Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uber y Cabify gratis en Madrid solo para clientes afortunados y pacientes

Los usuarios que querían aprovechar la extraordinaria promoción este miércoles se encontraron durante todo el día con mensajes que les informaban de retrasos o falta de disponibilidad

Un vehículo VTC en la estación de Atocha, en Madrid.

Pedir un Uber o Cabify en Madrid ha resultado una odisea en la extraordinaria "jornada gratis"  del miércoles, presentada por las compañías de transporte urbano como una "protesta en positivo". Las empresas buscaban congraciarse con los usuarios antes de sufrir un golpe este viernes por medio de un nuevo real decreto ley que anticipan será contrario a sus intereses.

Sin conductores disponibles, a mediodía.
Sin conductores disponibles, a mediodía.

Pero muchos clientes decían haberse llevado un chasco. "Iba a aprovechar que hoy es gratis pero me rendí y acabé tomando el metro para ir al trabajo, como a diario", decía Carmen García, dependienta en una pastelería de Avenida de América.

Los usuarios de ambas aplicaciones de transporte urbano se han encontrado durante todo el día con mensajes que les informaban de que no había vehículos disponibles o que la espera sería prolongada.

Sin embargo, la jornada fue calificada de "éxito" por las aplicaciones y sus aliados, las empresas que gestionan las licencias de vehículos con conductor (VTC). Con satisfacción, fuentes de Uber y Cabify informaron por separado que sus aplicaciones habían sido descargadas respectivamente diez y trece veces más que en un día normal.

Manifestación en la Castellana

Conductores de vehículos de alquiler con conductor (VTC) planean marchar este jueves y viernes por el Paseo de la Castellana en una protesta que culminará ante la sede del Ministerio de Fomento. Las tornas han cambiado. Hace dos meses, la Castellana era el escenario elegido por miles de taxistas para protestar por "la competencia desleal" de las VTC.

Ahora, el sector de las VTC se siente agraviado. Anticipan que el nuevo real decreto ley que el Gobierno central aprobará el viernes permitirá que las comunidades autónomas y ciudades regulen de modo restrictivo el transporte urbano.

Las manifestaciones, a las que está previsto que acudan conductores a pie como y bordo de vehículos, tendrán lugar entre las 11.00 y las 14.00 horas del jueves y viernes. Partirán desde la Plaza de Emilio Castelar y concluirán en la zona de Nuevos Ministerios, ante la sede del Departamento que dirige José Luis Ábalos.

Los convocantes son la asociación AVTC, que agrupa a pequeñas empresas y autónomos del sector de vehículos de alquiler con conductor (VTC), el Sindicato Libre de Transporte y la Unión General de Trabajadores (UGT).

La iniciativa de ofrecer viajes con un descuento de 30 euros (en el caso de Cabify) o gratis (en el caso de Uber) ha sido tachada de operación de márketing por el gremio del taxi. El Ayuntamiento de Madrid y algunas asociaciones de taxistas han cuestionado su legalidad y han solicitado una investigación a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Había miedo entre los conductores de Uber y Cabify a que se produjeran altercados como los del pasado verano, durante la huelga de taxistas, pero según la Policía Nacional avanzada la tarde no tenían constancia de incidentes. Los conductores de Uber y Cabify compartieron vídeos y fotos de supuestas agresiones en Villaverde y la T-2 del aeropuerto que no han podido ser verificadas.  

“Me han tirado un gapo en la ventanilla, pero por lo demás no he visto mayores incidentes”, decía Pedro, un conductor de Uber que agregaba que la tensión había sido la usual en las calles de Madrid, donde hay una difícil convivencia entre taxistas y conductores de VTC. Pedro no quería dar su apellido por cuestiones de seguridad.

Un pasajero de Uber, Toni Martínez, decía que había esperado 15 minutos a ser recogido pero no estaba insatisfecho. "Me extrañó que tardara tanto porque no tenía ni idea de que hoy era gratis, pero no me importa. Merece la pena porque dan un mejor servicio", decía en la estación de Atocha antes de marchar a Barcelona.

Legalidad cuestionada

El Ayuntamiento de Madrid ha consultado a la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) sobre si el acuerdo pudiera incurrir en competencia desleal. La cuestión es compleja. La Ley de Defensa de la Competencia limita los pactos entre empresas, pero permite promociones temporales. Fuentes de la CNMC informan de que el caso será estudiado. Si se incoa un expediente el proceso podría demorar hasta 18 meses.

La delegada madrileña de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha explicado que la intención del Consistorio es saber si esta medida implica "una ruptura del mercado". "Creemos que la prestación gratuita del servicio no se ajusta a la competencia", ha señalado. "Lo que queremos dejar claro es que la competencia entre un servicio muy regulado y otro que no, afecta a la supervivencia y a la competencia" del sector del taxi, ha agregado.

Preguntada sobre si el Ayuntamiento también pidió información a la CNMV cuando una asociación de taxis promovió el 26 de abril una acción similar, Sabanés ha rechazado la comparación: "Los taxis, pidiendo los permisos oportunos, hicieron una manifestación y una acción reivindicativa".

Entonces, la asociación mayoritaria Federación Española del Taxi animó a los taxistas a "dar carreras gratis", anunciándolas con carteles donde pudiera leerse "servicio especial". Al igual que ayer, también fue muy difícil para los clientes beneficiarse de la medida.

Este miércoles, los clientes pacientes aceptaron los retrasos con resignación, según José Alberto, un conductor de Uber. “Ya sabes que la gente no rechista cuando algo es gratis”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información