Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Delacroix y Venecia abstractos

Jorge R. Pombo expone en Can Framis sus impactantes obras, ‘variaciones’ de clásicos de la pintura y vistas aéreas de ciudades

Variaciones de La Lbiertad guiando al pueblo de Jorge R. Pombo.
Variaciones de La Lbiertad guiando al pueblo de Jorge R. Pombo.

Velázquez es uno de los grandes maestros de la pintura de todos los tiempos. Sus obras han impactado a reyes, personas de toda clase y condición y artistas de todas las épocas. Como a Pablo Picasso que llevó a realizar una serie completa de 56 obras a partir de su reinterpretación de Las Meninas, uno de los cuadros icónicos del sevillano del Siglo de Oro. En 2004 Jorge R. Pombo (Barcelona, 1973) también se sintió inspirado por Velázquez y por su Cristo Crucificado(1631) del Prado para dar comienzo a una serie de telas en las que de forma paulatina, convierte la imagen en un conjunto de manchas de colores hasta realizar una nueva composición abstracta.

La obra original de Delacroix.
La obra original de Delacroix.

Tras la obra de Velázquez, Pombo, un pintor obstinado en investigar el proceso creador de los grandes maestros y aprovechar así sus fórmulas para conseguir un lenguaje propio, creó otras series a partir de pinturas como El prendimiento de Cristo (1602), de Caravaggio, La Pietà del Mendicanti (1614), de Guido Reni, La Libertad guiando al pueblo (1830) de Eugène Delacroix y El milagro de San Marcos (1548), de Tintoretto. Todas ellas pueden verse en la exposición Jorge R. Pombo, Viaje a la esencia de la pintura, que se ha inaugurado en la sede de Can Framis de la Fundación Vila Casas (hasta el 20 de enero); unas obras que no dejan indiferente a nadie, ni por sus dimensiones ni por lo intenso de sus colores.

Recibe al visitante la enorme Variación de ‘La libertad guiando al pueblo’, de 260 por 350 centímetros; una obra que gana con la distancia en la que deja adivinar el modelo original. En todos los casos Pombo copia el formato y la paleta de colores del original, que acaba, con ayuda de un disolvente, metamorfoseando como si creara action painting.

Las nuevas obras abstractas no son las únicas de la exposición comisariada por la especialista Marie-Claire Uberquoi. También son abstractas las vistas aéreas, cenitales, de ciudades como Nueva York, Venecia, México y Estambul. De lejos parecen fotografías, pero de cerca muestran la técnica refinada del autor, que domina la pintura al óleo con gran precisión.

'Variación de la Pietat dei Mendicanti', de Guido Reni, de 2016, obra de Pombo.
'Variación de la Pietat dei Mendicanti', de Guido Reni, de 2016, obra de Pombo.

Ambigüedad

“Pombo desarrolla un trabajo muy sutil, creando sugerentes efectos de transparencias o recurriendo a la superposición de imágenes de diferentes procedencias”, comenta Uberquoi. Como en la serie de ciudades en las que, esta vez de cerca, se adivinan dos universos, dos mundos y dos urbanismos diferentes como New York / Vaticano (2012), Florencia / Jarkhot (2009), Bombay / New York (2007) y Doha / París (2011). En otras, son las épocas las que se superponen como en las dos exquisitas pinturas tituladas Siena / Nueva York (1324-2104) en las que las figuras de personas del trecento italiano afloran en una ciudad moderna. “Plantea una reflexión sobre la percepción de la realidad visible al poner de manifiesto la ambigüedad de su representación”, prosigue la comisaria.

Es evidente en Icebergs, otra de sus series, presente también en esta exposición, que más que una retrospectiva es una “síntesis” de sus trabajos, según Uberquoi, que también destaca que “le obsesiona y se convierten en un icono y una seña de identidad”. En París /Iceberg (2005), la silueta velada de esta montaña a la deriva de hielo deja ver por transparencia las fachadas de los edificios de la capital parisina, creando un impacto visual insólito.

Sin rastro humano

Obra de Sánchez-Montañés.
Obra de Sánchez-Montañés.

La segunda exposición que puede verse en la sede de Can Framis de la Fundación Vila Casas es la de Álvaro Sánchez-Montañés (Madrid, 1973), un fotógrafo, que tras ganar el Premi de Fotografía 2017 que concede esta entidad, expone su trabajo.

La exposición, titulada No como el caos, habla de la acción humana, o más bien del género humano y su afán de conquistar la naturaleza y de como ésta acaba imponiendo su ley y apropiándose (de nuevo) de los espacios. Sus imágenes hablan del paso del hombre, pero en todas ellas está ausente. En algunas solo son sombras.  

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >