Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Level apuesta por crecer en El Prat, ajena a la congestión del aeropuerto

La aerolínea estrenará dos vuelos directos: a Santiago de Chile y Nueva York

Vincent Hodder, director general de Level.
Vincent Hodder, director general de Level.

La aerolínea de bajo coste Level redobla su apuesta por Barcelona y ha anunciado que operará dos nuevos vuelos directos desde el aeropuerto del Prat. El 31 de marzo estrenará un vuelo directo a Santiago de Chile, una conexión en la que no va a tener competencia, y el 27 de julio pondrá en marcha su enlace con el aeropuerto John Fitzgerald Kennedy de Nueva York. Vincent Hodder, director general de Level, admite que la congestión que sufre el aeropuerto de Barcelona es “un problema” para las compañías, pero matiza que a Level le afecta menos que otras aerolíneas porque, al realizar vuelos largos, sus aviones tienen menos frecuencia de paso por El Prat.

Level es la marca low cost para vuelos transatlánticos del grupo IAG, el paraguas que engloba a British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus. Con base en Barcelona, arrancó su actividad en verano de 2017 y ya vuela directamente a San Francisco, Boston y Buenos Aires. Ha probado a operar, también, los enlaces con Punta Cana y con Los Ángeles, pero la empresa decidió retirar estas dos rutas para centrarse en opciones más rentables. En quince meses ha despachado a 420.000 pasajeros a bordo de unos 1.500 vuelos.

La configuración de las operaciones de Level dista mucho de las compañías que más actividad generan en El Prat. Sobre todo Vueling y Ryanair tienen un modelo de negocio que implica, a diario, rellenar de salidas y llegadas el tablero horario. Su punto fuerte está en las conexiones cortas y los aviones multiplican trayectos y operaciones cada jornada. Level, por contra, explota un low cost de largo alcance, por lo que sus aparatos ruedan con menos frecuencia por las pistas del aeropuerto. Level asegura que en los últimos doce meses un 83% de sus vuelos han sido puntuales.

“Nuestro modelo tiene demanda”, afirma Hodder. Una de sus primeras decisiones al frente de Level ha sido poner una pica en Santiago de Chile, un vuelo directo que tendrá competencia. Los billetes a la capital chilena valdrán 219 euros por trayecto. En un desafío a su competidora directa, Norwegian, que conecta Barcelona con Nueva York a través del aeropuerto Newark, Level busca dar un mordisco al ingente tráfico que genera aquella ciudad norteamericana. {Entradilla}

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >