Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

Más televisión

La Diada tuvo mayor seguimiento en cadenas como TVE, La Sexta y Antena 3, además de las catalanas

Unidades de TV3 en el paseo de Gràcia en la manifestación de la Diada.
Unidades de TV3 en el paseo de Gràcia en la manifestación de la Diada.

Desde las ocho de la mañana hubo más televisión pendiente de la Diada que otros años. El caso más llamativo, el de TVE que, desde luego, está cambiando. El equipo de los desayunos se desplazó a Barcelona y tenían en la tertulia invitados como Esther Vera o Sergi Pàmies. Susana Griso (Antena 3) y Ana Rosa Quintana (Tele 5) se lo miraban desde más lejos, pero dedicaron su tiempo inicial al evento que, por sus titulares, no resultaba muy plácido: “La Diada más tensa”, “Diada dividida” o “La Diada más caliente”.

Hubo muchas entrevistas repes. Al vicepresidente de Òmnium, Macel Mauri, por ejemplo. El triunfador mediático de la mañana fue Miquel Iceta, entrevistado por lo menos en tres emisoras. En La Sexta, Antonio García Farreras (Al Rojo vivo) titulaba “Diada de los presos”, pero en lo que insistía era en destacar las ausencias de varios partidos. Ana Pastor dibujó una Diada con fractura, “al menos, política”. El programa se movilizó por las declaraciones del ministro Josep Borrell a la BBC en el sentido de que preferiría que los políticos presos estuvieran en libertad condicional. Fue la segunda noticia en el TN de TV3 que abrió con: “Diada con presos y exiliados por el procés”. TVE tituló su telediario con el caso del máster de la ministra de Sanidad y definió la Diada como la de los presos y el diálogo. Por la tarde, Antena 3 y Telecinco se olvidaron del tema. No así TVE o La Sexta. En Cataluña, el seguimiento estaba en TV3 y en locales como betevé. Las imágenes de muchedumbre eran impactantes, pero la ola de sonido quedó desdibujada en televisión. La hubo? La propia TV3, para demostrar que sí, que la hubo, al menos en algunos tramos, recopiló vídeos domésticos de personas que estaban en la concentración, aunque no eran pruebas particularmente convincentes.

Tras finalizar el acto, vinieron los primeros análisis en La Sexta, TV3 y TVE-Sant Cugat. Para resumir las posiciones más claras: La Diada refuerza el independentismo; no hubo Diada para más de la mitad de los catalanes o mucha gente fue a la Diagonal más por los presos que por la independencia.

El programa institucional de la vigilia, al margen del lógico recordatorio de los presos, estaba lleno de simbología y en TV3 la realzaban. Por ejemplo, la Flama del Canigó aludía, explicaba una locutora, “al período de oscuridad del que se quiere salir, la luz avanza saliendo del Parlament”. Llegó el mensaje de Quim Torra sobre el que Jaume Barberà, en una tertulia de 8TV, se quejó porque ya sería hora de que se explicara cómo se quiere hacer la república. El mensaje fue breve. En Més 3/24, a modo de compensación, hubo una entrevista posterior a Carles Puigdemont. Duró casi media hora. Sin escenario institucional, pero con más tiempo. Los tertulianos del programa se felicitaron porque Puigdemont, según ellos, había coincidido con Oriol Junqueras que, por la mañana, en TV3, había afirmado, en una entrevista escrita, que la única salida era un referéndum pactado y vinculante. No sacaron la misma conclusión en el TN de ayer al tratar la noticia de un Puigdemont intentado justificar algunos malentendidos con Junqueras por las circunstancias personales de ambos.

Una muestra de las diferentes ópticas informativas sobre un mismo evento la dio en TV3 el corresponsal de The New York Times, Raphael Minder. No sabía si el diario publicaría su crónica porque el momento, dijo, era menos interesante que hace un año. En La Sexta, Minder resumió la diferencia de esta Diada con la del año pasado en que la de ayer era una Diada sin hoja de ruta, con fracturas en el frente independentista y con unos protagonistas claros: los presos.