Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Govern retrasa el retorno de las pagas extra recortadas en 2013 y 2014

Generalitat y sindicatos acuerdan el incremento salarial máximo del 1,95% a los funcionarios

El conseller de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró.
El conseller de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró.

Una de cal y otra de arena. En la Mesa de la Función Pública que se ha celebrado este martes, la Generalitat y los dos sindicatos mayoritarios, CC OO y UGT, han acordado el aumento de la retribución máximo que prevé la Ley de Presupuestos Generales del Estado. Al incremento del 1,75% obligado por ley, habrá que sumarle un aumento del 0,20% que los presupuestos prevén como fondo adicional y que tiene una aplicación opcional. Los sindicatos han conseguido el aumento completo, aunque queda por definir cómo se aplica el 0,20% opcional. Sin embargo, han salido con una sensación agridulce: el Govern ni tan siquiera había puesto en el orden del día la negociación sobre el retorno de las pagas extraordinarias recortadas en 2013 y 2014. El consejero de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró, ha reconocido que no se podrán recuperar en su totalidad hasta 2019, y ha puesto como excusa el techo de gasto estipulado por el Estado.

El acuerdo alcanzado en la Mesa, además del incremento salarial del 1,95%, también contempla otras condiciones, como el compromiso de pagar todo el sueldo cuando los funcionarios estén de baja por incapacidad temporal y desde el primer día, algo que ya sucedía en 2012. Al estar prorrogados los presupuestos de la Generalitat, las dos medidas serán aprobadas por decreto ley "lo más rápido posible", ha asegurado el consejero de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró, que espera que el aumento y la retribución completa durante las bajas sean efectivos en las próximas semanas. 

Los sindicatos mayoritarios han valorado positivamente el incremento acordado con la Generalitat, que ya estaba muy avanzado desde la última reunión de la Mesa, antes del verano. UGT ha considerado que es un acuerdo "necesario y de responsabilidad", aunque ha lamentado que sea "insuficiente" porque queda pendiente la revocación de algunos de los recortes que la Generalitat hizo con la función pública durante la crisis.

Por su parte, CC OO también ha lamentado que estas dos medidas acordadas hayan sido las únicas que se han negociado, olvidando el retorno de las pagas extraordinarias que la Administración todavía debe a sus trabajadores. El otro sindicato presente en la negociación de este martes, la IAC, se ha levantado sin firmar el acuerdo alcanzado, porque lo ha considerado insuficiente.

Puigneró, que no se ha reunido este martes con los representantes sindicales porque el encuentro coincidía con la Ejecutiva del Govern, ha explicado más tarde que el incremento salarial se desglosa en el 1,75% fijado por la Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) y un 0,20% adicional. Este también está previsto en la ley como fondos adicionales a los que las comunidades autónomas pueden recurrir. Sobre este último aumento todavía está por determinar cómo se aplicará, si sobre todos los trabajadores o sobre algunos colectivos. Los sindicatos ya han avisado de que en la próxima reunión con el Govern, en la primera quincena de octubre, defenderán que el aumento del 0,20% sea también sobre el conjunto de los trabajadores.

Los sindicatos han recordado a Puigneró que el aumento del salario y la cobertura de las bajas están previstos en la ley y es fruto de un acuerdo entre el Estado y los trabajadores, y que, también en el incremento del 0,20%, la Generalitat solo se limita a aplicar los acuerdos. Puigneró ha considerado que el haber acordado el incremento máximo es la "primera buena noticia" que reciben los funcionarios "después de unos años duros para los trabajadores de la Generalitat, tanto por la crisis  sus consecuencias como por los efectos del 155".

A la espera de las pagas extra

Los sindicatos han alertado al conseller de que se augura un "conflicto serio" si no se devuelven las pagas extraordinarias de 2013 y 2014, recortadas durante la gestión de la crisis económica. El coordinador del Área Pública de CC OO, Joan Maria Sentís, recuerda que ya existe un acuerdo en firme para devolver durante el año 2018 como mínimo el 10% de la paga de 2013. Sin embargo, el propio conseller Puigneró ha admitido que, aunque la voluntad del Govern es firme, posiblemente no se podrá devolver la extraordinaria hasta el año que viene.

La Generalitat ha asegurado que el retorno es imposible de momento por el techo de gasto marcado por el Estado. "Si Cataluña fuese un Estado, podríamos hacer nuestras propias políticas laborales con respecto a nuestros trabajadores públicas", ha dicho Puigneró. Los sindicatos afean al Govern que la abstención del PDeCAT y ERC, junto con la de Podemos, en la votación sobre el techo de gasto, no permitió ampliar el margen de déficit.

Los sindicatos han considerado una "vergüenza" el nuevo retraso de la devolución de las pagas extraordinarias, y han asegurado que en la próxima reunión de la Mesa se tratará este asunto. Además, también se hablará de otras demandas, como los recortes a los planes de pensiones y a los fondos de acción social, o la reducción de la jornada laboral de 35 horas semanales y la flexibilización de un 5% de la jornada por razones de conciliación, medidas acordadas en la mesa estatal.