Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rulos, literatura y ‘performances’

En La pelubrería, espacio "multibarrio" de Paco Martín, la gente se corta el pelo, se compra libros o disfruta del arte

Perfomance 'La melena de los locos' en La Pelubrería de Paco Martin.
Perfomance 'La melena de los locos' en La Pelubrería de Paco Martin.

“Pelubrería”, reza un letrero en el número 8 de la calle Belén, en Malasaña. Y no es una errata: se trata del negocio de Paco Martín (Málaga, 1962) que alberga lo que su nombre indica: una peluquería y una librería. También funciona como espacio cultural y galería de arte.

Espacio Paco Martín —así es como se llama oficialmente el establecimiento— nació hace 26 años como un simple salón de belleza. “En las peluquerías se produce un fenómeno social muy bonito de intercambio personal, de palabra y de cercanía”, dice este regente que se ha consolidado como peluquero y reinventado como librero y agente cultural. “Hoy en día los negocios son muy volátiles”, dice, “pero esta peluquería ha conseguido sobrevivir con clientes de toda la vida y con otros nuevos que nos acaban de descubrir”.

Martín cree que para estar guapo no solo hay que cuidar la imagen. “Las peluquerías suelen tener esa parte frívola y superficial relacionada con la apariencia, pero, para sentirnos bien con nosotros mismos, hay que alimentarse de otras cosas”. Por eso, hace diez años decidió montar una pequeña biblioteca dentro de su peluquería. “Propuse un intercambio de libros, así la gente que viniera a cortarse el pelo o peinarse, podía llevarse un libro a cambio de dejar otro”, explica.

Aquella idea funcionó tan bien que, en 2016, Martín decidió crear su propia librería especializada en poesía: “Soy un enamorado del género”. Los clientes de Paco Martín pueden encontrar diferentes títulos de grandes y pequeñas editoriales como Sabina —especializada en mujeres poetas— y leerlos mientras esperan a ser atendidos. “Aquí no encontrarán revistas del corazón”, dice orgulloso el pelubrero. “Muchos de mis clientes están descubriendo la poesía gracias a estos libros. A veces vienen solo a comprar, no a cortarse el pelo”, se ríe.

Zona de libros de La Pelubrería, en Malasaña. ampliar foto
Zona de libros de La Pelubrería, en Malasaña.

Espacio "multibarrio"

Desde enero de 2018, Espacio Paco Martín programa también eventos culturales gratuitos. “El barrio se ha vuelto más mercantil. Por eso creé un espacio multibarrio para compartir experiencias y potenciar nuestra relación como vecinos”, cuenta. “Mi deseo es que se convierta, poco a poco, en un lugar de encuentro y de referencia para la zona”.

Cada mes y medio, la pelubrería organiza espectáculos: “La idea es visualizar disciplinas minoritarias (danza, performance, poesía o videoarte)”, explica el dueño del establecimiento. El pasado sábado pasado, decenas de personas se desplegaron por los 50 metros cuadrados del local para ver la performance de la artista Concha Vidal, La melena de los locos, creada específicamente para este espacio (una obra site-specific). “Me encanta el atrevimiento de los artistas que se comprometen a venir aquí con otra mirada: esto es una peluquería y hay muchos prejuicios sobre los espacios que son considerados o artísticos o no”. El poeta Ben Clark, premio Fundación Loewe 2017, presentó en esta pelubrería algunos de sus poemas premiados. Y el espacio funciona también como expositor para la venta de obras de arte. En el próximo evento que organice contará con la participación de una versolari, recitadora de poemas en euskera.

“Quiero abrir la mente a los vecinos”, incide Martín, que está en conversaciones con el Ayuntamiento para que les permita utilizar la calle durante dos horas: “Quiero que este proyecto pertenezca aún más al barrio”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram