Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia Grifols tomará el control del Joventut de Badalona

Una empresa accionista de la multinacional farmacéutica catalana asume la ampliación de capital de 3,7 millones

Morales y Harden en una visita reciente del jugador a Badalona. Ampliar foto
Morales y Harden en una visita reciente del jugador a Badalona.

La familia Grifols se ha comprometido a cubrir la ampliación de capital del Joventut de Badalona de 3,7 millones con la que el club de la Liga Endesa espera resolver sus acuciantes problemas económicos. La inversión se efectuará a través de la firma Scranton Enterprises, una empresa holandesa que tiene el 8,6% de las acciones de la multinacional farmacéutica Grifols. Entre los directivos de esta empresa accionista hay varios directivos de Grifols, entre ellos Víctor Grífols, que era el presidente y consejero delegado del grupo farmacéutico. Impulsada por Víctor Grifols, Scranton Enterprises ya ha realizado operaciones similares para relanzar empresas como la bodega Juvé y Camps o Aigües de Vilajuiga.

La ampliación de capital, avanzada por el portal palco23.com, resolverá los problemas económicos que han lastrado al club badalonés durante los últimos años y que el pasado mes de marzo le obligó a convocar una asamblea en la que se abordó su posible disolución.

La entrada de nuevo capital, y otra serie de medidas económicas, permitirán a la Penya sanear sus cuentas y afrontar un presupuesto anual de unos cinco millones de euros. El Joventut ya ha convocado una Junta General Extraordinaria de acccionistas para el 13 de septiembre en la que se procederá a la ampliación de capital por importe de 3.685.500 euros, mediante la emisión de 61.425 nuevas acciones, de 60 euros de valor nominal cada una. 

La situación por la que atravesó el Joventut la pasada temporada llegó a ser muy delicada. Los integrantes de su plantilla de jugadores y sus trabajadores llegaron a estar más de tres meses sin cobrar. Además el equipo cayó al último puesto de la clasificación, aunque en el tramo final se recuperó y logró salvarse del descenso.

Pero después de muchos esfuerzos, el club llegó por fin a resolver los problemas que tuvo para cobrar una deuda de patrocinio del Ayuntamiento de Badalona y logró desbloquear la situación. Ya entonces el presidente del club, Juanan Morales, previno: “Si se van materializando, como parece que en las últimas horas están dando pasos, nosotros seguiremos luchando para sacar adelante a la Penya, con extrema dificultad, no quiero engañaros. Incluso con esos ingresos, la situación de la Penya es de máxima dificultad”. También entonces explicó que la entidad había mantenido contactos con tres grupos financieros que podían estar interesados en la compra de acciones. Ya entonces, Morales indicó que el Consejo de Administración imponía tres condiciones a cualquiera de los grupos que fueran a entrar en el accionariado: la sede del club debería seguir estando ubicada en Badalona, se respetarían los colores y el escudo del equipo y la apuesta por la cantera en la que cuenta con unos 500 jóvenes y representa uno de los grandes valores de la entidad verdinegra.

El Joventut, fundado en 1930, se ha mantenido siempre en la máxima categoría del baloncesto español y en sus vitrinas cuenta con una Euroliga, cuatro Ligas, ocho Copas, dos Copa Korac, una Eurocup y una Fiba EuroChallenge. Es uno de los clubes más emblemáticos de Europa.