy vivo”, sostiene su director. El alto nivel de ventas (se pueden comprar en la web circlassica.es por precios que van desde los 18 a los 81 euros) ha propiciado que sus productores amplíen las fechas en que las carpas estarán instaladas en Ifema.

Un viaje al origen del circo moderno

Miedo y emoción

“Te produce una mezcla de miedo y emoción. Cuando escuché la cifra, la mochila empezó a pesar más, pero eso es lo que nos gusta. El día que esto no ocurra, me retiraré y me iré a mi casa”, concluye Aragón antes de despedirse tocando madera: “Siempre hay que hacerlo, por si acaso”.

Los creadores del diseño de vestuario de Circlassica se han inspirado en los trajes de circo clásico, buscando los más icónicos de cada disciplina. El atrezo y los complementos decorativos han sido elaborados con elementos buscados entre anticuarios. Además, la escenografía de Circlassica ha sido inspirada en las antiguas carpas de circo, predominando entre sus colores el rojo y el blanco.

“Este es un ambicioso proyecto dispuesto a posicionar las artes circenses al mismo nivel que la danza o el teatro, tal como ya ocurre en la mayoría de países europeos”, sostiene el productor ejecutivo del proyecto, Manuel González.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información