Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Patrimonio estudiará la canalización de agua antigua de Fuencarral

El túnel del siglo XVII afloró durante unas obras del Canal el pasado día 7

Obras paralizadas en la calle de Fuencarral por la aparición de un viaje del agua del siglo XVII.
Obras paralizadas en la calle de Fuencarral por la aparición de un viaje del agua del siglo XVII.

La Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad determinó ayer que hay que “identificar, señalizar, proteger y recubrir con tierra” una canalización de agua del siglo XVII que se encontró el pasado día 7 de agosto durante unas obras de renovación de la red del Canal de Isabel II. Así lo explicó ayer el portavoz del Gobierno regional, Pedro Rollán, según recoge la agencia Efe. Tras el hallazgo del viaje de agua, el Canal de Isabel II, empresa pública de la Comunidad, paralizó el pasado martes “preventivamente” los trabajos que estaba desarrollando en la confluencia de las calles de Fuencarral y de San Mateo, en el distrito de Centro.

La directora general de Patrimonio, Paloma Sobrini, indicó por su parte que, en cuanto se conoció el hallazgo, “un técnico de Patrimonio fue a la zona, lo vio, lo documentó, y pidió detener la obra inmediatamente”. Además, Sobrini explicó que el Canal de Isabel II ha encargado un informe arqueológico para estudiar en profundidad el hallazgo, que luego deberá remitir al área que ella dirige.

Pedro Rollán fue más allá y confirmó que la canalización de agua descubierta procedía del siglo XVII. “Si bien el resto que ha aparecido no tiene una importancia sobresaliente como para realizar una labor museística, eso no quita que mañana pueda aparecer cualquier otro”. Según el vicepresidente, no existe ninguna calle en Madrid en la que no aparezcan elementos históricos en los trabajos que ejecutan el Canal de Isabel II, Metro o compañías de servicios.

Rollán añadió que el Canal utiliza una maquinaria pequeña para “invadir menos espacio público” y desarrollar “una actuación más contenida y prudente” en vez de emplear una maquinaria voluminosa que tendría una incidencia mucho mayor. “Siempre se tiene un especial cuidado a la hora de actuar sobre zonas sensibles”, explicó. Rollán dijo que el expediente ya se ha remitido al Ayuntamiento y en los próximos días se reanudarán las obras.

Paloma Sobrini pidió al Ayuntamiento de Madrid que obligue a realizar un estudio arqueológico en las obras que se realizan en el centro, tal y como exige la ley. “En este caso, el Ayuntamiento les dio una licencia sin prescribir este estudio arqueológico”, denuncia. Una portavoz municipal respondió que “las obras de canalización no suelen ir más allá de más de 60 centímetros de profundidad”, por lo que no se suele pedir este informe. “Pero ha funcionado perfectamente la coordinación porque se ha avisado en cuanto se han encontrado los restos”, añadió esta portavoz municipal.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram