Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un camello que participaba en el Mercado Cervantino de Alcalá

Los organizadores explican que la muerte del animal “no tiene nada que ver con la actividad” de la fiesta

El camello tumbado en el Mercado Cervantino de Alcalá horas antes de morir.rn
El camello tumbado en el Mercado Cervantino de Alcalá horas antes de morir.

Un cólico abdominal acabó este martes con la vida de un camello que participaba en el XX Mercado Cervantino de Alcalá de Henares. La fiesta, que se celebra del 9 al 14 de octubre y está declarada de Interés Turístico Regional, homenajea al escritor Miguel de Cervantes, que fue bautizado en la localidad en un lejano octubre de hace cinco siglos. La empresa promotora, Musical Sport, explica que la muerte del animal “no tiene nada que ver con la actividad del mercado”. Las organizaciones animalistas denuncian las condiciones en las que se encuentran los animales y piden una ley que prohíba su exhibición en este tipo de espectáculos.

Durante seis días, desde hace dos décadas, Alcalá viaja al Siglo de Oro con representaciones teatrales, música, danza, pasacalles, justas de caballeros y talleres de artesanía en pleno casco antiguo de la ciudad. La calle Mayor, la plaza de Cervantes y la de Huerta del Obispo se convierten en un hervidero de personas que compran en los puestos, admiran personajes ataviados con trajes de época y se detienen para observar los animales que completan el festejo: ocas, burros, aves rapaces y camellos, diez procedentes de la Finca Centauro Único, de Valladolid.

Uno de ellos sufrió un fuerte dolor abdominal a las 13.00 de este martes, horas después de la apertura del mercado. “El camello transportaba niños. Cayó al suelo y desde el principio nos dimos cuenta de que estaba agonizando”, relata Iván Ruiz, uno de los presentes. Laura Guerrero, que también presenció la escena, afirma que escuchó que los animales estaban deshidratados, un extremo que descarta Musical Sport en un comunicado. “Se han respetado todas las condiciones que demanda la legislación y nada más conocerse los hechos se activó el protocolo. Ningún animal trabaja en turnos superiores a las dos horas de duración. Descansan a la sombra, comen y disponen de agua y de un equipo médico en todo momento”.

Denuncias de animalistas

Manuel Iglesias, director de Musical Sport, reconoce que el animal “se sintió indispuesto cuando llevaba media hora trabajando”. Los veterinarios le diagnosticaron un cólico. “Se le administró medicación analgésica y fluidoterapia intravenosa. Se cercó la zona para facilitar el trabajo de los profesionales y tranquilizar al camello. Como no mejoraba, se llamó a una ambulancia mecanizada y se trasladó a la facultad de veterinaria de la Universidad Complutense, donde falleció”, insiste Iglesias. Elena Pirris, de la Plataforma para la Protección Animal de Alcalá, se queja de que el camello se trasladó en un camión, y no en un vehículo especial.

Peris subraya que los hechos “no cuadran con lo que explica la empresa. Si fuese un cólico, cualquier veterinario hubiese levantado al camello, que permaneció postrado durante cuatro horas”. Además, sostiene que Musical Sport se ha negado a practicar la necropsia al animal, un extremo que la empresa organizadora no ha confirmado. “Llevamos años denunciando el uso de animales en el Mercado Cervantino porque nunca están en las mejores condiciones. Lo que ha sucedido se veía venir”. Laura Duarte, portavoz de Pacma Madrid, afirma que la ansiedad y el estrés ocasionados en los bullicios afectan a los animales, por lo que ha solicitado una ley que prohíba su exhibición en este tipo de espectáculos. El Ayuntamiento de Alcalá ha declinado hacer declaraciones y ha remitido al comunicado de la concesionaria.

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >