Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La escasez de maquinistas agrava los retrasos veraniegos en Metro

Cada hora punta faltan unos 25 conductores para cumplir con los horarios que marca la Consejería de Transportes, según denuncia el Sindicato de Maquinistas

Una pantalla de la estación de metro de Suanzes anuncia este martes la frecuencia de paso de los trenes.
Una pantalla de la estación de metro de Suanzes anuncia este martes la frecuencia de paso de los trenes.

La reducción estival de trenes en la red de Metro de Madrid (de un 30%) y la consiguiente ampliación de los tiempos de espera en los andenes se están viendo agravadas por la falta de maquinistas en activo. Cada hora punta faltan unos 25 conductores para cumplir con los horarios que marca la Consejería de Transportes, según denuncia el Sindicato de Maquinistas. La dirección de Metro admite esta carestía, que pretende paliar con la convocatoria de oposiciones en el primer trimestre del próximo año, y también apunta que la cifra de usuarios del suburbano se acerca al récord establecido antes de la crisis, en 2007.

Durante este mes, las quejas de los usuarios por los tiempos de espera y la saturación de los vagones en horas punta están arreciando. A las 8.05 de la mañana de ayer martes, en un convoy de la línea 10 a su paso por Tribunal, Marina Montoya se agarraba a la barra del vagón y resoplaba señalando con la cabeza el gentío. “Vamos, ni que estuviéramos en pleno mayo. ¡Nadie diría que estamos en plenas vacaciones!”.

También las redes sociales son estos días una vía de desahogo. No hay más que ver las menciones dirigidas a la cuenta de Metro en Twitter. “15 minutos esperando el metro”, denunciaba Fernando, un usuario, desde la estación de Torres Arias. “Además, los indicadores no mostraban tiempo de espera, solo ‘Andén destino Casa de Campo’, y al cabo de un rato directamente se han apagado”.

Borja Carabante, gerente de Metro Madrid, justifica el aumento de los tiempos de espera por la caída de viajeros: “En julio se redujeron un 20% y en agosto un 41%. Eso explica que tengamos menos trenes en funcionamiento”, afirma. La consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, atribuía la semana pasada esta menor frecuencia de trenes al periodo estival.

Durante el mes de mayo, la red del suburbano registró una media de 2.277.476 usuarios por día laborable. En julio, la cifra se redujo a 1.832.361, lo que supuso un 19,5% menos, y en agosto es de 1.328.910, lo que representa una caída del 41,6%. De los 327 trenes que funcionan habitualmente en enero, explica el gerente, se ha pasado a 226 en marcha, lo que supone una reducción de un tercio de la circulación.

La escasez de maquinistas agrava los retrasos veraniegos en Metro

Una de las medidas habituales para adaptarse a la caída de viajeros es aumentar los tiempos de espera. “En hora punta, la espera es normalmente de unos 3 minutos, y en estos días la hemos aumentado a entre 4 y 4,5 minutos”, continúa Carabante. “Sin embargo, en hora valle hemos aumentado aún más el tiempo de espera y ha pasado de unos 4 minutos a unos 7,5 minutos”. “La diferencia respecto al año pasado es irrelevante”, afirma el gerente. Durante la segunda quincena de julio, los intervalos entre trenes aumentaron de media en hora punta de la mañana un 16%, y en hora punta de la tarde un 21,8%. En agosto, los intervalos entre trenes han aumentado en hora punta de la mañana un 22,6% y en hora punta de la tarde un 29%. “La reducción de trenes no es tan pronunciada como la reducción del número de viajeros por el periodo estival”, concluye un portavoz del suburbano.

Antonio Ortiz, portavoz del Sindicato de Maquinistas, denuncia que la falta de conductores impide que se cumplan los horarios que marca la Consejería de Transportes, y cifra la falta de maquinistas cada hora punta en 25 personas. “Cada día deberían estar activos entre 900 y 950 maquinistas, pero estamos poniendo en funcionamiento entre 700 y 750”, afirma.

El propio Carabante, gerente de Metro, reconoce la necesidad de hacer nuevas contrataciones de maquinistas para responder a la demanda. “Hemos detectado que faltan conductores y durante el primer trimestre de 2019 sacaremos oposiciones para cubrir las plazas necesarias, que todavía tenemos que negociar con los sindicatos”, explica.

“Se está produciendo un aumento de la demanda de trenes”, continúa el gerente. “En 2007 tocamos techo, con 687 millones de usuarios. Este año hemos vamos a llegar a los 650 millones de viajeros. Creemos que en 2019 posiblemente superaremos el récord de 2007 y por tanto necesitaremos una cantidad acorde de maquinistas para responder a la demanda”.

Por su parte, Ortiz afirma que muchos maquinistas opositan a otros puestos en Metro Madrid y abandonan la cabina del conductor en cuanto tienen ocasión. “Es un trabajo muy solitario y no suficientemente reconocido”, afirma. En cambio, Carabante sostiene que el hecho de que los trabajadores se promocionen y muchos acaben como mandos directivos “es una buena noticia”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información