Un hombre fallece en Rubí como consecuencia de las fuertes lluvias

El vehículo de la víctima se vio arrastrado por la crecida de un arroyo

Los bomberos mueven el cuerpo de un hombre que fue arrastrado por la corriente.
Los bomberos mueven el cuerpo de un hombre que fue arrastrado por la corriente. CRISTÓBAL CASTRO

Las fuertes lluvias que han caído durante la tarde de este viernes en buena parte del territorio catalán han obligado a la Generalitat a mantener la alerta del plan Inuncat y a que los servicios de atención al ciudadano trabajen a pleno rendimiento. El teléfono de emergencias 112 ha recibido, hasta las seis de la tarde, 677 llamadas, y los bomberos casi 300. Este cuerpo se ha desplazado en 222 ocasiones durante la tarde para atender las emergencias, sobre todo inundaciones de bajos y de vías. Los bomberos han localizado, además, el cadáver de una persona cuyo coche ha sido arrastrado por el agua de un arroyo por las fuertes lluvias en el municipio de Rubí (Barcelona). Además, un operario ha resultado herido en Reus después de que un rayo impactara contra la grúa en la que trabajaba. El hombre ha sido trasladado al hospital de esta ciudad con un pronóstico menos grave.

La lluvia ha sido abundante. Protección Civil ha alertado a primera hora de la tarde de la posibilidad de que se den “lluvias torrenciales” en la provincia de Barcelona, en concreto en las comarcas de Maresme, Garraf, Alt Penedès, Baix Penedès, Barcelonès y Baix Llobregat. En Castellbisbal, en media hora se han registrado 40 litros por metro cuadrado. En Sabadell, más de 30 litros. En Barcelona, la precipitación acumulada a última hora de la tarde era de 59 litros por metro cuadrado.

La mayoría de las incidencias fueron inundaciones de bajos, de vías por acumulación de agua y de árboles caídos. Desde Protección Civil han pedido mucha precaución en la conducción, porque la visibilidad en la carretera ha resultado muy reducida por la intensidad de la lluvia en las comarcas del Vallès, el Barcelonès y el Baix Llobregat, y en vías como la Ronda de Dalt. Las rondas han recuperado la normalidad a pesar de que algunas salidas han tenido que cortarse temporalmente durante los momentos de lluvia más intensa. También ha habido congestiones de coches en la avenida Meridiana de Barcelona y en la carretera B-10 a la altura de Barcelona y Santa Coloma de Gramenet.

Las lluvias y los rayos han provocado además pequeños incendios en municipios como Martorell (Baix Llobregat), donde los bomberos han extinguido el fuego en veinte minutos. Los efectivos también han sofocado las llamas de un incendio en el Vendrell y dos más en Badalona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción