Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baraka denuncia a Riu por no escriturar a su nombre parte del Edificio España

La sociedad que en junio de 2017 vendió al grupo hotelero el edificio tras comprárselo a Wanda exige que se paralicen las obras

Trinitario Casanova, propietario del grupo Baraka.
Trinitario Casanova, propietario del grupo Baraka.

El grupo Baraka, sociedad del empresario Trinitario Casanova, ha anunciado la presentación de una demanda ante los juzgados de Madrid contra la cadena hotelera Riu, que en junio de 2017 le compró el Edifico España, ubicado en la Plaza de España de Madrid, para construir un hotel de cuatro estrellas y cuyas obras de reforma solicita que se paralicen. Sin embargo, Riu sostiene que "no es cierto que Baraka tenga ningún contrato de derecho a compra o a escriturar la zona comercial del Edificio España" y que Casanova no ha logrado encontrar inversores para la gestión del espacio comercial.

En junio de 2017, en cuestión de horas, la empresa perteneciente a Casanova compró el Edificio España por 272 millones de euros al grupo chino Wanda y se lo vendió a la cadena Riu, que acabó declarando un gasto total de 380 millones sumando la compra y la reforma del inmueble.

Según explica la compañía denunciante en un comunicado, la demanda se presenta ante la negativa de Riu a escriturar 15.000 metros cuadrados comerciales del inmueble comprometidos a favor de Baraka Renta SL, sociedad de Baraka, en los acuerdos de venta. La superficie que reclama Baraka es la parte reservada a espacio comercial en las dos primeras plantas y en el primer sótano del inmueble.

En la nota, Baraka añade que solicitará la paralización de las obras de reforma del edificio "tras comprobar que no se están realizando conforme al proyecto pactado y a los informes correspondientes".

No obstante, Riu asegura haber cumplido el contrato firmado con Casanova. "Lo que Baraka firmó con Riu en el momento de la compra del Edificio [España] fue un contrato de mandato, no representativo, de venta para la búsqueda de inversores de la zona comercial que no ha cumplido, pese a reiterados requerimientos por parte de Riu", señala el grupo hotelero a EL PAÍS.

"Este acuerdo simplemente daba un periodo para que Baraka buscara inversores para adquirir los 15.000 metros cuadrados de la zona comercial, a cambio de la correspondiente comisión", añade Riu. Asimismo, Riu agrega que "ante la resolución del contrato por incumplimiento, ha iniciado de forma directa un proceso de venta con un fondo inversor español". Y que "Riu se defenderá ante las instancias oportunas". 

Zona comercial

Según el proyecto inicial, la zona comercial tendrá por lo menos dos accesos desde la calle (esquinas Gran Vía y Princesa). La entrada principal será, sin embargo, del hotel, que ocupará 24 plantas del inmueble (un total de 27 plantas). El hotel albergará una sala de reuniones, restaurantes y un bar en la azotea con piscina. La piscina en la azotea se reducirá para dar más espacio al bar, y otra piscina estará en las plantas altas.

En 2017, Casanova sostuvo que negociaba con la firma francesa Galerías Lafayette la gestión del área comercial que se ubicará en las tres primeras plantas. También añadió que El Corte Inglés estaba interesado en el centro comercial con espacios destinado a varias tiendas, aunque el grupo español no lo confirmó.

Los acuerdos que, según Casanova, Riu no está cumpliendo preveían que dos estudios de arquitectos se encargarían de una remodelación que mantendrá intacta las fachadas del edificio y algunos de los elementos característicos del interior, esto es, la galería comercial y los vestíbulos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información