Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Llarena, increpado al salir de un restaurante de Girona

El magistrado cenaba con un grupo de personas entre las que estaba el líder del PP en Barcelona Alberto Fernández Díaz

Salida del juez Llarena de su cena, este sábado.

El magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, que ha instruido el sumario del proces, fue increpado la madrugada de ayer al salir de un restaurante en Mont-ras (Girona) donde cenó con un grupo de 17 personas, entre las que se encontraba Alberto Fernández Díaz, concejal del PP del Ayuntamiento de Barcelona. El comité de defensa de la república (CDR) de Palafrugell colgó horas después un vídeo en la red en el que se ve el momento en que el magistrado, ya en el coche, es increpado por algunos independentistas.

Testigos presenciales relataron que el incidente se produjo sobre la 1.00 de la madrugada cuando los comensales estaban ya en el aparcamiento de la masía y se disponían a salir. Fue entonces cuando dos coches entraron en el recinto y barraron el paso al vehículo de Llarena, que iba acompañado de su mujer. Varias personas salieron de sus automóviles, dieron algún golpe en el capó y en las puertas y tomaron las imágenes. Los escoltas del juez pusieron las luces de sirena. "¡Las calles serán siempre nuestras!", se oye decir a una joven que palmea ese lema mientras un hombre afirma con ironía: “Adeú maco! Benvingut al Empordà (¡Adiós, guapo! ¡Bienvenido al Empordà!”). El juez tiene una casa en la Cerdanya (Girona) el jardín de la misma hace meses apareció con pintadas.