Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TMB detecta amianto en 93 de 203 vagones de metro

El análisis de la pintura muestra que el elemento encontrado no supone un peligro para las personas

Un vagon de metro en Barcelona.
Un vagon de metro en Barcelona.

Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) ha finalizado la extracción de muestras de pintura bituminosa de los trenes más antiguos de la flota (las series 3000 y 4000) y ha obtenido resultados de 203 coches de los 210 que integran ambas series. 93 de los coches estudiados contienen un derivado del amianto, que no representa peligro para las personas.

Así, solo faltan los resultados de siete coches de estas dos series, mientras que ha terminado el análisis de la pintura antiruido de los trenes de la serie 2000 con resultados negativos. Los fabricantes de las series 2100 y 500 confirmaron que la pintura que usaron no contiene amianto, ha destacado TMB este jueves en un comunicado.

Sí han hallado piezas con algún contenido de amianto en cajas de convertidores eléctricos auxiliares en la revisión a la que se están sometiendo los trenes de las series 2000, 3000 y 4000, y en una placa aislante situada en el interior de los armarios de interruptores térmicos (también presente en los trenes de la 2100).

Además, se ha identificado contenido de amianto en arandelas aislantes en los armarios de la central anunciadora de estaciones, ha detallado TMB, que ha remarcado que en todos los casos se trata de materiales que no desprenden fibras y que se están señalizando para que no se manipulen en actuaciones de mantenimiento.

La empresa de transporte ha destacado que han confirmado la ausencia de riesgo para las personas mediante nuevas mediciones ambientales en las cabinas de los trenes, que han dado resultados negativos.

TMB ejecutó la semana pasada los trabajos de encapsulamiento de las planchas de fibrocemento que revisten la cubierta de la nave de andenes de la estación de la Verneda de la L2, mediante una sustancia adhesiva como medida temporal antes de la retirada de estos elementos en 2019.

Se trata de una medida temporal de refuerzo para "garantizar la imposibilidad de desprendimiento de fibras en el caso hipotético de una manipulación o ruptura de las planchas", ha resaltado TMB, que realizará inspecciones y las actuaciones de mantenimiento preventivo necesarias hasta que se retiren todos los elementos en 2019.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >